Gente PV

“Lo que produce Vallarta es digno de promocionarse intensamente”

4Parte de una familia de gran tradición en el medio actoral nacional, Odiseo Bichir es sin lugar a dudas una figura reconocida en el ámbito nacional. Sus padres y hermanos han hecho de este oficio una forma de vida y les ha valido el reconocimiento a nivel nacional e internacional.

Odiseo está a punto de visitar Puerto Vallarta para realizar un proyecto que sin duda dejará huella en la historia de este municipio, motivo por el cual compartió algunos pareceres con Vallarta Opina al respecto.

¿Qué representa pertenecer a una dinastía de tanto prestigio en el medio actoral?

Es una responsabilidad constante por dar lo mejor de mi trabajo al servicio de inspirar al espectador con las posibilidades enormes al enfrentar la adversidad persiguiendo siempre la verdad, la belleza, el amor, la justicia, esperanzados en que la libertad de nuestros sufrimientos puede ser lograda tarde o temprano.

 

¿Qué opinas del momento que vive el cine mexicano?

Tenemos cada día mejores oportunidades para crear historias que emocionen, que convenzan, que expresen lo que nos preocupa tanto como lo que nos distingue como seres que sabemos amar y defender lo que amamos.

 

¿Cuál es el motivo de tu próxima visita a Puerto Vallarta?

Reunirme de nuevo con el grupo Eureka, con mis buenos amigos, Alberto Sosa y Adriana Millán, haciendo un taller que me permita revisar las técnicas de actuación para grabar audiovisuales, con la intención de generar un video en un concepto titulado “Turisteando en corto”, actuado por personas inscritas, junto conmigo. Servirá como una maqueta que ejemplifique ante los interesados la producción de cortometrajes que a su vez promocionen todo lo que se hace maravillosamente en la bella ciudad de Puerto Vallarta. El lema es “Hecho en Vallarta”. Para lo cual haremos ejercicios y prácticas de todo lo necesario para elaborar un trabajo audiovisual profesional.

La idea es crear oportunidades para que los artistas escénicos que viven en Vallarta y sus alrededores, así como el público en general interesado, desarrollen sus capacidades autogestivas, llenando los requisitos para que cualquier empresario, productor o instituto cultural se interese en los proyectos que se les presenten originados con equipos formados en Puerto Vallarta; de modo que a la postre logremos integrar actores con presencia nacional así como técnicos que desde Vallarta realicen sus propios cortometrajes; primero, para reforzar en todo el país, las majestuosas bellezas que pueden hallar al visitar tan importante puerto, su gente trabajadora y honrada, su comida única y exquisita, su clima envidiable, esos paisajes extraordinarios, su música, su historia tan significativa para la cinematografía mundial… basta recordar cuáles nombres siguen asociados con Vallarta: Tennessee Williams, el genial escritor teatral; John Houston, el legendario director de cine; Richard Burton, brillante actor inglés; Elizabeth Taylor, la formidable hermosura de ojos violeta; y la película inolvidable La noche de la iguana… Por mencionar tan sólo un poco de la magia, el misterio, la pasión, la aventura que inspiran estas latitudes.

¿Y por qué no? Soñar en que Vallarta se convierta en locaciones frecuentes para filmar cortometrajes, largometrajes, documentales y de ficción, donde participen por igual artistas y técnicos radicados en Vallarta hombro con hombro y a la par de invitados especiales, visitantes que seguramente escribirán en colectivo las siguientes páginas en la historia del arte dramático ahí, justo en ese enigmático sitio: Puerto Vallarta.

¿Cómo han sido tus experiencias anteriores en el destino?

Hasta ahora toda mis visitas han sido haciendo teatro, actuando en talleres, asistiendo a cursos, han transcurrido espléndidamente compartiendo vivencias y acumulando recuerdos estupendos con el grupo Eureka, con el querido escritor y periodista Alberto Sosa. Vallarta representa para mi momentos increíbles junto al fantástico público asistente, claro, y con entusiastas actores y poetas, escritores y músicos. Han sido años de sumar esfuerzos bajo la eficaz conducción de Eureka, como cuando Anna Strasberg, la viuda de Lee Strasberg, su hijo David, impartiendo curso y becando gente para su instituto en los Estados Unidos, Daniel Martínez dando combate escénico, Verónica Merchant compartiendo su experiencia con alumnos de actuación, Mario Zaragoza dando un curso de actuación… Entre maestros y ganadores del Ariel que han formado parte de este viaje en pos de apoyar al talento en Vallarta para que aspiren a conseguir oportunidades profesionales sin verse obligados a abandonar ese paradisíaco hogar que es Vallarta.

