En pesca existen programas, pero no hay vigilancia

ROSARIOMéxico cuenta con enorme mar territorial, las costas mexicanas son ricas en especies, si el gobierno se lo propone llegará a ser poderosa fuente de ingresos y fortalecedor de la alimentación de las zonas donde la pobreza alcanza máximos de los países más pobres del mundo.

Existen programas de protección al medio ambiente, pero no se cuenta en México, con programas de pesca para llevar de comer a los estados donde la pobreza es extrema, sitios de Guerrero, La Tarahumara, lugares en donde hay familias que viven con un promedio de 16 pesos diarios.

En todos estos sitios se les puede proveer de alimentos del inmenso mar territorial, de nuestras ricas costas llenas de todo lo que se puede convertir en alimentos.

Desde luego que es imposible llevarlo fresco, pero todos los alimentos se pueden procesar, sacar o congelar hasta el sitio donde hay que calmar el hambre a una familia mexicana. Rosario Robles, la Secretaria de Sedesol, debe voltear a las costas de México y contemplar cuanto alimento puede proporcionar para su campaña contra la pobreza en la alimentación.

Pesca deportiva

Secretarías de turismo, federal y de cada estado que cuenta con costa marítima, debe promover el turismo de pesca deportiva. En el mundo son millones de aficionados que andan por todas partes con deseos de participar en los torneos.

México tiene en sus aguas, la  más abundante y rica pesca deportiva que, bien organizada y programada puede dar divisas en buena cantidad, es un turismo de alto nivel adquisitivo. Los torneos más importantes son los de Campeche, Tampico, Puerto Vallarta y los de mayor dinero en premios, sin duda, es el de Los Cabos en donde la organización de este evento ha ofrecido hasta un millón de dólares para el ganador.

Obvio es decir que se llena de participantes, todos llegan con su propio yate y su equipo de pesca y, aseguran quienes han estado en este torneo, que la pesca es regresada al mar para conservar las especies.

Sobre este tema, el Club de Pesca de Bahía de Banderas, que es filial al Club de Puerto Vallarta, desde hace años limita el peso de la pesca para que se regresen al mar todas las capturas que no rebasen esa marca. El reglamento es específico y en el sitio donde se recibe la pesca en el torneo, no se ve rebasada en cantidad, pero si en calidad de las capturas conforme a lo que se estipula.

En Los Cabos, toda la pesca de dorado, se pesa en altamar y se devuelve al agua. El dorado es de las especies deportivas más apreciadas, pero no se respete en la pesca comercial esta especie, que es rica en sabor y que la vemos abundante en todos los puestos donde se vende pescado.

La razón es que no hay vigilancia en las cooperativas pesqueras, o se brincan la vigilancia, mediante la clásica mordida… lo de siempre.

Pesca comercial

En cuanto a la pesca comercial, en comparación con países con menos mar territorial, está en pañales.

En España y en Argentina, los mariscos se cultivan en zonas donde se producen miles de toneladas de caracol, mejillón y peces que tienen gran demanda en el mercado.

En San Diego, cientos de pescadores salen en busca del atún de gran tamaño y el de mayor peso, de 299 kilos para arriba, lo venden en miles de dólares a Japón, donde un platillo de esta especie es de los más caros.

El atún es una especia abundante en las cálidas aguas del Océano Pacifico, la pesca comercial, nos brinda este producto enlatado, que no es nada barato, sin embargo.

Las autoridades deben apoyar la pesca deportiva, no poner tantos obstáculos y por el contrario, patrocinar los torneos más importantes para atraer ese turismo de alto poder adquisitivo.

La pesca comercial de México, anda bien en los cultivos de camarón en las costas de Nayarit y Sinaloa. En la pesca de atún la flota de México es competitiva y produce muchas toneladas que no nos alcanzamos a comer y se exporta a mercados internacionales.

Sedesol, tiene en los mares mexicanos, alimento para rescatar del hambre a esos millones de mexicanos en pobreza extrema.

Hay que abrir los ojos a tanta riqueza del mar…