Gente PVPlaneta Luna

Y comienza el verano…

01Y comienza el verano, o ya comenzó. Pero es ahora cuando tengo la sensación de que la gente se prepara para desconectar, irse de vacaciones, desaparecer de su vida cotidiana.

En Vallarta las cosas no son tan radicales como son en otros lugares, por ejemplo una gran ciudad en las que los calendarios marcan con firmeza cuando las cosas comienzan y acaban. Y esto suele ser consecuencia muchas veces del calendario escolar, ya que cuando lo pequeños están de vacaciones hay que correr. Primero porque es cuando se puede y yo creo que porque no hay humano que los aguante todo el día encerrados en casa.

En lugares de playa todo se diluye, todo el año son como un simulacro de vacaciones, que los que no viven aquí están seguros que disfrutamos y que los que sí residimos no encontramos casi nunca el tiempo para estar de verdad de vacaciones. Esto es como todo, lo que tienes a la mano la mitad de las veces no lo aprecias ni te apetece, ¡que ingratos!

Pero si pensamos un poco, qué diferentes se ven las cosas dependiendo de dónde nos puso la fortuna. En este verano 2013 que vivimos, hay lugares que están en realidades muy diferentes. ¿Creen que los habitantes de Siria estén pensando en las vacaciones? O ¿en Egipto? Ayer se murió una gran periodista española, muy querida por todos, un impacto brutal, el maldito cáncer, si hubiera podido preguntarse algo, pensaría por qué ella y por qué ahora… poco importo el verano para ella…

Parece que los momentos no son iguales en todas partes y para todos.

Me imagino que cuando nacemos es como si una mano gigante nos pusiera en un tablero de juego, o lo veo como un camino muy largo, como la pista de una carrera. Alguien agita una bandera o dispara, y nos ponemos a caminar o  correr, o ambas cosas alternativamente, porque no siempre tenemos la misma energía ni el mismo ritmo. Y desde ese momento ya no se puede parar ni volver atrás. Pase lo que pase, la vida no te deja parar, incluso si nos tumbáramos y dejáramos de comer, eso es de todos modos llegar a algún lago, movernos hacia la meta. Incluso si nos pusiéramos a gritar como locos protestando que no nos gustan las reglas de este juego, el resultado sería el mismo.

Claro, aquí es donde los poetas nos cuentan que lo importante es lo que hay entre el principio y la meta. Y desde luego si podemos cambiar muchas veces el paisaje por el que transitamos. ¡Qué alivio!

Esto me sugiere que ya que alguien se molestó en hacer calendarios, estaciones, climas y conceptos como tomar vacaciones, deberíamos tomarlo como cuando a un ciclista le dan una botella de agua en una agotadora pendiente, hay que beberlo, tomar fuerzas y seguir adelante.

¿Se imaginan que sería de lugares como este en el que vivimos, si nadie hubiera inventado el concepto de descanso, de turismo? Una ruina. Aunque aun así con todas las facilidades que la historia y la naturaleza han puesto a nuestro favor, no las aprovechamos demasiado. Tenemos todos los ingredientes pero los chef, parece que no saben muy bien la receta perfecta para que el plato sea gourmet.

Cada año la misma expectativa, la misma esperanza y las mismas decepciones. El verano 2013 ya está en proceso pero vendrán muchos veranos y muchos otoños e inviernos, primaveras también ¡claro! y aunque los personajes cambien, el destino merece un buen futuro, que las piezas encajen para que sea un tiempo inolvidable para cada uno que pase por aquí.