Maestros dejan a policía en coma

Le dieron un tubazo en la cabeza cuando les pidió no realizar su bloqueo frente al aeropuerto
El agente Álvaro Sánchez Valdés tiene dos hijos y 17 años en la SSP; iba a recibir un curso en España

[spacer style=”1″ icon=”none”]

Integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) dejaron en coma a un subinspector de la policía capitalina: los maestros lo golpearon con un tubo o un palo en la cabeza, cuando en cumplimiento de su trabajo trató de impedirles que bloquearan los dos sentidos de Circuito Interior, a la altura del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

El agente Álvaro Sánchez Valdés tiene 17 años dentro de la policía, y ayer a las 08:10 horas fue internado en el hospital Mocel, luego de la paliza que recibió por parte de maestros de la oaxaqueña Sección 22 de la CNTE.

De 39 años de edad y padre de dos hijos (uno de 18 años y otro de 4), este policía es considerado por la Secretaría de Seguridad Pública del DF como un agente de excelencia y de hecho fue seleccionado por el jefe de la policía, Jesús Rodríguez Almeida para tomar un curso en España con la Policía Real de ese país. Iría a la ciudad de Ávila a capacitarse en un curso antimotines, Ahora el viaje que realizaría en algunos días está en veremos, pues el pronóstico médico, de acuerdo con el secretario de Gobierno, Héctor Serrano, es que está en coma, aunque con probabilidades de vida. Anoche, su esposa Erika Granada se mantenía pendiente en el hospital a la espera de un mejor diagnóstico.

Sánchez Valdés es uno de los mejores elementos de la corporación, Uno del agrupamiento Guerreros de la Secretaria de Seguridad Pública (SSP).

Ayer, este agente y otros cinco de sus compañeros fueron golpeados por maestros de la CNTE que desde el 19 de agosto pasado vandalizan en la Ciudad de México en contra de la reforma educativa que los obliga a ser evaluados. Sólo hay un detenido, identificado como Ernesto de Jesús Rea Coello, quien portaba una credencial que lo acredita como profesor de Chiapas.

Desde las seis de la mañana, los maestros fueron llegando poco a poco o en “operación hormiga” al Boulevard Puerto Aéreo, donde pretendían bloquear los dos sentidos del principal acceso al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), sin embargo su movilización fue detectada, por lo que elementos de la SSP les cortaron el paso.

Poco antes de las siete de mañana decenas de maestros empezaron a arrancar la valla de seguridad que divide los carriles y usaron los tubos de esta para armarse, mientras otro grupo de profesores paró un tráiler y obligó al chófer a atravesar la unidad sobre la vialidad para impedir la circulación.

El agente Sánchez Valdés avanzó lentamente en su motocicleta despegándose del grupo de granaderos, por lo que los maestros lo detuvieron, lo bajaron a golpes del vehículo, le quitaron el chaleco antibalas, su radio de comunicación, su arma de cargo y lo tundieron a golpes.

El policía, conocido entre la corporación como Relámpago Gama, primero se puso en cuclillas para cubrirse, pero el número de golpes, palos, tubos y patadas de los maestros, en un instante quedó inconsciente por un golpe en la cabeza que, reportó la SSPDF más tarde, habría sido propinado por un tubo o un palo.

Al cierre de esta edición el reporte médico indicaba que Sánchez Valdés, sufre un traumatismo craneoencefálico grado tres y edema cerebral por el impacto que recibió a nivel frontoparietal.

Estará en observación 72 horas para verificar si no sufre de lesiones secundarias.

Otros de sus compañeros internados por la golpiza que les propinaron los maestros son: Miguel Ángel Sánchez Zepeda, con lesión en la rodilla izquierda, y Leticia León Palma, con golpes contusos en el pie izquierdo.

Ayer fueron dados de alta Evelia Mejía Alarcón, atendida por contusión de codo y muñeca; Luis Edgar Rosales Rodríguez, por contusión simple en mandíbula derecha, y Noé David Hernández Estrada, jefe de Unidad Departamental, por contusión de tibia izquierda.