Gente PVPlumazos

Josefa Ortiz, La Corregidora

01María Josefa Crescencia Ortiz Téllez- Girón, parte importantísima del movimiento de la Independencia de México. Dama ejemplar, nombre que dice poco a los que no cultivan el amor por la historia de la nación. Ella me permite entrar en su comportamiento innovador, a sus razones para al ser clave en la lucha contra la Corona Española.

Conocida como “La Corregidora”, este enorme ser humano tiene mucho que enseñar a las nuevas generaciones de mujeres. Ella tuvo especial atención a los ciudadanos mestizos, por aquellos que sufrieron la esclavitud; en otros términos la mayoría de los habitantes de México en los años previos a la lucha de Independencia. Quiero referir un aspecto triste; las mujeres de entonces, eran fuertemente discriminadas, su papel segundón en la vida cotidiana dio a mujeres como Josefa Ortiz, intelectual, culta y con una enorme sensibilidad ante los conflictos enfrentados por la llamada Nueva España.

Decidí entre varias féminas expresar mi opinión de Doña Josefa Ortiz, por dos razones:  su búsqueda de la libertad para los oprimidos, incluidas las mujeres, ellas no tenían ningún respeto imaginable ni siquiera se les tenía permitido hablar con los varones en sitios públicos, mucho menos comentar temas relacionados con la religión, ir a bailes con hijos o amigas; Josefa arregló estos excesos mediante la toma de conciencia de la importancia de las mujeres, en la mayoría de las ocasiones agredidas física y psicológicamente. Josefa corrigió esto y demostró que no era dócil ante este tipo de atrocidades. Profundizar en los estudios realizados sobre la vida de esta brillante dama son realmente sorprendentes, la mayoría coincide en su valentía y consciencia para enfrentar las inconsistentes arbitrariedades de los hombres de la época.

Doña Josefa Ortiz nació en la Ciudad de México (1773). Se casó, en secreto, con D. Miguel Domínguez y tuvo una educación de calidad en el Colegio las Vizcaínas. Cumplía los 20 años y unió su vida al señor Miguel Domínguez, funcionario de la ciudad de Querétaro quien en su calidad de corregidor se lo heredó a Josefa, por esa razón se le denominó, “La Corregidora”. Me parece una mujer singular y entregada a su pueblo, prueba de ello es, no obstante las limitaciones de la época para las damas, ella organizaba veladas para la reflexión de la realidad nacional; espacio para exponer ideas, proponer movimientos para alcanzar la libertad, llegar a ejercerla por encima de cualquier momento de coerción, no obstante su esposo fuera el corregidor, posición administrativa de muy alto rango.

Mujer de enormes convicciones libertarias no cedió en sus intenciones de romper paradigmas tradicionales de la época. Encuentro en mis indagaciones que antes de que enviudara Miguel Domínguez mantuvo amoríos con él, contrae nupcias hasta que nace su segundo hijo. También tuvo una hija con Ignacio Allende, la niña nació con síndrome de Down y fue enviada a un convento. No obstante estos comportamientos de la mujer que naciera en un contexto de contradicciones antagónicas donde las mujeres tuvieron la peor de las partes, nunca abandonó sus ideales, fue una dama excepcional difícil de olvidar en la historia del pueblo mexicano.