Una larga historia que contar… Y colaborar

MARIQUITAHace unos días en la ya legendaria “Mesa del Coco” en “Torno a una mesa de cantina”, se reunieron un grupo de alegres bohemios vallartenses para celebrar, nada menos, que un año más de vida de Rafael de la Cruz, esencialmente periodista, corresponsal del diario El Universal.

Fue hasta el cierre de su edición corresponsal de la revista Life en Español, con una portada de Puerto Vallarta en la que aparece Liz Taylor. Vecina con Richard Burton, en el también legendario barrio “Gringo gulch”.

Mucha agua ha pasado bajo los puentes del Río Cuale, desde la llegada del “Chilango” Rafael de la Cruz, tanta que a lo largo de los años que tiene aquí, fue entre otras cosas, miembro de la Asociación de Charros. Donde fue pionera nada menos que El Prieto Ibarría.

Por entonces, el rancho del Charro colindaba con unos terrenos donde hoy se localiza la distribuidora Volkswagen.

Mucha vida

Desde entonces muchas historias se han contado y puede contar Rafael de la Cruz de esa etapa de historia que continúa celebrando, siempre en torno a una mesa de cantina con alegres bohemios, a la que no faltan los amigos de toda la vida.

Historias de todo tipo, incluso una en la que pudo perder la vida, todo por tocar figuras políticas que no entendieron lo que es la libertad de expresión. Detalle que aun hoy no se comprende. Pero bueno.

Fue un trago amargo, pero a cambio de eso, muchas historias llenas de anécdotas en torno al periodismo en Puerto Vallarta y en esto se recuerda a los pioneros como Don Pedro Cortés, con El Vigía, a Mariquita Sandoval con su Aquí Vallarta, aquel esfuerzo tan lleno de corazón de Matanchen y Alfredo López Labra para editar un diario y ayudar a la esposa de aquel periodista fundador de otro semanario.

Tantas historias que contar, que Rafael se dispone a escribirlas en un libro, que todos esperamos sea pronto, porque Rafael de la Cruz fue también pionero en la promoción de turismo, editor de un semanario y de un diario, de cuyos talleres surgió aquel “Policías y Ladrones” que evolucionó la información en Puerto Vallarta.

Algunas de esas anécdotas, si no es que todas, merecen integrar ese libro que tiene por escribir Rafael de la Cruz, que no deja de evolucionar, pues hoy se inicia en el periodismo en línea y además cuenta con un medio informativo que lo permiten las señales electrónicas de comunicación.

Apúntense todos

En torno a este nuevo aniversario de Rafael de la Cruz, con toda buena intención, es crear un fondo para la atención de Mariquita Sandoval en casa de Julia Baumgarten, quien se ha comprometido a atenderla.

Mariquita no puede ser atendida en un lugar como el asilo de ancianos. Necesita permanente atención de una enfermera y ese es el compromiso de Julia.

Debemos tocar puertas todos, comprometer a quienes fueron sus clientes o tocar el corazón, el buen corazón de todos los vallartenses para este llamado general que hace Rafael de la Cruz.

Historias que contar, entre otras muchas, para ayudar a Mariquita Sandoval, que llegó a esta etapa de su vida llena de necesidades. Su hijo hace todo lo que puede, pero estar con ella las 24 horas es imposible y debemos dar gracias a Julia por esa actitud tan positiva, pero sobre todo, depositar algo para su atención.