Buscando fortaleza en la unidad de nuestro pueblo

IMG_4473Las miles de personas que tenemos el privilegio de vivir en este bello rincón de Jalisco, debemos de sentirnos fieles protectores de nuestro entorno, tanto ecológico como urbano, así como de nuestras costumbres y tradiciones, fomentando la cultura y el deporte con la finalidad de tener mentes y cuerpos sanos y en cierta forma ganarnos el espacio ante la sociedad  vallartense  que demanda cada día solidaridad en sus valores, porque solo así se preservara este pujante y bello municipio.

Al demostrar nuestro amor por esta patria  chica, nos vamos a constituir en parte activa del desarrollo socioeconómico, bajo la coordinación de esfuerzos para la consecución de nuestros anhelos. Muchos vallartenses, nos sentimos obligados a colaborar con las autoridades municipales ante los acontecimientos financieros de la comuna, voz que deseamos sea escuchada, porque si afectará, por eso debemos unirnos para buscar las respuestas más oportunas. Sobre todo buscar que las obras públicas que se realicen sean prioritarias, ya que nos damos cuenta que algunas no lo son.

Por eso ahora las condiciones que se dan para protestar por situaciones no claras en algunos aspectos de carácter financiero y administrativo de la pasada administración municipal, y porque no decirlo de la actual,  deben de ser del conocimiento pleno de la ciudadanía; porque no son entendibles por el pueblo en general. Urge ante esto tener una nueva relación en donde la justicia social tanto proclamada, tenga como meta principal una verdadera conquista de voluntades.

Por eso estimados miembros del cabildo del H. Ayuntamiento 2012- 2015 de Puerto Vallarta, de ustedes requerimos su respeto y profesionalismo en su desempeño como representantes del pueblo, comprendiendo que el bien común está ligado siempre al ejercicio de la autoridad y es aquí donde la justicia social renace, y sólo puede ser conseguida, teniendo como base el respeto de la dignidad trascendental del ser humano, o sea el respeto a éste que implica respeto a los derechos que se derivan de su dignidad de criatura.

Todos estos derechos son anteriores a la sociedad y se imponen a ella. Si no existiera la autoridad tendría que apoyarse sólo en la fuerza ó en la violencia para obtener siempre la obediencia de los súbditos, y eso nunca; “Vivimos en un México libre y democrático”, gracias al sacrificio de miles de mexicanos que ofrendaron su vida por conseguir un País de libertades. Imitemos pues a estos personajes no con retórica estéril sino con hechos reales, donde se manifieste el trabajo en equipo y se ponga en forma práctica una planeación integral que aterrice en bienestar social y creciente.

Bien en pos del bienestar de nuestra sociedad, juntos encontraremos los nuevos senderos por los que han de transitar nuestro municipio, teniendo como principios su fortaleza interna y su amor incondicional a esta tierra bendita de Dios, desechando a los inconformes y a los sembradores de odio y de hostilidad.  Somos una comunidad que ha luchado por años para ubicarla siempre como territorio de productividad en todos los aspectos. Hoy en día son los jóvenes que tienen bajo su responsabilidad la conducción de este excelente destino turístico. Deben de allegarse al equipo, a los mejores elementos humanos para encontrar nuevos senderos de prosperidad, en donde exista; inteligencia, honestidad y capacidad de trabajo.

Cuando el destino de nuestra tierra lo labramos una sociedad unida sobre todo con principios morales, nuestra comunidad se distinguirá de otras por tener sentimiento y anhelos comunes, situación que garantiza un futuro lleno de certidumbre; es aquí cuando valoramos a nuestra gente. Hoy estas jóvenes autoridades tienen un gran reto, demostrar que si pueden con su responsabilidad, que hombro con hombro, luchando por un bienestar creciente y armónico, donde exista lógica y sensatez en la determinación de nuestros avances, solo así se podrá garantizar estabilidad y cordura,  para evitar desgastes innecesarios en detrimento de los gobernados.

Mi consejo muy especial en ésta ocasión para las autoridades municipales, es que no se suban al ladrillo, que  es el tiempo de devolver la confianza a la comunidad vallartense, con trabajo en equipo; siempre tratando con sencillez a nuestro pueblo, con una relación constante, para darle respuesta a sus demandas. Que recuerden que la política es la búsqueda obstinada de contrapuntos para impulsar el avance; consiste esencialmente, en armonizar fuerzas e ideas contrapuestas sobre la sociedad y el poder.

Ahora es tiempo de conquistar nuevas voluntades, porque vivimos un mundo en confusión permanente; es ahora que debemos de enfocarnos en alcanzar nuevas metas donde la productividad de nuestra región salga a flote, bajo un liderazgo en donde la creatividad y el amor por este bello rincón paradisíaco descubran nuevas oportunidades con desarrollo sustentable para hacer tierra pródiga digna de habitarse.

Bien amigos, convoco a hacer más creativos, a sentir en lo profundo de nuestra mente que fuimos creados para trascender en la vida. Recuerdo a Frederic E. Flach en uno de sus libros que decía: “Una y otra vez encontré que la creatividad estaba definida como un proceso psicológico y como la facultad de la personalidad que nos capacita para sustituir discernimientos viejos por otros nuevos o para combinar ideas viejas con maneras nuevas”. Y terminaba diciendo; mi regocijo al percatarme de que la creatividad podía relacionarse con la salud mental y la capacidad de salir adelante, estuvo templado por otra consideración. Nuestra sociedad ha empaquetado, de manera característica, la “creatividad”, la ha vendido y consumido de tal modo que su dignidad, su valor e inclusive su pertinencia  práctica para la vida cotidiana se han encontrado comprometidos.

Un liderazgo debe de basarse en el respeto estricto y honesto de la verdad.