5) ¿Que es lo que más te gusta de la ciudad?

Conocer más y más detalles de su rica historia en labios y escritos de sus gentiles portadores, desde el mesero que te aconseja algún platillo hasta el taxista que se sabe vida y milagros de Vallarta, sus artistas, sus artesanos, sus espectáculos llenos de vida y pasión.

¿Cuál es tu opinión  del desarrollo cultural del destino?

En mi opinión los artistas locales han conquistado su derecho a expresar su creatividad alcanzando niveles mayores de calidad y profesionalismo. Todo lo que produce Vallarta es digno de promocionarse intensamente para que aquellos cruceros que tienen en su ruta esta región del planeta ofrezcan en sus paquetes el atractivo gigante de su música, su comida, su artesanía, sus diseños en el vestir y el calzado; sus espectaculares zonas turísticas y desde luego, su gran hermosura que hace en el talento la generosidad y alegría de sus habitantes.

¿Qué expectativas tienes sobre el evento en el que participarás?

Precisamente sueño con que algún día, aunque a mí no me toque verlo, Vallarta produzca en cada manifestación artística, una voz y un rostro que cuente su historia desde lo más hondo de su corazón.

¿Qué le recomendarías a quienes están interesados en iniciar una carrera en el campo actoral?

Paciencia de jugador de ajedrez.Curiosidad por entender la condición humana, Apetito voraz de lecturas inteligentes. Avidez por comprender su realidad social y económica, Energía de atleta para entrenar cuerpo y mente como un boxeador, Valor para actuar obedeciendo su instinto al tratar de interpretar las razones por las que hacemos cada cosa en la vida. Cultura de un viajero incansable, Fe ciega en que lo que le dictan sus sentidos (son fuente confiable para aprehender el mundo). Humildad para escuchar calmadamente a otros que piensan distinto, Capacidad para ponerse en los zapatos de los demás, Serenidad para conservar la esperanza en que todo oficio exige práctica; todo arte, esfuerzo y dedicación. Y que al final la alegría no depende de los aplausos sino del día a día construyendo paso a paso una obra de largo aliento. No es la celebridad ni el éxito económico lo que da felicidad, es la habilidad para ser felices incluso siendo perfectos desconocidos sin un centavo para gozar los placeres que la vida regala, con despertar, mirar la luz del sol, los colores y sonidos de cada nueva oportunidad. La historia de nuestras aventuras las escribimos caminando, arriesgando, moviéndonos y no permitiendo que los golpes nos dejen demasiado tiempo en la lona.

¿Crees que hoy en día valga la pena en una sociedad como la nuestra acercarse a manifestaciones como el cine y el teatro?

Estoy convencido de que sin pretender la cura contra el cáncer, el arte dramático nos sirve para hacer las paces con el enemigo, purgar nuestras condenas del alma, purificar nuestros dolores cotidianos, recibir aunque sea a cuenta gotas ese bálsamo que alivia un poco las cargas que impone la dura realidad. Y tal vez coleccionar motivos, ejemplos, modelos que inspiran a levantarse y dar otra batalla a pesar de los imposibles.

¿Qué puede esperar la gente que participara en este evento y por que debería hacerlo?

En primer lugar no puede ser tan costoso inscribirse que desanime al principiante, los problemas económicos están contemplados en todo este proyecto, logramos arrancar un rato de tiempo suficiente y energía para reunirnos frente a frente y aprovechar al máximo nuestro precioso tiempo con la mira puesta en dar pasos más firmes hacia una comprensión de lo necesario para dedicarse al escenario, trátese del teatro, el cine, la televisión, que cada uno descubra su potencial y decida desde cual trinchera y en cuál puesto de combate desea acercarse a esta bendita locura que es ser un actor. Se dice que el gran director y actor de teatro, radio y películas, Orson Welles llegó a comentar a sus colegas, querer ser actor en México, es como soñarse torero en Nueva York: en ninguno de los dos sitios te verán con buenos ojos, de entrada…

Queridos lectores de Vallarta Opina, muchísimas gracias por dedicar su valioso tiempo a enterarse de las aspiraciones de un grupo de saltimbanquis, cómicos de la legua, necios irredentos que buscan realizar. Unidos podríamos crear mundos nuevos… ¡Apostemos por ello!