Pagan quincena a los que dejan sin clase a 1.2 millones

chiapas maestrosEl pago se entregó el viernes, al iniciar el Buen Fin, sin acuerdo para reanudar el ciclo escolar
Pertenecen a las secciones 7 y 40 del sindicato de maestros; exigen 500 mdp para reabrir escuelas

El gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, dio su buen fin a los maestros que mantiene a un millón 200 mil alumnos sin clases desde hace 83 días: les pagó una de las tres quincenas retenidas, aunque no hay compromiso para que vuelvan a las aulas.

Como parte de las negociaciones que los docentes han tenido en la Secretaría de Gobernación, donde han sentado al mandatario estatal, el gobierno local accedió a liberar los cheques para los maestros de las secciones 7 y 40 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

El pago se entregó el pasado viernes, es decir, el día en que inició el programa Buen Fin, en el que más de 300 mil establecimientos ofrecieron descuentos en distintos productos, bienes y servicios.

Sin embargo, ambas secciones magisteriales insisten en que el gobierno federal destine 500 millones de pesos para, dicen, la construcción de infraestructura educativa en el estado. De lo contrario, el paro se mantendrá en Chiapas.

Las secciones 7 y 40 del SNTE ahora son parte del movimiento de resistencia contra la Reforma Educativa, a pesar de que Chiapas fue la primera entidad en aprobar los cambios constitucionales en su Congreso local (una semana después de que fuera aprobada en la Cámara de Diputados), sin que se realizara ninguna manifestación ni suspensión de clases.

Hace tres meses y medio, con el aval del gobernador del Verde Ecologista, Manuel Velasco, el magisterio estatal pasó a ser controlado por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

El 6 de julio pasado, en la elección de la nueva dirigencia de la sección 7 del SNTE, ganó Adelfo Alejandro Gómez, cercano a los integrantes de la sección 22 de la coordinadora.

Ese mismo día el gobernador acudió a ver al nuevo líder de 45 mil maestros, le levantó la mano y lo felicitó por su triunfo. En menos de dos meses Adelfo llamó a paro indefinido y suspendió las clases para un millón 200 mil estudiantes haciendo eco del llamado de la Coordinadora en la “lucha contra la Reforma Educativa”.

Hace un mes integrantes de la sección 40 del SNTE, que aglutina a 20 mil trabajadores estatales, se unieron a la sección 7, tomaron las instalaciones del sindicato, desconocieron a su secretario y dieron apoyo al dirigente Alejandro Gómez, quien ahora tiene voz por 65 mil docentes.