Gente PVToma Control

Hipertensión arterial: ¿Una enfermedad o un signo de otras enfermedades?

01Queridos lectores, al estar leyendo el artículo de hoy sobre el paciente que sufre hipertensión arterial, quizá les recuerde algún momento de su vida, cuando encontraron que algún amigo o familiar, les solicitaba auxilio, quejándose de no poder respirar, que requería estar semi-sentado para poder dormir, que al tratar de hablar se quedaba sin aire, que refería intensa cefalea; con este cuadro era evidente que él paciente estaba sufriendo de hipertensión arterial, que requería de una pronta intervención médica.

Así es que esta es una poderosa razón por lo que debemos aprender más sobre este cuadro, que puede estar relacionado con muchos otros padecimientos, como es el caso de las mujeres embarazadas, que aparece la hipertensión como manifestación de una eclampsia o cuando los riñones empiezan a no funcionar bien, o en ocasiones la hipertensión se presenta como una enfermedad por sí sola.

Por lo tanto, debemos recordar que la hipertensión arterial es un padecimiento crónico de etiología variada, y que se caracteriza por el aumento sostenido de las cifras tensionales;  ya sea sistólica, diastólica o ambas.

La hipertensión arterial es el padecimiento de mayor distribución mundial, y se le ha considerado la enfermedad más frecuente en el ser humano moderno. En el 90% de los casos la causa es desconocida, por lo cual se le ha denominado hipertensión arterial esencial, pero con una fuerte influencia de tipo hereditario.

Solamente en el 5 al 10% de los casos, existe una causa directamente responsable de la elevación de las cifras, y a este tipo de hipertensión se le denomina hipertensión arterial secundaria, la cual al detectarse en etapa temprana, puede ser eficazmente tratada.

Ésta enfermedad en ocasiones no se manifiesta con algún síntoma o signo; simplemente es un hallazgo que se descubre cuando uno es revisado por su médico en un examen de rutina, o cuando se le requiere por algún examen médico obligatorio; para obtener algún empleo, seguro de gastos médicos, seguro de vida, para ingresar a algún gimnasio, por lo que es posible detectarla, y en forma temprana tratarla adecuadamente, ya que no hacerlo nos puede dar un gran susto, ya que puede provocar desde un infarto, hasta un derrame cerebral, y aparecer otras complicaciones como arritmia, insuficiencia cardiaca, cambios visuales y en ocasiones también insuficiencia renal.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Existen múltiples circunstancias que pueden favorecer la aparición de esta enfermedad, pero es importante tener en cuenta la historia familiar, o sea el antecedente de que algún miembro de la familia haya padecido de hipertensión o haya fallecido de la misma. El consumo excesivo de sal, también favorece su aparición, lo mismo sucede con el sobre peso y la obesidad, el alcoholismo, el tabaquismo, el vivir con estrés, el llevar una vida sedentaria, ya que se sabe que la falta de ejercicio siempre ha sido perjudicial, también  debemos recordar que este cuadro se presenta en la mayoría de los casos en hombres y mujeres mayores de 45 años, aunque también es posible que aparezca en jóvenes y mas raramente en niños.

¿Cuáles son sus principales manifestaciones?

Esta enfermedad puede cursar en forma crónica, incluso por varios años, sin ningún síntoma, ya que gracias a los diferentes mecanismos compensadores de nuestro organismo permite mantener un control temporal, utilizando compensadamente el funcionamiento del corazón, de los riñones, del cerebro, y otros órganos importantes, pudiendo cursar prácticamente sin molestias, pudiéndose tolerar aumentos de las cifras tensionales sin sentir ninguna molestia, motivo por el cual tiene muy bien ganado el mote de “el asesino silencioso”, ya que pueden pasar muchos años y vivir una vida prácticamente normal, sin ninguna queja, pero conforme avanza el tiempo, al persistir ésta elevación de las cifras tensionales, se van produciendo daños importantes a todos los niveles; pero estos daños son más evidentes en los órganos antes mencionados, hasta que finalmente se pierde el equilibrio y se empieza a manifestar clínicamente de diferentes formas; con un agudo dolor de cabeza, tipo jaqueca, con sensación de pesadez en la nuca, acompañado de nausea,  mareos , zumbido de oídos, cambios en la visión y en ocasiones puede llegar hasta el desmayo con riesgo inminente de muerte súbita, ya que al elevarse estas cifras en forma importante, pueden ocasionar daños muy severos e irreversibles, como sería el caso de la ruptura de una arteria, con la consecuente hemorragia a cualquier nivel del organismo, siendo el más común, el llamado derrame cerebral o hemorragia cerebral, algunos pacientes pueden presentar dolor agudo en el pecho, con cambios en el ritmo cardiaco “arritmias” y acompañados de importantes cambios visuales por presentar micro hemorragias en el fondo del ojos, que incluso pueden llegar hasta la ceguera.

