Desculturización

ABAJOSiempre he pensado que las estadísticas encubren los engaños, son la excusa de lo que no se hace y sólo se justifica con vaguedades aquello que tendría que verse en la realidad; es mi percepción de la condición de un país que amo y veo como se desvanece fuera de su situación cultural; la deja de lado, perder nuestra identidad es dejar de valer para nosotros y los demás, me leo catastrofista y solamente reflejo la realidad, como es posible tener seudo educadores cuando la exigencia del momento es una educación en la calidad, como diría mi amigo, guía y ejemplo de ser humano monseñor Guillermo Alonzo Velazco, educación y cultura históricamente han ido de la mano generaciones tras generaciones, hoy no; parecen divorciadas, pulverizaron aquellos que bloquean calles la esperanza de mejores generaciones a las cuales ya envenenaron con su irresponsable actitud apátrida…Aquí se anuncia el cierre de un teatro, no cualquier recinto es el “Teatro Vallarta”, síntesis y acción de una serie de presentaciones para públicos indistintos, contenidos culturales importantes sin atender clases sociales, tampoco gustos específicos, disfrutes totales conjuntaron opiniones y dirimieron actitudes culturales, parece que eso quedará en el tiempo.

Vamos por partes.

 

Primera

 

Los historiadores, los más coinciden en que las primeras culturas de nuestro continente datan de poco más de 40 mil años; de ser así la sedentarización dio el primer paso para la formación de la cultura de los pueblos de aquellos ayeres, hay historia en todo, la industrialización, los alimentos y la conformación del poder sociopolítico, se dio todo como una avalancha de cambios intermitentes e inevitables. La preciosa región del Anáhuac, orgullo Azteca. Los mexicas capitalizaron las herencias mesoamericanas; arquitectura, obras urbanas no solamente sorprendieron a los españoles conquistadores, rivalizaron con culturas aparentemente más avanzadas como las de los incas al haber construido una ciudad sobre un lago sorprendió a científicos de diversas partes del mundo. Orden, progreso educativo, valores, organización y la expansión comercial, control y poder político dieron ejemplo a muchas naciones. Hoy el mundo globalizado ha restado esa belleza, la diversidad aparentemente cultural arrebata a las naciones sus productos; imágenes sagradas aparecen comercializadas masivamente con ropajes extraños; héroes nacionales con aparente atuendo nacional, juegos propios ahora cada vez más alejados de su origen.

 

Segunda

 

Anunciaron el cierre del Teatro Vallarta, cubetazo de agua helada. Nos demuestra el poco trabajo en materia de cultura que se ha realizado. No es el escaso público, la realidad es que no se promueve  como se debe,  no hay convocatorias sociales, no se abre el espacio a los creativos de buen gusto, como lo es mi amigo el profesor Alejandro Alcázar, hombre de enorme talento. El maestro Fernando Hilario Baños López con su propuesta de cultura municipal, también desoído en totalidad y tantos otros a los que no vale la pena mencionar por respeto ya que sus proyectos quedaron en la nada, si se cierra un teatro tan importante pronto estaremos en la inopia total, sin nada cultural que comentar, menos practicar; nos encanta ponernos ropa para imitar lo que no seremos jamás, personas finas con modales correctos, no ir a escuchar una ópera o ver una obra de teatro, una representación cualquiera que nos permita salir de nosotros para rescatar algunos datos culturales. En pocos términos alejarnos de la vulgaridad en la que pretenden hundirnos los que niegan recursos a la cultura.

 

La Última

 

El 24 de octubre se conmemoró la erradicación de la poliomielitis en todo el planeta, esto fue en un 99 por ciento. Enfermedad que dejó muchos niños con parálisis completa que arrastraron por toda su existencia, lamentable, hoy se celebra y vale la pena, le ganamos a este terrible mal.

[spacer style=”4″ icon=”none”]

Egresado de la UNAM, maestro universitario desde 1979, fue investigador del ICS, conferencista, articulista, inició su trabajo periodístico en la Revista Proceso, jefe de corrección primera plana de diario El Nacional, reportero y columnista; galardonado en varias universidades del país,  21 años trabajó en el sector público y conformó el SNIM en la Coordinación de Productos Básicos de la Presidencia de la República,  se integró a la Univa en 1989 como catedrático investigador, cofundador del IDEO-UNIVA actualmente es coordinador de Comunicación y Publicaciones  y del  Consejo Político Universitario de esta Casa de Estudios en Puerto Vallarta.