Caminó cinco días para pedir que rescaten a su mujer embarazada

Alfredo García Dimas caminó cinco días desde Teotepec, una ranchería perdida en la sierra, y llegó ayer a la de El Paraíso, con las piernas destrozadas

[spacer style=”1″ icon=”none”]

En Atoyac de Álvarez

Cyndi Margarita Cortés Aguirre tiene siete meses de embarazo y casi nada que comer. Los víveres se agotaron y bajar de Teotepec, comunidad ubicada en lo alto de la montaña de Guerrero, le tomaría cinco días.

Lo hizo su esposo Alfredo García Dimas, quien ayer llegó a El Paraíso en busca de comida y con la intensión de buscar a los pilotos de los helicópteros que a diario bajan a este sitio golpeado por Manuel.

“Quiero que la saquen de allá. Está mal, ya no tenemos comida, hay puro aguacate de las huertas, con eso sobrevivimos. Ella se encuentra muy asustada desde que supo lo de La Pintada, teme a los deslaves”, lamenta este hombre de 23 años.

El y cuatro personas más agarraron camino desde el miércoles, tuvieron que cruzar literalmente la montaña y pasar dos ríos crecidos, por las lluvias generadas por la tormenta tropical Manuel, para poder gestionar el rescate de sus familiares.

“Llegó destrozado, va a descansar una noche y regresará con algunos con víveres. No son muchos, apenas algo para que mi hija tenga para comer”, señala Ángel Cortés, padre de la joven de 20 años.

Explica que ellos viven allá porque ahí hay huertas de aguacate, de la que dependen decenas de familias.

“Queremos que rescaten a esta y otras 25 personas que se encuentran incomunicadas. Ahorita de lo que están viviendo es de comer puro aguacate, no hay más por eso nos urge que ya vayan por ellos”, subraya.

Salud se debilita. Ángel, quien también ya muestra signos de desesperación, asegura que en la cima de Guerrero, como se conoce a la zona de la montaña más alta del estado, hay otras comunidades afectadas, con cientos de personas, donde hay hambre, hay sed, ya se empiezan a presentar algunos problemas respiratorios en las personas damnificadas y cuadros diarreicos.

Entre ellas se encuentra Tejanamil, Las Juntas, Campo Morados… Ángel no ve otra solución, que la de evacuar a todas las personas, pues los caminos de acceso están completamente destruidos y no hay forma de salir.

Se sabe de otras afectaciones, de mujeres embarazadas que requieren atención médica, de personas adultas a las que el clima les cobra el precio de la edad ante el golpe de clima. Están allá, en la cima de la montaña, donde Ángel sólo pide que las rescaten.

El dolor de La Pintada. Y si hay clamor por salvar a los damnificados en la Sierra de Guerrero, también lo hay por rescatar a los muertos en La Pintada. A una semana del alud que borró del mapa al poblado, este lugar es un cementerio en el que se han localizado algunos restos humanos.

Sobre una fotografía aérea de al comunidad, personal del Ejército y rescatistas tienen marcado dónde vivían cada una de las familias que ahí quedaron sepultadas. Esta labor ha permitido localizar hasta ayer cinco cuerpos.

Se informó que se busca hacer una excavación precisa, pues no se pueda meter al poblado maquinaria pesada. Se advirtió que la búsqueda podría alargarse mucho si no se hace a través del mapeo, dijeron autoridades militares.

Explicaron que conforme se vayan rescatando cada uno de los cuerpos, estos serán sometidos a las pruebas periciales correspondientes que permitan su plena identificación para luego entregarlos a sus familiares.

Con los de ayer, suman ya nueve los cuerpos rescatados, cuatro ya habían recuperados por pobladores. A esto se suma el hallazgo de restos humanos en el afluente del rio que baja de La Pintada. Carlos Nava Rodríguez, fue quien hizo el hallazgo.

“Fuimos a Río Verde, y en el arroyo que baja de La pintada a Río Verde encontramos una pierna, un pie derecho y un tobillo.Todo estaba separado, lo embolsamos y ahí mismo lo enterramos”, explicó para La Razón.

Al cierre, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, informó que encontraron un deslave en la comunidad de Acatepec, Guerrero, con un saldo de 8 personas muertas. Explicó que hasta este lunes pudieron acceder a la zona; informó que dos personas más se ahogaron en el río.

Desde: La Razón