El lago de Tos-Cano

Se relanzó una cruzada

con mucho bombo y platillo,

después de unas elecciones

desairadas y sin brillo.

Milonga de una cruzada

declarada contra el hambre

con la que, según la Robles,

en cada mesa habrá fiambre.

Como diría un pibe amigo:

“todos tendrán su matambre”

Y ya que andamos “cruzados”,

pa’ no bajarnos del viaje,

vamos tras otras hambrunas

de muy diverso linaje

y que le hacen a la Chayo

más pesado el equipaje.

Habrá que iniciar cruzadas

contra el hambre de poder

económico y político,

que lo mismo viene a ser.

Si acaban con esa hambruna