Paco…

Ahí les va otra de Chente

para alegrar el ambiente.

Fui mejor que Juárez, dijo

el ranchero enamorado;

imagínese con quienes,

además, se ha comparado.

No es PROZACo nada más,

resultó también prosaico

y, a diferencia de Juárez,

no tuvo nada de laico.

Que no la quiere fumada,

nada más legalizada

Nadie lo puede negar:

hay mentones y mentadas,

pero resulta también

que hay jalones y jaladas.

Que nunca le jaló a un porro

nos dice el ex Presichente;

a lo mejor se aliviana

con infusión solamente.

Puede que sí

y también puede no ser,

pero con Chente

todo puede suceder.