12 de julio, luto en las letras y la historia de los mayas

muralIgnorancia y obscurantismo de los frailes que llegaron con los españoles en la conquista, cometieron un error histórico al quemar “libros y códices mayas” calificándolos de “superstición y falsedad del demonio”. Hechos que ocurrieron un 12 de julio, como ayer, el año de 1562.

Esto que hoy consideramos como aberrante y oscurantista, privó al mundo, conocer más sobre la cultura de uno de los pueblos más  avanzados de América.

Ignorancia y oscurantismo por parte de los frailes que llegaron durante la conquista, porque a principios de ese mismo Siglo XVI, cuando los españoles expulsaron de su país a los árabes, tras siete siglos de dominio, en Andalucía, donde se encontraba la más grande biblioteca, la intención era quemar todos los libros, pero antes de esto, conservaron obras sobre medicina, filosofía, historia y ciencias.

De alguna forma se coló el libro de “Las mil y una noches” pero todo lo demás lo echaron a la hoguera.

Historial Maya

Los mayas desarrollaron técnicas sobre ingeniería y arquitectura, como se muestra en las pirámides de Chichen Itzá, los movimientos del sol y de la tierra, su construcción para observar el firmamento celeste era el más avanzado hasta el siglo XVI, tiempo en el que se consumó la conquista de México.

De todos aquellos libros de los mayas, solo quedo el “Popol Vu” que habla sobre la creación de los seres vivos y sobreviven algunos códices que se conservan en los más importantes museos de Europa, donde se conserva también el penacho de Moctezuma.

¡Qué ignorancia!

El autor de la destrucción de los libros y códices mayas fue Fray Diego de Landa. Queda demostrada la ignorancia, al ignorar todo lo que de ciencia y medicina había en los libros que sin duda hubieran ilustrado más sobre la historia y las predicciones que ahora empezamos a conocer… Y a temer, como ocurrió en diciembre pasado cuando se pronosticaba el fin del mundo… y Solo fue de una era de tiempo.

En cambio, en  Andalucía, los españoles conservaron de su enorme biblioteca, libros que resultaron muy valiosos. Los árabes, además de descubrir cómo dar significado al cero, sus médicos y científicos dieron luz a la ciencia y a la astronomía, entre otras cosas.

Fray Diego de Landa, calificó todo lo que encontró en la biblioteca maya, en el pueblo de mani, en Yucatán, como “obras de superstición y falsedad del demonio”.

Esto fue el 12 de julio de 1562, día de luto en las letras, la ciencia y la historia de los mayas y por supuesto de México.

Mural en Mérida

La historia universal condena estos hechos, a Fray Diego de Landa, se le califica como el ser más ignorante de la conquista española y no me extrañaría que en su nombre, se haya bautizado así a nuestro San Juan Diego.

En la ciudad de Mérida, el artista Fernando Castro Pacheco, hizo un mural sobre la quema de libros y códices mayas, el cual tuve la oportunidad de conocer en 1975, por cuenta de El Heraldo de México.

Recordé la fecha ayer 12 de julio y en estas mismas líneas quiero recordar a la maestra Carmen, a la que conocí en Mazatlán, quien cumpliría años mañana 14 de julio. Fue esposa de un periodista amigos, los dos ya fallecidos y de sus hijas, que son amigas de gran calidad, una de ellas es magistrado en Sinaloa.

El domingo, se festeja también la Guelaguetza en la capital de Oaxaca, un ceremonial étnico que ha sobrevivido desde su origen, muchos años antes de la conquista.