Consejos de una abuelita modernaGente PV

Intriga

E01n uno de los mandamientos de la Ley de Dios, que fueron entregados a Moisés, en el Monte de  Sinaí (no se sabe con exactitud la fecha de ese gran acontecimiento, porque sólo hace mención del tercer mes, después de su salida de Egipto, y el éxodo de los Hebreos, fluctuó entre los años 1224 a 1204 años, antes de Cristo), dice así:

“No levantarás falso testimonio contra tu prójimo”.

La famosa intriga comienza con aparentes, graciosas e inofensivas, pequeñas mentiras…

Inician con las tan conocidas… ¡Mentiras piadosas!…

Las mentiras son y serán siempre mentiras;  no es otra cosa más que la ausencia de la verdad, por lo tanto… La mentira piadosa… ¡no existe

Hay personas que por autojustificarse, inician con una mentira en apariencia insignificante, pero la mentira es parecida a una bola de nieve que principia con el tamaño de una cuenta, al ir rodando va tomando dimensiones y fuerza indescriptible, capaz de terminar en un alud tan poderoso que en ocasiones puede exterminar… ¡Hasta un pequeño poblado!..

Cuántas veces en casa, no le damos la importancia necesaria, y nos acostumbramos a mentir… ¡Espérame un segundo!… (Eso dijiste hace 1 hora), ¡Ahorita salgo!… (y en realidad es una horita…), ¡Dile que no estoy!… (dice papá que no está…), ¡En una semana no sales!… (y al día siguiente va a la escuela…) En fin, ustedes sabrán, porque tal vez, lo han escuchado por ahí…

Pero cuantas veces por evitarnos un regaño, ¡mentimos!, ejemplo: ¡No traje la tarea porque se me olvidó en casa!… (en realidad no la hizo ), o… ¡Yo no tengo novio!… (sale embarazada…). ¡Jamás te he engañado!… (en esa colonia…).

Hay personas que mienten por coraje; un ejemplo: La mejor amiga sin saberlo, se hizo novia del muchacho que a ella le gustaba, e inventa una mentira con premeditación, alevosía y ventaja… ¡Que se convierte en intriga!, tan cruel y poderosa, capaz de destruir a un ser inocente, que confió, plenamente en su amistad.

La intriga, para no sentirse tan mal, cuando se comete, se “autojustifica”; puede ser por envidia, por celos, por falta de amor propio, por inferioridad, por conservar un trabajo, porque las cosas no salieron como se esperaba, por ganar un lugar inmerecido, pero aunque sea la excusa que se quiera dar, no deja de ser… ¡infame!

En una ocasión, una persona ayudaba desinteresadamente a otra porque creía que en realidad estaba sola y desamparada; a veces, hacía grandes sacrificios para continuar sus donaciones, pero cuando se enteró que tenía hijos y nietos que estaban pendientes de sus carencias, le dejó de enviar su donativo; a la afectada, le dio tanto coraje el ya no recibir lo que pedía, que en lugar de dar las gracias por los años de ayuda, se dedicó a hablarle por teléfono a todas horas para insultarla y maldecirla, pero lo que más le afectó a la dadivosa… ¡Fue la intriga que entretejió para destruirla!

Aunque se diga que la mentira dura hasta que la verdad no llega, una intriga puede ser tan poderosa como el mismo veneno, que por desgracia, cuando se esclarece la verdad… ¡El daño es irreparable!

Por eso, trata de evitar la mentira en ti mismo y dentro de tu hogar, porque se inicia como un gracioso juego, pero es tan peligroso ya que puede terminar en costumbrismo, y cuando estás enojado o con un ligero ataque de ira, conscientemente se comienza con una intriga, que cuando pasa el enojo, arrepentido, la trata de remediar, pero… ¡Ya es demasiado tarde

Lo mejor que podemos hacer cuando sabemos que alguien empieza a entretejer una intriga en contra nuestra es, enfrentarlo con mucho valor, testigos y practicando el perdón.

Si una persona te ofende y daña, aclara las cosas, apártala de tu vida, y olvida. Pero si te enteras que está sola con un problema, ayúdale, y ¡Continúa viviendo con amor!

Cariñosamente: A.I.