Turismo nacional… ¡A callar bocas!

ABAJOEsta temporada de verano demuestra que Puerto Vallarta es de gran éxito con el turismo nacional, ese que los elitistas empresarios denotan calificándolo de turismo galletero.

Hoteles de gran turismo, los de tres o cuatro estrellas, están llenos hasta en ochenta, noventa y cien por ciento. Las Playas lucen al tope, los prestadores de servicios en paseos a la costa sur, salen atestados de gente de todos los niveles, incluso extranjeros que aprovechan la temporada de vacaciones escolares para viajar con toda la familia.

Este turismo nacional sabe disfrutar de todo lo que es posible, las opciones de turismo de aventura a su máxima capacidad y por las noches los centros nocturnos están siempre llenos… Todos están llenos como se puede ver desde La Bodeguita del Medio, con su grupo cubano, en su tono tropical, hasta el final del malecón.

Llenos por dentro y llenos en el malecón, donde las familias se pasean desde temprano para ver el atardecer y para vivir la gran ambiente por la noche con las fritangas que hay a disposición para todos.

Desde globos para los niños, nieve hecha encasa, elotes cocidos o asados, tantas y tantas cosas de origen local.

Este turismo llega por semanas, por todas las vacaciones quienes tienen aquí una casita o un departamento de lujo y otros llegan por el fin de semana.

Lo que comentan es que vienen a Puerto Vallarta por sus playas, por su gente y por tantas cosas que pueden disfrutar, Por los restaurantes más populares y hasta por los más exclusivos, el turismo nacional viene a este lugar sin importar lo que opinen quienes solo quieren turismo extranjero.

Todos son bienvenidos, afirman restauranteros que viven este turismo que resulta el salvador de la temporada baja. Y no es para menos, la cantidad de turismo que tenemos en este destino lo comprueba a pleno.

Con cual cara

Habremos de preguntar a Martín Puebla, el presidente de la Canaco, a Evangelina Sánchez, la presidente de la Canirac, el director de turismo del ayuntamiento, que respondan al éxito que se vive en estos días con el turismo nacional.

Se les debe caer la cara de vergüenza, este turismo salva la temporada para todos pues el turismo nacional es de calidad, sabe disfrutar y sabe gastar, posiblemente más y mejor que muchos de los turistas extranjeros.