Un 28 de diciembre adelantado

SOLO JAIMEPARECE, PERO NO ES BROMA. Como si fuera Día de los Inocentes, el alcalde Ramón Guerrero, da a conocer que su carta fuerte para buscar la presidencia del CDM del Partido Movimiento Ciudadano es el abogado Jaime Castillo Copado, a quien sus críticos bautizaron con el mote de “Castillo Dopado” porque durante el tiempo que fungió como director de Comunicación Social del Ayuntamiento literalmente se la pasó dopado, incapaz de reaccionar para ayudar a mejorar un poco la imagen de su amigo el presidente municipal. Como columnista y entrevistador Jaime Castillo demostró que con un poco de sentido común cualquiera puede ser un periodista aceptable, pero como funcionario público ha sido una terrible decepción, lo mismo durante el tiempo que pasó pegado a la teta del Centro Universitario de la Costa que durante el año que lleva cobrando en la presidencia municipal. Apena la forma en que un joven profesionista puede llegar a perder la dignidad con tal de mantenerse en la nómina, sin importarle que literalmente sea un aviador, porque eso de que era Director de Proyectos Estratégicos del ayuntamiento vallartense no pasaba de ser una vacilada, al grado de que ahora Jaime es el jefe del Departamento de Relaciones Públicas, donde ya está realizando lo que mejor sabe hacer: simplemente nada. En realidad sorprende la similitud del nuevo ayuntamiento ciudadano con ayuntamientos anteriores donde abundaban los funcionarios mediocres que sin el menor rubor cobraban a cambio de no hacer nada.

 

EL ARMA SECRETA DEL MOCHILAS. Pese a su fracaso como funcionario público, Jaime Castillo Copado sigue gozando de la estima y admiración del Mochilas, quien ahora pretende imponer a Jaimito como dirigente municipal del MC, con miras a los movimientos políticos del 2015. La información, que parece rumor de mal gusto filtrado para exhibir al Mochilas, es confirmada por el propio Jaime Castillo, quien confesó que está interesado en llevar las riendas del partido porque le parece una experiencia novedosa ya que nunca ha militado en un partido político. Y para ello ya se entrevistó con Juan Enrique Ibarra Pedroza, delegado especial del MC en Puerto Vallarta, quien debe andar vuelto loco de contento debido al pelotón de brillantes ciudadanos que están muy interesados en asumir la dirigencia del partido MC, entre los que destacan el malogrado Héctor Gallegos, el regidor Pitas Pelayo y el ex amigo de Javier Bravo Gustavo Fong, convertido hoy en el vallartense más allegado a Enrique Alfaro. En ese concierto de luminarias políticas por supuesto que Jaime Castillo Copado no tiene nada qué hacer, por mucho que cuente con el respaldo del alcalde Ramón Guerrero, así que no tendrá más opción que resignarse a seguir papando moscas en el cubículo asignado al titular de Relaciones Públicas.

 

LA CEREZA DEL PASTEL. Tras ser un partido del montón, el Partido Convergencia por la Democracia tuvo un golpe de suerte cuando cambió de nombre y se asumió como Movimiento Ciudadano. Por si a algunos ya se les olvidó Convergencia Democrática fue fundado por el ex gobernador de Veracruz Dante Delgado Rannauro, quien tras ser encarcelado por sus propios compañeros de partido decidió fundar su partidito para tener con qué defenderse. Aunque en Veracruz llegó a tener una importante presencia, fuera de ahí Convergencia nunca pasó de ser una rémora del PRD, partido con el que históricamente hizo alianza en las elecciones federales. Hoy, con Andrés Manuel López Obrador empeñado en registrar su propio partido, Convergencia democrática, hoy Movimiento Ciudadano, se toma en serio la posibilidad de convertirse en una verdadera opción electoral, aunque para su desgracia no pasa de ser un partido oportunista, cachavotos, que ha crecido gracias a la fuga de políticos de otros partidos, como fue el caso de Puerto Vallarta donde consiguió la alcaldía gracias a la candidatura del ex panista Ramón Demetrio Guerrero Martínez.

 

NADA QUE PRESUMIR. En Puerto Vallarta el MC no existía hasta el año pasado, cuando el panista Ramón Guerrero decidió utilizar la franquicia para buscar la presidencia municipal, tras haber perdido la convención municipal de su partido. El membrete fantasmal estaba a cargo de Leticia Baca, quien gracias a que su hermano es una persona muy allegada al alcalde de Acapulco Luis Walton, también dirigente nacional del MC, consiguió que la nombraran coordinadora municipal en Puerto Vallarta. Hoy, aunque su encargo vence el 14 de diciembre del 2014, Leticia Baca está a punto de ser relevada del cargo debido al enorme interés que muchos tienen por hacer del MC una franquicia rentable en el 2015. Por eso hay tanto burro rebuznando ante la posibilidad de ser el primer presidente formal del CDM del MC, convencido de que desde la presidencia municipal se le inyectarán recursos al partido para que se convierta en una marca competitiva. No es ningún secreto que desde la presidencia de Puerto Vallarta se aportan recursos para que el MC se fortalezca en Bahía de Banderas con miras a las elecciones del año entrante. En el 2011 El Mochilas fue uno de los más entusiastas promotores de la candidatura del entonces panista Rafael Cervantes Padilla, pero tras el triunfo vino la decepción porque Rafa se declaró priista y dejó a los panistas de Puerto Vallarta colgados de la brocha. Hoy el más interesado en que el MC Vallarta quede en buenas manos es Enrique Alfaro, quien hace hasta lo imposible por evitar que El Mochilas le arrebate el control del partido.

 

POSDATA. Y a propósito de dignidad, la periodista mochilista Silvia Álvarez dejó el cargo de jefa de Prensa del ayuntamiento vallartense para ocupar la fantasmagórica Dirección de Proyectos Estratégicos que dejara vacante Jaime Castillo al ser designado como nuevo jefe de Relaciones Públicas. La visión crítica de Silvia Álvarez fue anulada por su necesidad de mantenerse en la nómina y hoy sigue descendiendo al dejar prensa para ocupar una aviaduría.

 

VOX POPULI. Aunque es uno de los desfiles más vistosos e importantes del calendario cívico, el gobierno federal decidió cancelar el desfile del 20 de Noviembre por razones que desconocemos. Es lamentable que una celebración tan importante sea reducida a un evento casi privado en las instalaciones del Campo Marte, donde el presidente Enrique Peña celebrará hoy un aniversario más de la revolución mexicana, lejos del peligroso Zócalo capitalino que se ha convertido en territorio comanche para el gobierno federal. En cascada, muchos gobiernos estatales y municipales hicieron lo mismo, sobre todo en Bahía de Banderas donde Rafael Cervantes de inmediato anunció la cancelación del desfile emulando al gobierno federal.