Joven mete rifle al aeropuerto de LA y mata a un agente

aeropuertoLAPaul Ciancia, de 23 años de edad, hirió a siete personas más, antes de ser alcanzado por una bala de la policía.

El tiroteo, en la Terminal 3 de ese puerto aéreo; suponen que fue específicamente a asesinar policías.

Un solitario sujeto vulneró ayer las estrictas medidas de seguridad del aeropuerto de Los Ángeles, el tercero de mayor afluencia de pasajeros en Estados Unidos, a donde ingresó con un rifle de asalto y ejecutó a un funcionario de seguridad.

En la acción siete personas más resultaron heridas, tres de ellas por disparo de arma de fuego. El agresor, identificado como Paul Anthony Ciancia, de 23 años, efectuó 12 detonaciones antes de ser herido en el pecho y detenido por la policía.

La acción prendió los focos de alerta no sólo en la terminal aérea, sino en toda la ciudad, donde se montaron operativos de seguridad en busca de posibles cómplices, lo cual fue descartado completamente por la tarde.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 09:30 horas (11:30 horas tiempo del centro de México), cuando Ciancia llegó a un puesto de control de la Agencia de Seguridad del Transporte (TSA, por sus siglas en inglés).

Fue en ese lugar, ubicado en la terminal tres del aeropuerto, donde se desató la balacera que obligó a las autoridades a cerrar las operaciones, afectando más de 750 vuelos nacionales e internacionales.

La agresión generó pánico entre miles de personas que se encontraban en la terminal, muchas de las cuales no sabían que pasaba, pero si veían mucho movimiento de los cuerpos de seguridad.

CNN citó el testimonio del columnista Bill Reiter, de Fox Sports, que estaba en el aeropuerto en el momento del tiroteo y en su cuenta de Twitter escribió: “después de la explosión inicial de disparos y esconderse, la gente empezó a saltar por encima de otro, saltando sobre sillas, empujando a los demás. Caos y temor”.

De acuerdo con las investigaciones, Ciancia es originario de Pennsville, Nueva Jersey, y en días previos había enviado mensajes “de enojo” y hasta suicidas a su hermano y su padre.

Según la cadena de noticias CBS, en la mochila del tirador se encontró una nota en la cual expresaba su deseo de matar a los oficiales de la Agencia de Seguridad del Transporte: “Quiero matar a los de TSA y a sus puercos”. El sospechoso permanece bajo custodia en un hospital, donde recibe atención médica.