Consejos de una abuelita modernaGente PV

Pertenencias

01Una de las causas principales que provocan grandes penas en los habitantes de éste enigmático Planeta Tierra, estriba en que creen que cualesquier cosa que posean en éste hermoso día… ¡En realidad les pertenece!…

 

Parecen  olvidar  que  todas  las posesiones que hoy disfrutan plenamente, las cuales por distintos motivos están bajo su protección… pertenecían en el ayer a otra persona y por la simple ley de la vida, en el futuro… ¡Pasarán a otro u otros!

 

La vida del ser humano, a través de la inmensidad del tiempo, es tan fugaz que no tiene porqué perderse en tristes pleitos hasta con los propios hermanos, por algo que verdaderamente estamos destinados a dejar, tarde o temprano.

 

La vida es tan enigmática, que un día puedes estar en la pobreza extrema y otro, por azares del destino pasar a ser multimillonario.

 

O puedes tener todo el dinero y poder, que jamás creíste obtener, y al día siguiente ser un reo más, de las sobrepobladas cárceles mundiales… ¡Pasando de la opulencia a una condición paupérrima!

 

Por eso, suplico encarecidamente, analizar con gran ahínco ésta maravillosa vida que nos tocó vivir, en lugar de desear lo que no tenemos por el momento, y aprender a disfrutar con toda plenitud, las pertenencias que ésta efímera vida, todos los días nos pone a nuestro alcance.

 

Existen dos tipos de pertenencias: Las personales, que son las que vienen con éste extraordinario cuerpo humano que nos tocó portar y algún día dejaremos… Y las materiales, correspondientes a todas las cosas que utilizamos  a diario para poder subsistir, agregando las terceras que nos sirven para proporcionaros determinados tipos de comodidades y placer…

 

Si principiamos con nosotros mismos, aceptando todas las pertenencias que nuestro inimaginable cuerpo posee, y le sacamos  el mayor provecho… ¡Este día!…  Nos ayudaría notablemente para obtener diferentes tipos de pertenencias, que nos proporcionarían mayores satisfacciones, tanto para nosotros mismos, como a nuestra increíble familia, amigos, conocidos, sociedad y México querido.

 

¿Has aprendido a disfrutar plenamente tus pertenencias?, o… Has perdido tu  valioso tiempo peleando… “por tus pertenencias”!

 

Cariñosamente A.I.