Paco…

Dizque se metió el tío Sam

hasta la cocina por el pan.

De chile, dulce y manteca

tuvimos esta semana

que, para variar, los grillos

nos sirvieron de botana.

Se sintió muy Greto Garbo

un desgarbado Madero

que sueña con un retiro

con triunfos electoreros.

Dice Camacho que el pacto

no sufrió mayor impacto.

Por creer en sus encuestas,

el patrón del tricolor

con el Diablo hizo el oso

al darlo por ganador.

Mas luego dio marcha atrás

y evitó el voto por voto,

diciéndose muy demócrata

e institucional devoto.

En estas tardes lluviosas

quisiera hablar de otras cosas.

Desde mi bello Vallarta

ya con esta me despido:

hay un Perderé sin AMLO,

quien se resiste al olvido

y hay un preciso viajero

cuya popularidad

se está yendo de picada,

esa es la pura verdad.

No lo inventé,

no lo inventé, fue así

y, como Neruda,

yo confieso que bebí