Lo que nos faltaba: ¡Canaco y Canirac racistas!

NACHOMejor imposible. Con este presidente de la Canaco, Martín Puebla, y con esa presidente de la Canirac, Evangelina Sánchez, no puede Puerto Vallarta tener mejores promotores. En cualquier momento, van pedir que se prohíba la llegada al turismo nacional.

O de plano otra propuesta: Que todos los mexicanos deben mostrar tarjetas de crédito, cartas de solvencia moral y económica y ay de aquellos que estén en “cartera vencida”. Los requisitos van a ser indispensables para que Martín Puebla, el poderoso empresario avecindado en Puerto Vallarta, los reciba en sus múltiples negocios.

Por su parte, la señora Evangelina Sánchez ordenará que no se atienda a los mexicanos que no muestren sus tarjetas de crédito, en el River Café.

Solo tarjetas de crédito y si es American Express, mejor. Claro siempre y cuando muestre su credencial de elector, con la firma y su fotografía. Por aquello de las dudas,

Mayor garantía para ingresar a Puerto Vallarta, será para todos los de habla hispana, o sea turismo nacional, es que en el puente que cruza el río por el norte, llegue en un auto último modelo. Los que vengan del sur, que ni lleguen, a la de malas son de Colima, Michoacán y Guerrero.

Orejas de burro

En suma, por esto están como están. A Martín Puebla no se le conoce como empresario boyante. Es más, es presidente de la Cámara de Comercio y Servicios Turísticos sustituto, le prestó el cargo Carlos Gerard, empresario naviero con cargo público como director de Turismo Municipal.

A este, le molesta que en Vallarta se cuente con un transbordador que conecta con Baja California… También le hace “fuchi” al turismo nacional. Cuando escucha o lee de un ferry, se tapa la nariz y cierra los ojos.

En tanto, Evangelina Sánchez, sortea problema tras problema en su negocio, está en cartera vencida y no le presta ningún banco. Evade impuestos municipales y se cobija con lo que le paga por su negocio al Fideicomiso Puerto Vallarta. En el verano, su negocio cae de picada y aun así reniega del turismo nacional.

Tiene en cierto modo el control de los mejores locales en la Isla del Cuale junto con su hermana y otros familiares. La parte poniente de la isla, las áreas de restaurante, son de la familia.

Con esos detalles, ha dicho lo que se ha publicado en un diario de Guadalajara en contra del “turismo galletero”.

Critican Martín Puebla y Evangelina, quizá porque a ellos no les fían ni una galleta. Entonces, pues, no tienen que vender a esos “mexicanos galleteros” Así, es posible darles la razón.

Entre tanto

Seguramente que integrantes de la Canaco y de la Canirac, no están de acuerdo con lo que declaran quien es su representante.

Estos se dedican a trabajar, por ejemplo Soledad Ortiz, con sus negocios de ropa y artesanías típicas, recibe por igual a mexicanos y extranjeros.

Restaurantes como La Lecha, tiene llenos tarde y noche con sus excelentes promociones. Nacho Cadena habla y escribe bien de Puerto Vallarta.

Atiende su negocio al que asiste mucho turismo nacional y desde luego es el lugar preferido de los vallartenses. Todos los días ofrece nuevos platillos, su menú cambia todos los días y cada cliente escucha del personal, en forma detallada lo que es cada platillo.

Nacho se dedica a trabajar y se habla, habla bien de Puerto Vallarta y de todo el turismo que llega en temporada grande o en temporada pequeña.

Lo que hace falta, es que venga el turismo, nacional y extranjero, sin distinción sin toques racistas como lo hacen Martín Puebla y Evangelina Sánchez.

 En un mal día para Puerto Vallarta estos dos personajes le han dado patadas al pesebre.