Grandes decisiones, con mayor firmeza

petroleo-plataforma-marina-2Los tres niveles de gobierno, deben de constituirse siempre en verdaderos promotores, impulsores y facilitadores de las actividades económicas de sus gobernados. Teniendo siempre como prioridad sacar adelante los proyectos y programas que busquen productividad para fortalecer la economía de nuestra Nación, reactivando los sectores productivos para que recuperen su capacidad generadora de fuentes de trabajo con acciones y políticas que ofrezcan seguridad a los inversionistas, para crear un clima de confianza

Como herramienta de trabajo, la planeación debe de tomarse muy en cuenta en el desarrollo regional, ya que es básico para la aplicación correcta en los programas de gobierno, buscando la integración a la Federación, de los Estados y Municipios en actividades productivas afines y así eliminar los posibles desequilibrios que impidan su propio desarrollo, a la vez en forma paralela  desarrollen infraestructura como por ejemplo en comunicaciones aéreas, terrestres y marítimas para atraer inversiones, buscando siempre la diversificación en la producción, explorando nuevas y atractivas actividades que resulten rentables, para alcanzar objetivos precisos.

Como una mención especial, señalo que en México se vive un clima de amplia participación política plural, permitiendo la competencia de los partidos, gracias a la Reforma Electoral que ha establecido nuevas reglas de ciudadanización de los organismos electorales y el financiamiento a los mismos, a fin de llevar un trabajo electoral que llegue a todos los mexicanos con el objetivo de ofertar sus plataformas electorales. En estos tiempos en donde la democracia permite la libre manifestación de ideas, es importante que todas deben de tener  argumentos válidos, más, en aquellas en donde el debate se refiera al patrimonio de los mexicanos, como en la Reforma Energética  que en lugar de unir a provocado serias divergencias en donde la opinión ciudadana con la metodología  adecuada, haga llegar al seno del Congreso el  concenso de todas las fuerzas de la República.

Sabiendo que el gran reto de México en estos inicios de siglo y milenio es lograr una paz llena de armonía social, mediante políticas públicas que remedien los efectos de la globalización, refiriéndome a la marginación, desempleo y la pobreza; por eso es necesario un pacto social con los sectores público, privado y social, para que juntos caminemos desempeñando el papel que nos corresponde, obteniendo satisfactores que beneficien a todos y no a unos cuantos. Es tiempo de lograr juntos todas aquellas reformas que nos permitan avanzar más para conseguir paz y progreso en nuestras familias.

En este sentido debemos de reconocer que la nueva economía mexicana convive con una planta industrial que necesita modernidad en sus operaciones y expansión en el procesamiento del petróleo, desde su explotación hasta la producción de sus derivados, en su estado actual es necesario que salga de su propio letargo. En estos tiempos, obtener energía primaria exige el concurso de capitales y tecnologías, la confluencia de un sinfín de especialidades y de nuevas formas de ejecución  entre entidades públicas y privadas. Ya que la industria energética debe superar escollos para forjarse en un fuerte competidor en los mercados regionales y mundiales demostrando eficiencia.

Dejémonos de posturas radicales en ambos sentidos, la ciudadanía exige respeto a las instituciones, a quienes tienen el poder de decidir les pedimos ver las cosas con calma, dialogar y recapacitar, para poder cumplir con los buenos propósitos de los mexicanos cuyo sacrificio fue el de engrandecer la Patria a costa de la vida de muchos de ellos. Por eso el Pacto por México, encabezado por el titular del ejecutivo federal y los tres principales partidos, aspiran a superar las controversias políticas de coyuntura, con la finalidad de lograr las reformas de fondo que hacen falta para la modernización definitiva del país.

Les recordamos a los legisladores tanto del Cámara de Diputados como la de los Senadores, que  su actuación esta siendo vigilada por millones de ciudadanos por su responsabilidad ante la Nación, recordándoles que es necesario llevar a la práctica los valores que nos conduzcan a vivir  en armonía y  participar en la construcción de una nueva cultura democrática en nuestra Nación Mexicana, donde el diálogo y la concertación sea la consecución de nuestros anhelos; Prosperidad en toda la extensión de la palabra.

Caben muy bien en estos momentos de grandes decisiones; todos aquellos requerimientos de crecimiento económico del País, debiendo contemplar medidas que permita hacer eficiente la gestión  gubernamental, garantizar la seguridad pública y jurídica, preservar la estabilidad macroeconómica, concretar la reforma fiscal integral, avanzar en las reformas financieras, consensar la reforma laboral, avanzar en la desregulación, promover una mejor distribución del ingreso, así como impulsar una reforma energética  de fondo.

Que no quede la menor duda, México es un gran País y con promisorio futuro, preparémonos para estar en mejores condiciones de aportar lo mejor de nosotros y así contribuir a su grandeza. Es importante hacer votos para que este gobierno federal se comprometa a cuidar del petróleo mexicano, que nunca traicione a su Patria, que busque las mejores formas de participación de los mexicanos y que las condiciones para buscar capitales provenientes de fuera de nuestro territorio, respeten lo que es patrimonio de ciudadanos bien nacidos, orgullosos de su descendencia.

 

-.Queremos un progreso en México que no nos destruya, sino lo supere y dignifique.-