EU organiza campaña de ayuda a víctimas de Haiyan

ayuda a filipinasTras el paso del tifón por Filipinas, organizaciones gubernamentales y de asistencia privada estadounidenses mandan asistencia humanitaria

Washington, EU- Organizaciones gubernamentales y de asistencia privada estadounidenses llevan a cabo una campaña de asistencia humanitaria destinada a la población de Filipinas, tras el paso del tifón Haiyan que habría dejado al menos 10 mil muertos.

El secretario de Estado, John Kerry, anunció el despliegue de un equipo de veteranos de guerra para ayudar en las zonas más afectadas, a apropósito de la celebración este lunes del Día de los Veteranos en Estados Unidos.

Agregó que la dependencia a su cargo está cooperando con el Fondo de Asistencia para el Desastre por el Tifón en Filipinas, establecido por la Fundación mGive que coordina donaciones vía teléfonos celulares.

“Desde que inició esta calamidad, Estados Unidos ha trabajado de cerca con nuestros socios en las Filipinas para ofrecer asistencia rápida y efectiva”, señaló Kerry en un comunicado.

Anotó que personalmente le ha asegurado al ministro de Relaciones Exteriores de Filipinas, Albert del Rosario, el compromiso de Estados Unidos para ofrecer la asistencia necesaria.

Recordó que el equipo estadunidense de asistencia para desastres fue uno de los primeros grupos de ayuda internacional que llegaron a la provincia de Leyte, una de las regiones más gravemente afectadas por el tifón.

Expertos de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) están trabajando con agencias gubernamentales filipinas an la evaluación de los daños y en la identificación de las necesidades, tras las cuantiosas pérdidas materiales y humanas ocasionadas por la tormenta.

Kerry apuntó que en las siguientes horas tras el embate del tifón, Estados Unidos a través de su embajada en Manila ofreció asistencia financiera “sustancial” para cuidados médicos, agua y sanidad. Apuntó que el gobierno estadounidense está organizando embarques de emergencia con materiales para dar albergue a los cientos de miles de filipinos que perdieron sus casas.