Gente PV

Un éxito las tradicionales “Paseadas” de la delegación Las Palmas

Se renueva la tradición de los palmenses

Entre concursos, comida, música y baile los más de cuatro mil 500 asistentes disfrutaron de esta fiesta familiar que se realizó como desde hace más de 80 años en el Llano de la Palma Sola

[spacer style=”1″ icon=”none”]

Más de ocho décadas han transcurrido desde su origen, es un evento social que con el paso del tiempo se ha convertido en una tradición no solamente entre los habitantes de Las Palmas, sino también de los poblados aledaños que acuden al festejo.

 

Muchas personas; adultos, jóvenes, familias de Las Palmas y pueblos colindantes de Jalisco y Nayarit, se congregan en el Llano de la palma sola, una explanada al norte de la población, donde se disfruta de un día de campo pintado del color de la alegría.

 

Muchos jóvenes llevan sus caballos para pasear a las muchachas, se come, se bebe, se baila y se escucha música. Es una convivencia social que reúne a millares de personas y que debido a su nutrida concurrencia, las autoridades municipales se han preocupado y ocupado por la seguridad y el orden, y en consecuencia, garantizan éstos con la presencia de elementos de la policía municipal, estatal y hasta del ejército mexicano.

 

Según cuentan las personas mayores de la población, esta tradición se llamaba originalmente “La Paseada de Santiago”. Inició en los tiempos de La Hacienda de Las Palmas, durante las primeras décadas del siglo XX.

 

Don José González Jiménez, quien fuera habitante de Las Palmas, reuerda: “Cuando inició esto de Las Paseadas, era poca gente la iba a pasear, cuando mucho llegaban a diez personas. Doña Hilaria Pineda era una de las más entusiastas paseadoras. Era un evento principalmente de mujeres. Algunos muchachos también participaban, sobre todo los que andaban pretendiendo a las muchachas. Pero principalmente era de mujeres.

 

Con el transcurso de los años el festejo ha tomado diversas tonalidades, hasta hace algunos años, fue un verdadero bacanal que era consentido por el Ayuntamiento, sin embargo, la fuerza de la tradición se ha impuesto, y sobre todo las familias palmenses que no gustan de esas formas, es por tal motivo que en la presenta administración se notó una nueva forma de celebrar este evento, con mucha seguridad y orden.

 

En esta ocasión acudieron un aproximado de cuatro mil personas que disfrutaron de Las Paseadas desde temprana hora, todo en un ambiente de armonía, seguridad y orden, aunque la venta de alcohol fue notable, también lo fue la vigilancia de la autoridad que mantuvo perfecto orden entre los asistentes.

 

Al lugar llegó el presidente municipal de Puerto Vallarta, Ramón Guerrero Martínez, acompañado de la presidenta del Sistema DIF, Magaly Fregoso, así como regidores y funcionarios municipales, quienes, al igual que los palmenses, convivieron en un espacio agradable y familiar hasta entrada la tarde.

En esta fiesta, la comunidad se unió para disfrutar en familia, recorrer los caminos rurales montados a caballo, gozar de la comida mexicana, brindar con tequila y cerveza y bailar al ritmo de la banda; por lo que el Alcalde vallartense y la presidenta del Sistema DIF municipal, no perdieron tampoco la oportunidad de bailar al ritmo de las bandas La Matona y Estrellas de Vallarta, además de compartir el pan y la sal con quienes cada año se dan cita a este evento tradicional.

Cabe señalar que durante el evento se realizaron por parte del H. Ayuntamiento de Puerto Vallarta distintos concursos que hicieron a los asistentes bailar y cantar al ritmo de la música, uno de los concursos que más llamó la atención fue el de los caballos bailadores, donde el ganador recibió un premio que mandó la agrupación de la Banda el Recodo, especialmente para el evento.

Cabe mencionar que familias enteras asistieron a “Las Paseadas” y tras convivir por varias horas, se retiraron hasta ya entrada la noche.