El retorno del lenguaje de la guerra

Salvador Camarena
Con 24 horas de diferencia, la semana pasada los titulares de las secretarías de Defensa Nacional y de Marina Armada pronunciaron sendos discursos en los cuales queda claro que el lenguaje de la guerra, que caracterizó al anterior sexenio, está de regreso. “Mantengamos un frente sólido e institucional para que generemos las condiciones de seguridad y estabilidad que requieren los mexicanos (…) los flagelos que hoy afectan a los ciudadanos, los actos criminales que los ofenden son plagas que debemos desterrar”, dijo el viernes el general Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa Nacional, en San Luis Potosí (reporte de Antonio González, Milenio). Al día siguiente, el almirante Vidal Francisco Soberón Díaz, secretario de Marina, en el discurso conmemorativo del día de la Armada, se comprometió ante el presidente de la República a que los marinos continuarán “coadyuvando para consolidar el estado de derecho, donde no haya cabida alguna para aquellos que nos dañan como nación”. Estas dos declaraciones son propias del anterior gobierno, que gustaba de explicar su estrategia con metáforas en las que los criminales eran equiparados con plagas, sexenio en el que se instaló la lógica del aniquilamiento. Si esos discursos son una muestra del ánimo que existe hoy entre