La Mejor, y la más pirata

UNA DE CAL… Convertida en un referente de la legalidad y la autoridad moral, durante casi dos décadas la estación de radio La Explosiva 590 marcó la pauta en la política de Puerto Vallarta. El excelente rating que la radiodifusora alcanzó en gran parte del 05 distrito le permitió imponer criterios y condiciones a no pocos alcaldes y diputados de la región. Con el pretexto de defender el bien común los dueños y voceros de La Explosiva transitaron a menudo entre el uso y el abuso, convirtiéndose en auténticos depredadores de la nómina municipal. Gustavo González Villaseñor no olvida todavía el último portazo que dio Luis Carlos Mendiola Codina cuando salió furioso de la oficina del presidente municipal tras haberle sentenciado un contundente “de mi cuenta corre que no vuelvas a ser nadie en la política”. Eran los últimos días del gobierno de Gustavo y la mayoría priista en el cabildo había votado en contra de alguna iniciativa que beneficiaba a los Mendiola, quienes responsabilizaron a Gustavo del rechazo. Poco después Javier Bravo no se anduvo por las ramas cuando ordenó el desmantelamiento de la pantalla gigante del crucero de SAM’s propiedad de los Mendiola. Hoy Gustavo se regodea recorriendo los caminos del 05 distrito en su segunda diputación local, mientras que los Mendiola inician un complicado proceso jurídico ante la Comisión Federal de Telecomunicaciones que podría costarles la revocación de su concesión.

EL CUBETAZO. Tímidamente algunos medios informativos abordaron el miércoles pasado una nota atribuida al diario El Universal donde se daba a conocer el acuerdo de los concejeros de la COFETEL para iniciar proceso de revocación de la concesión de la estación XECJU-AM de Jarretaderas, Nayarit. Aunque el acuerdo del pleno de la Cofetel aprobado en la sesión del 26 de junio de 2013 no abunda en los detalles, queda claro que se refiere a la histórica señal de La Explosiva, la cual hace poco cambió de nombre para seguir operando bajo la marca de La Mejor, en el 590 de AM y el 96.7 de FM. Junto a los Mendiola, la periodista Susana Carreño fue la voz insignia de esta estación que se caracterizó por sus encontronazos con la mayoría de alcaldes del Puerto Vallarta del nuevo siglo en demanda de jugosos convenios comerciales y otro tipo de prebendas como la concesión para parabuses, anuncios espectaculares y pantallas gigantes en la vía pública. Por desgracia ese presumido afán por defender los derechos de la sociedad vallartense más desprotegida en realidad fue siempre un evidente interés por el poder político, como lo demostró la propia Susana Carreña cuando en dos ocasiones intentó ser diputada por la vía del PRD, consiguiendo finalmente ser regidora como segunda en la fórmula encabezada por Ramón Guerreo Martínez, con quien sostiene un constante choque por sus visiones distintas de ejercer el poder.

VERDADES Y MENTIRAS. De acuerdo con la información disponible en el portal de la COFETEL, verificable en la liga http://sicet.cft.gob.mx/publicdata/Orden_del_dia_260613.pdf, la estación XECJU AM puso en grave riesgo la vida de miles de ciudadanos al interferir con su señal de FM los sistemas de radiocomunicación del aeropuerto internacional de Puerto Vallarta. Y es que los estudios de la radio están en Plaza Marina, a unos cuantos metros de la torre del aeropuerto, en línea recta con su antena de transmisiones ubicada en la zona de Jarretaderas, sobre la carretera a Tepic. Según los datos de la Cofetel, la estación de los Mendiola arrastra un vicio de origen: su concesión es para operar en Jarretaderas, Nayarit, no en Puerto Vallarta, lo cual por sí solo es motivo para la revocación de la concesión. Por supuesto que este grave detalle ha sido históricamente del conocimiento del gobierno federal, que por años toleró esta irregularidad. Si hoy la Cofetel se prepara para aplicar cuentas con la ex Explosiva es tal vez señal de que los Mendiola han dejado de tener amigos en el gobierno federal.

EL PROBLEMA MAYOR. Además de operar fuera de su territorio, la estación XECJU AM incurrió en un delito mayor: operar en la frecuencia de 96.7 MHz de FM “sin contar con la autorización, concesión o permiso correspondiente otorgado por el Ejecutivo Federal”. Por lo mismo, desde hace algunos días la Cofetel ordenó el aseguramiento del equipo de FM que utilizaba la estación de los Mendiola, la cual en estos momentos solamente transmite por su frecuencia original del 590 de AM. Lo anterior no deja de ser extraño debido a que desde hace dos años se inició un proceso para que todas las estaciones de AM del país contaran con una frecuencia de FM, lo que en Puerto Vallarta benefició a la histórica Radio Paraíso, que al ser adquirida por el Grupo Álica Medios operó como La Zeta y actualmente transmite en FM con el membrete de La Patrona. Por lo tanto extraña que la Cofetel asegure que la radio de los Mendiola no cuenta con autorización para transmitir en FM, lo que implica que estos empresarios llevan años explotando ilegalmente una concesión que no tienen, además de violentar desde su llegada a Puerto Vallarta el título de concesión original que los obliga a operar desde Jarretaderas, Nayarit. Lo más grave de todo es que el pleno de la Cofetel aprobó “iniciar el procedimiento administrativo de revocación”, lo que implica la llegada de días difíciles para esta familia que fue un referente en la radiodifusión y la política vallartense de los últimos 15 años.

POSDATA. Al respecto, Luis Carlos Mendiola Lama ha declarado que todo está bajo control, que el problema se deriva a raíz de que la Cofedel les asignó la frecuencia 95.5 de FM que sí interfiere con la radiocomunicación del aeropuerto internacional, lo cual los obligó a utilizar la frecuencia 96.7 que no afecta la navegación aérea. Por lo pronto lo único claro es que La Mejor no está transmitiendo por FM y se consuela con operar en su frecuencia original del 590 de AM.

VOX POPULI. En su sesión del 31 de julio el pleno de la Cofetel aprobó el otorgamiento de seis permisos para operar igual número de estaciones culturales en Jalisco, Morelia y Puebla. En el caso de Jalisco se autorizó a la Universidad de Guadalajara la frecuencia XHUGPV-FM 104.3 MHz para la transmisión de la señal de Radio Universidad. Lo raro es que Radio Universidad transmite en esa señal en Puerto Vallarta desde hace por lo menos 12 años, lo cual es un claro indicio de la forma ineficiente en que opera la Cofetel.