Evangelina no es chiva… ¡Le va al América!

Con bastante buen humor, Mago Ortiz habla de Evangelina Sánchez, la presidente de Canirac, en torno a ese pequeño gran escándalo con las declaraciones que hizo en conjunto con el presidente de Canaco Martín Puebla.

Mago reitera su amistad y cariño a su amiga de muchos años, se habló de que esas declaraciones en un medio de Guadalajara, fueron erróneas y mal interpretadas y peor comentadas en los medios de Puerto Vallarta les han cobrado caro los errores. Hasta ese calificativo de chivo y chiva en cristalería.

Pasada la tormenta, las aguas deben recobrar su nivel y cada quien a sus tareas. Mago, reitera su amistad con Evangelina y las dos, organizan una comida para la señora María del Refugio, una amiga de la ciudad de México, que estará de vacaciones en Puerto Vallarta.

Además, en River Café van a preparar el menú, para la boda de Enrique S. Ortiz, su hijo que va rumbo al juez civil en carro de lujo y con novia que finalmente logró que le diera el “sí”.

No es Chiva

Limadas las asperezas Mago Ortiz dijo que Evangelina Sánchez, no es chiva… Ella le va al América, los campeones del futbol mexicano que a partir de esta semana, con nuevos estrellas, buscará su segundo campeonato consecutivo.

Americanista pues, Evangelina espera que se calme el ambiente y quiere seguir al frente de la Canirac, pero lejecitos de Martín Puebla para que no la confundan.

Sin embargo, hay que insistir en la regla que se aplica a todos los que tienen un cargo, social o político: “Antes de echar a andar la lengua, se debe echar a andar el cerebro”. Conectar el cerebro con la lengua, para no meter el choclo, como les pasó a Martín Puebla y a Evangelina Sánchez.

Jackpots pesquero

Ayer en el Club de Yates de Pueblito Paraíso, se anunció el torneo de pesca de Bahía de Banderas: Marlín, vela, atún y dorado. Los premios son en efectivo y se ha programado para 8, 9 y 10 del entrante agosto.

Premios extra es que si pescan un atún de más de 200 kilos los japoneses se lo compran en un precio entre cinco y diez mil dólares. Los atunes mexicanos del Océano Pacífico y del golfo de México, alcanzan esos precios.

Pero el gran atractivo para todos, es participar en el jackpot, que en cristiano quiere decir Gran Polla.

La inscripción es de mil dólares por embarcación, cada día de competencia y se entrega a la que logre la mayor pieza en marlín. Se esperan cuarenta embarcaciones, así que la polla es de cuarenta mil dólares cada día, que supera por mucho al mejor premio que es de 150 mil pesos… El ganador sumará los cuarenta mil dólares y esto sí que es un gran premio.

Por cierto

Entre los pescadores, celebran la clausura de los casinos pues allí es donde las mujeres pierden “el chivo” de la semana y luego andan con problemas para dar de comer a la familia.

Para abrir, cada casino debe pagar sus permisos de apertura, que anda entre tres y cinco millones de pesos… Se dice que cada casino, se gana esa cantidad en una semana, así que es costeable y rentable tener esta clase de negocios… Por algo abundan en todo el país y son las mujeres las que más extrañan pues, dicen, allí se les quita el estrés de lidiar con marido y los hijos… Además se alejan de la cocina, pues si todo lo dejan en el casino, lo resuelven con tortas del CMQ, que cuestan veinte pesos y son buenas las de pierna y las de frijolitos… Ya de perdiz.