Graziano Sovernigo, filántropo

GRAZIANOocos hombres como él. Ha contribuido desde siempre al bienestar de familias  vulnerables en este destino, les construye aposentos, pavimenta calles y es tan sencillo en su trato y humilde con sus semejantes que jamás se le ha notado siquiera la mínima presunción del bien que realiza en beneficio de los demás, es el señor Graziano Sovernigo Cavallín, director general de la fundación Paradise Village. Y quien ha contribuido en el bienestar de un importante núcleo de habitantes de este destino turístico.

Es un personaje para los empresarios, reconocido por su actitud emprendedora y la cual le permite buscar alternativas diversas para sus compañeros, sin olvidar a los que tienen la suerte de conocerlo y con él continuar construyendo un mejor lugar para vivir. No puedo retratarlo con simples conceptos sin que estén debidamente soportados en la realidad, jamás en los excesos, don Graziano Sovernigo requiere descripciones sin puntos utópicos y menos aún mesiánicos. Ha enseñado a generaciones a continuar en la vida en busca del bien común, ha repetido en demasiadas ocasiones, no podemos detenernos, la vida es eterna búsqueda del bien común, y dirige sus esfuerzos en mejorar la existencia de las clases vulnerables, con los resultados de su trabajo tesonero.

Es un hombre que desde muy jóvene sopesó lo que sería su vida futura, jamás temer a las dificultades, los proyectos tienen que darse, compartirse para mejorarse, sortear dificultades para beneficiarse y seguir adelante, ser sustentables en todo lo que se inicia es su enorme consejo filosófico. No beneficiarse en un sólo sentido sino disponer de los mecanismos necesarios para llamar a otros para disfrutar los triunfos, así he escuchado opiniones sobre don Graziano es su visión, avanzar en conjunto es lo que ha llamado su atención.

Es un ejemplo, ser humano modelo de superación; nacido en Treviso, Italia en plena tormenta bélica; una guerra que a él le enseñó cómo lograr sortear asuntos complicados; seguimiento a sus negocios de una forma puntual en tiempo y forma. Se da espacios para emprender e innovar, desde sus empresas de manera oportuna, eficiente y eficaz. La guerra endureció a muchos hombres, a don Graziano le otorgó la posibilidad de madurar ideas, de trabajar la tierra, la ley de su país le negaba trabajar en otro desempeño: trabajó en los oficios más rudos como lo fueron: herrero, albañil, ebanistero-carpintero, azulejero; en muchas ocasiones sin recibir nada por su desempeño. Sin embargo su responsabilidad siempre por encima, su ambición por aprender y lograr con los años ser un hombre exitoso. De 1954 y hasta entrados los ochentas decidieron radicar en el hermoso Puerto Vallarta, para el bien de los que lo conocemos y todos las generaciones que recordarán siempre con enorme respeto y simpatía a Graziano Sovernigo, filántropo.

[spacer style=”4″ icon=”9998″]

Director General de la UNIVA-PV y Presidente del Consejo Político Universitario, Coordinador Nacional de Universidad- Empresa de la Asociación Nacional Facultades y Escuelas de Contaduría y Administración (ANFECA), catedrático-investigador, Articulista-Conferencista, Miembro del Club Rotario Puerto Vallarta Sur, Consejero de la CANACO Servitur y miembro de COPARMEX.