¿Cómo puedo saber si tengo presión arterial elevada?

De acuerdo a lo publicado en la literatura médica en México; en el presente año, 30.8% de los mexicanos padecen hipertensión arterial, aunque la mayoría lo desconoce.

¿Y porque es este porcentaje es tan elevado?

Porque éste cuadro cuando aparece en forma silenciosa, y no tomamos control de nuestra salud al no acudir a revisión periódica con el médico, ya que uno debe tener la responsabilidad de mantenerse sano, porque es más barato la prevención y se gana en calidad de vida.

¿Qué puedo hacer si me detectaron presión arterial elevada?

Lo más importante es encontrar un médico profesionalmente responsable y competente, que pueda identificar este cuadro y por lo tanto, pueda diagnosticarlo con precisión, buscando su origen y así poder lograr el control de la misma antes de que aparezcan las complicaciones peligrosas, y con esto se está contribuyendo a mejorar la calidad de vida felizmente en compañía de nuestras familias, en nuestro trabajo, con nuestros amigos y en la vida social en general.

Sin embargo, se debe recalcar que una vez detectada, deberán iniciarse medidas drásticas de control, llevando mucha disciplina, favoreciendo el ejercicio adecuado y no en exceso, llevando estrictamente una dieta bien balanceada, sin sal, eliminando alimentos que contengan exceso de grasas, harinas o carnes rojas, y por supuesto el consejo valioso de un experto en nutrición, ya que una vez identificado este padecimiento, es perfectamente controlable siguiendo al pie de la letra las indicaciones del médico, la toma de sus medicamentos y con esto la muerte súbita o los cambios que tarde o temprano van a aparecer en nuestro organismo en los diferentes órganos como repercusión sistémica.

Por lo tanto es importante recordar que debe mantenerse  el peso corporal ideal de acuerdo a la estatura y a su complexión, evitando por todos los medio el estrés, llevando una vida tranquila, activa, y por supuesto con ejercicio adecuado, recomendándose caminar un mínimo de 20 cuadras diarias, también debemos tener especial atención con los fumadores ya que definitivamente debe dejarse de fumar y debe evitarse el abuso de  bebidas alcohólicas.

¿Cómo la ves?… ¿Se puede ?… ¿Crees que es fácil tomar control de tu salud para que te sientas bien y puedas ser un ser humano sano y productivo dentro de la sociedad, pudiéndose lograr una larga sobre vida, pensando siempre, que es más barato la prevención al tomar control uno de su salud?, pues basta tan solo una visita periódica al médico, incluyendo un paquete básico de salud para revisar los niveles de glucosa, los diferentes tipos de colesterol, los triglicéridos y por qué no, una placa de tórax que es lo mínimo necesario que debe de hacer uno por su organismo.

Si nos comparamos con el mantenimiento que le damos a nuestro automóvil ó a nuestra casa, éste mantenimiento al organismo es mucho más simple y más económico, por lo que debemos actuar ya y evitar gastos y sufrimientos innecesarios al aparecer las complicaciones.

¿Por qué debemos saber más sobre este tema?

Porque el conocerlo nos permite a su vez orientar, trasmitiendo este conocimiento al resto de la familia, a los amigos que están en riesgo (personas obesas, fumadoras, estresadas), y de esta forma ésta columna desea contribuir informando sobre este padecimientos con la finalidad de prevenir y orientar, por lo tanto si deseas más información sobre los paquetes básicos de salud, comunícate con nosotros, haznos llegar tus comentarios y alguno de nuestros médicos expertos te orientarán en todo lo relacionado a tu salud, por lo tanto, toma control de tu salud.

Este artículo fue escrito con la colaboración de la Dra. Estela Serratos Sevilla, y otros distinguidos miembros de Biomédica Center de Occidente. Si tiene usted alguna duda o comentario, puede consultarnos al teléfono (322) 293-6161 o al correo electrónico; dr.morales@iibmedicalcenter.com.