EPN publica decreto "Vida Libre de Violencia para las mujeres"

Foto: Especial

México.- Con el fin de eliminar la violencia familiar, el acoso y el lenguaje sexista, el presidente Enrique Peña Nieto publicó el decreto con el que se reforma la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Al hacer énfasis de que hoy se festeja el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el primer mandatario destacó que las sociedades necesitan de leyes modernas que protejan y apoyen a las mujeres, para que todas ellas se realicen plenamente.

El documento, publicado en el Diario Oficial de la Federación incorpora la obligación del Estado a implementar medidas a favor de la conciliación del trabajo, de la vida personal, y de la corresponsabilidad en las tareas del hogar.

Indica que será la Federación, a través de la Secretaría de Gobernación, la que formule, conduzca y vigile el cumplimiento de la Política Nacional Integral en coordinación con entidades federativas y municipios, en el ámbito de sus respectivas competencias.

Además señala que la declaratoria de alerta de violencia de género prevé detenerla y erradicarla, a través de acciones gubernamentales de emergencia, y podrá ser presentada por los organismos de derechos humanos internacionales, nacional o entidades federativas, así como organizaciones de la sociedad civil legalmente constituidas.

Aprobada el 8 de octubre por la Cámara de Diputados, la reforma modifica los artículos uno, cinco, 17, 33, 34, 37, 40 y 42 de dicha ley.

En el artículo uno se agrega que la ley promueve la lucha contra toda discriminación basada en el sexo, y que busca regular y garantizar la igualdad “de oportunidades y trato” entre hombres y mujeres.

En el artículo cinco del decreto se incorporan los conceptos de discriminación contra la mujer, igualdad de género, igualdad sustantiva y perspectiva de género, en concordancia con las normas específicas que abordan la discriminación y la violencia contra las mujeres.

En el artículo 17, se establece que se deberá promover la igualdad entre mujeres y hombres en la vida civil, y desarrollar en la política nacional la utilización de un lenguaje no sexista.

En el artículo 33 se ordena establecer medidas para fortalecer el acceso de las mujeres al empleo y la aplicación efectiva del principio de igualdad de trato y no discriminación en el trabajo, mientras que en el artículo 34 se establece que en el trabajo deben promoverse condiciones que eviten el acoso sexual, por medio de la elaboración de códigos de buenas prácticas.

Ademas, en el artículo 37 se ordena modificar patrones socioculturales de mujeres y hombres para eliminar prejuicios y estereotipos entre ambos.

El artículo 40 se modificó para incluir un reparto más equilibrado de las responsabilidades familiares, reconociendo a los hombres el derecho a un permiso y a una prestación por paternidad.

Por último, el artículo 42 promueve la utilización de un lenguaje con perspectiva de género, y se establece que se debe velar porque los medios de comunicación transmitan una imagen igualitaria plural y no estereotipada de mujeres y hombres y eviten utilizar lenguaje sexista.