Primer informe a la medida

RAMONHola valedores. Estuvimos en la “Lija” para escuchar el primer informe de gobierno del alcalde, Ramón Guerrero, y saben, como siempre sucede en estos eventos fue la “quema de incienso” donde estuvo ausente la autocrítica de un gobierno que prometió cambiar la “historia” del municipio, pero que por su presupuesto anual solo le alcanza para comprar los “cosméticos” necesarios para maquillar un quimérico escenario.

Y claro, no es culpa de su desempeño como presidente municipal que ese dichoso “cambio” no se vea por ningún lado, -ya se pasó un año-, sino como lo comentó el “masiosare”, ha sido más de lo mismo, excepto en el renglón de los escándalos de corrupción como sucedió con Gustavo González Villaseñor, Javier Bravo y Salvador González que nos mostraron que si hay “aves que se manchan el plumaje al cruzar el pantano”.

Cierto, las condiciones que lo rodean lo imposibilitan para “hacérselas de tos” a los responsables del endeudamiento y de manejos poco ortodoxos de los dineros públicos, pero ah, como nos hubiera sorprendido que se animara a aventarse ese “tirito”, atreviéndose a señalar con “pelos y señales”, a aquellos funcionarios que hicieron de la administración pública su banco privado y que como consecuencia tienen en la bancarrota financiera las arcas municipales, pero “se fue por la fácil” para no meterse en terrenos minados y puedan derivarse en la falta de apoyos financieros o la aprobación de las cuentas públicas, ustedes saben que lo tienen asido del cogote.

Si el propósito de presentar un informe exento de señalamientos para recibir las aprobaciones de los de “siempre”, Yerena, González Villaseñor, Rafael González y los directivos de las cúpulas empresarias, etc., su objetivo lo cumplió con creces porque no se ha conocido alguna opinión desfavorable al gobierno, a pesar de que el tono del mismo ha sido de un color grisáceo.

Sin pudor alguno y con la tibieza de los regidores de oposición, vamos, hasta los de su misma fracción, habla que su mandato ha sido transparente, cuando en este renglón las críticas han sido recurrentes. O sea, todo de “peluches“.

Lo que sí se tiene que reconocer, que su cercanía con la gente es significativa, aún que este aprecio se haya ganado obsequiando materiales para la construcción, como cemento, tejas etcétera, acciones que abonan para que en el futuro inmediato tenga posibilidades de seguir en el pandero de la política.

Díganme, ¿hay un cambio “verdadero” en el municipio?, a lo mejor sí y nosotros solo criticamos falazmente cuando los ciudadanos están contentos con el gobierno que tienen, digo, porque por lo visto todos reconocen que el “Mochilas” y su gente están realizando un buen trabajo, nadie critica, o será que les gustó la parafernalia con que vistieron el informe de gobierno, una auténtica verbena popular con la banda “la matona” y toda la cosa. ¿El costo de este evento lisonjero?, no importa, porque todos salieron contentos y hablando maravillas de lo que escucharon.

Y no es que todo esté para criticarse, no, se  hacen obras hasta donde la lana lo permite, lo nos sorprende es la ausencia de la autoevaluación de lo que se ha dejado de hacer. No por mencionar dos obras, que no se han ejecutado a cabalidad como la reparación de la México y de la Prisciliano Sánchez se cumple con el juicio autocrítico, pero si hubiera resultado rescatable que le hubieran puesto “más sabor al caldo”. Aunque déjenme decirles, la calificación del desempeño de este gobierno la hacen los gobernados.

CUIDADO, SE EXTIENDEN LAS MANIFESTACIONES Y NO SE HACE NADA

Ya se “pasan de tueste” los actos vandálicos de los grupos opositores al gobierno de Peña Nieto, que están en contra de todos y de todos y lo peor, el problema crece y crece sin que las autoridades federales o del D.F. se decidan a enfrentarse a las marchas y bloqueos que atentan contra el orden público. Cuando no son los “revoltosos” de los dizque “profes” del llamado CNTE, son del # “soy 132”, del SME, las huestes de López Obrador, de los grupos anarquistas, bueno, hasta Cuauhtémoc Cárdenas le ha dado por las manifestaciones, unas más violentas que otras.

¿Qué esperan las autoridades para actuar, para defender los intereses de los ciudadanos que están hartos de los problemas que provocan estos agitadores?

¿Quién o quienes financian estos movimientos? Por ahí se dijo que mensualmente se gastan más de 60 millones de pesos para organizar estas movilizaciones, de donde salen?

¿Qué va pasar con los niños que no tienen clases porque los maestros prefieren hacer “ruido” en el D.F. sin importarles su responsabilidad como mentores? Van a terminar como auténticos analfabetas sin que nadie, ninguna autoridad se atreva a sancionarlos por sus faltas.

Las impunidad con la que actúan estos grupos de sediciosos puede originar escenarios más virulentos que se salgan del control y se puedan presentar acciones violentas. Ya basta de dispensarles tanta tolerancia hacia aquellos que abusan de la parsimonia de la autoridad. Es inadmisible que aún el centro de la Ciudad de México siga tomado por estos grupos de abusivos.

NOTITAS DE “BOTEPRONTO”

—No es para pregonarse a “todos los vientos” como lo expresó el alcalde, pero si ha cambiado la fisonomía de la ciudad con el retiro de los imponentes espectaculares que se veían a lo largo y ancho del municipio. Ahora, vemos que la descontaminación visual ayuda para la imagen de la ciudad.

—Caramba, si la Selección de futbol vuelve a perder, ahora con su similar “gringa” será mejor que cambiemos de deporte. Debería de darles vergüenza a los “atletas” que reciben carretada de billetes pero que juegan como “jugadores llaneros”, con el debido respeto para estos últimos.

—Más tardaron los aprontados en colocar en las oficinas de la presidente la foto del alcalde que en recibir de inmediato las críticas por este culto a la personalidad.

—Una queja cotidiana de los turistas y de los usuarios locales son los cobros que por servicio cobran los taxistas. ¿No sería más justo para los solicitantes de estos traslados que se colocaran taxímetros en las unidades? Nombre, porque hay cada cafre que quiere cobrar como dicen en el pueblo del “masiosare”, de acuerdo al sapo es la pedrada. No se vale.

—Sería bueno que Parques y Jardines del municipio le dé una “podadita” al camellón de la avenida de ingreso, lo necesita.

Nos vamos. Sonrían y sean felices. Nos leeremos el próximo martes DM.