Mala Nutrición

20121026211838Sin duda es un asunto de política, si existe esta voluntad los programas avanzan, si hay reticencias se detienen superados por la indiferencia. Como investigador que soy me he preocupado por ver los problemas en sus mayores facetas posibles, entonces encontré un dato manejado pero poco profundizado, muere más gente en el mundo por problemas de obesidad que de hambre, en estos momentos  informa la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Que existen 870 millones de personas que sufren hambre en el mundo, mientras hay más de 500 millones de personas obesas y susceptibles de padecer enfermedades, la desnutrición, problemas cardiacos cardiovasculares, diabetes y otros derivados de esta situación. México tiene el primer lugar de obesos a nivel mundial, claro con las reservas propias del caso.

En México el problema  crece con intensidad y se  convierte en un cuello de botella. La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición del año pasado nos lleva a pensar que se ha equivocado la estrategia aplicada, ya que: en niños menores de 5 años aumentó la obesidad, la desnutrición persiste en diferentes grados en 1.5 millones de niños y la anemia afecta a 23 por ciento de los menores. Incluso, 70 por ciento de la población mexicana se percibe a sí misma con inseguridad alimentaria, esta percepción aumenta a 80 por ciento en el campo.

 

Jamás he sido alarmista, menos aun con asuntos tan delicados como el que trato en este espacio, sin embargo me preocupan los resultados de mis investigaciones, de los programas en los cuales ha participado la Universidad del Valle de Atemajac (Univa) Puerto Vallarta, conjuntamente con otras instituciones académicas y del sector público: los resultados se han valorado por investigadores, peritos en la materia y han sido los mismos un incremento de sobrepeso y obesidad; esto se puede explicar por cuestiones culturales, consumo indiscriminado de alimentos chatarra o alimentos con muy baja cantidad de proteínas y minerales, sobre todo en niños de las edades mencionadas.

Los resultados de la participación de investigadores y docentes del área de nutrición de la Univa ya fueron dados a conocer a la opinión pública, me resta comentar que en nuestra localidad se tuvieron interesantes hallazgos: hay problemas de sobre peso y obesidad aunados a una desnutrición persistente, lo que en un momento me llevó a pensar que se tienen que dirigir los esfuerzos de los sectores académicos, públicos y privados a buscar estrategias contra la mala nutrición. La Univa PV, insisto ya participa mediante convenios con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), el H Municipio a través del DIF y otras dependencias interesadas.

En la actualidad y a partir de algunos resultados de la llamada Cruzada Nacional Contra el Hambre se reporta que el 30 por ciento de niños y 70 por ciento de adultos de las familias investigadas enfrentan obesidad a consecuencia del consumo, primordialmente de calorías llamadas vacías o sea postres y galletas, esto agrava el problema y lo hace crecer, estos indicadores fueron dados a conocer en un estudio multidisciplinario en el que participaron 70 investigadores de 15 instituciones diversas como lo señaló Juan Rivera Dommarco, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Publica.

Realmente es un asunto complejo donde intervienen variables que son difíciles de controlar e interpretar caso ilustrativo me lo proporciona el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval),  cuando señala que al ejercer su gasto, la población más pobre del país busca las calorías más baratas, de manera que tiene acceso a calorías de baja calidad, vacías, como los refrescos y alimentos con bajo contenido de proteínas y nutrientes, pero por la necesidad en que se ven por la pobreza optan por saciar el apetito sin nutrirse bien. De esta manera conviven problemas de obesidad y desnutrición en el mismo hogar. En los pasados 24 años el aumento de sobrepeso y obesidad en mujeres fue de 34 a 70 por ciento, en adolescentes pasó de 10 a 35 por ciento y en el caso de escolares fue de entre 25 a 32 por ciento; un verdadero problema que se considera epidemia. Se tendrá que pensar, más que en una cruzada contra el hambre, en una contra la Mala Nutrición.

Director General de la UNIVA-PV y Presidente del Consejo Político Universitario, Coordinador Nacional de Universidad- Empresa de la Asociación Nacional Facultades y Escuelas de Contaduría y Administración (ANFECA), catedrático-investigador, Articulista-Conferencista, Miembro del Club Rotario Puerto Vallarta Sur. Consejero de la CANACO Servitur y  miembro de COPARMEX.