Bien, no gravaron educación

Como lo dije en su momento, la confianza está en que el gobierno no grave las colegiaturas, un acierto favorable para los que hacen un buen esfuerzo para terminar o continuar su educación. Es meritorio y se admira. Aunque si me preocupa lo que se hará con los montos de los nuevos impuestos, como es destinarlos a pagar salarios caídos de trabajadores en paros constantes de actividades.

Preocupa que se mencione más contratación de burócratas, directores generales, adjuntos y coordinadores nacionales de las secretarías  de Hacienda, Educación Pública, Gobernación, Economía, Energía y otras más que se irán anexando conforme termine el año. Si no mal recuerdo un director general tenía sueldos hasta de un millones 500 mil pesos al año y hasta dos millones 100 mil pesos según su categoría, no se puede olvidar la critica del crecimiento constante de la burocracia y la falta de transparencia para saber que están realizando.

Es delicado para cualquier administración pública federal no justificar lo qué se hará con los dineros cuando hay un grueso superior a los 40 millones de compatriotas en difícil situación económica. Considero con riesgo de equivocarme que los nuevos dineros que se allegue el erario público debe tener destinos transparentes, fiables y, sobre todo eso que no sean aplicados para resarcir malas voluntades o  mejor dicho comprar voluntades para que cumplan con su responsabilidad.

Considero que los esfuerzos que se realicen deben ser parejos para sacar adelántelos grandes proyectos nacionales y no dejarlos suspendidos como tantos que han quedado en el camino por falta de recursos, si los habrá que estén bien aplicados. Habrá que revisar las erogaciones gubernamentales con mucho cuidado, es decir con la suficiente transparencia para evitar yerros.  El señor Presidente, licenciado Enrique Peña Nieto ha manifestado que no obstante los cambios generados en la Cámara de Diputados a la Reforma Hacendaria: “no se altera el espíritu y alcance que tenía la reforma, la reforma mantiene el carácter profundamente social, de alcance progresivo para asegurar que quienes tengan mayores recursos, paguen más impuestos. Más que nuevos impuestos, lo que tratamos es cerrar los privilegios que algunos tenían y les significaba pagar menos impuestos… Creo que todo ello está sentando bases importantes para que el país pueda crecer económicamente de manera más acelerada a las tasas que ha venido creciendo en los últimos años. El promedio del crecimiento de la última década en el país ha sido prácticamente de 2 por ciento, es un crecimiento, si bien positivo, insuficiente para generar los empleos y la calidad o condiciones de calidad y bienestar social que demanda la sociedad mexicana, que merece y que queremos tengan los mexicanos”.

Las buenas intensiones de la presente administración federal tendrán que considerar frenar casos de corrupción así como aplicaciones presupuestarias a grupos de burócratas incitadores a la violencia y los cuales desquebrajan lo que se pretende construir sin pensar el daño que se le ocasiona a la sociedad en su conjunto. En este contexto es de reconocer a los mentores dedicados y responsables, tanto de escuelas publicas como de instituciones privadas, ellos saben lo que significa esta actividad por ello reconozco a los legisladores, Bien, no gravaron Educación.

[spacer style=”4″ icon=”9998″]

Director General de la UNIVA-PV y Presidente del Consejo Político Universitario, Coordinador Nacional de Universidad- Empresa de la Asociación Nacional Facultades y Escuelas de Contaduría y Administración (ANFECA), catedrático-investigador, Articulista-Conferencista, Miembro del Club Rotario Puerto Vallarta Sur. Consejero de la CANACO Servitur y  miembro de COPARMEX.