Ciudad

Consignan a presunto asesino

1 Marco Antonio Valenzuela PalaciosYa se encuentra ante el Juez en turno, un sujeto que de acuerdo a las investigaciones de la Fiscalía es el principal sospechoso de haber dado muerte a su ocasional pareja, un homosexual que vivía en céntrica colonia de la ciudad.

El sospechoso es Marco Antonio Valenzuela Palacios, alías “Carlos” (21 años), quien es vecino de la colonia López Mateos, en esta ciudad.

Este sujeto ahora se encuentra a disposición de la Jueza del Juzgado 2º de lo penal, por su presunta responsabilidad en el homicidio de un sujeto que fue hallado sin vida el 5 de junio de este año y que respondía al nombre de Armando Medrano Aguilar, de 63 años, en el interior de su domicilio, ubicado en la calle

Ecuador 1243, esquina con Honduras, en la colonia 5 de Diciembre, asesinado a cuchilladas.

Señala el expediente, que con fecha del 01 de Junio del presente año, el ahora indiciado Marco Antonio Valenzuela Palacios, a las 17:00 horas,  llegó al domicilio del ahora occiso Armando Medrano Ávila, ubicado en la calle Honduras en la colonia 5 de Diciembre, debido a que fue invitado por el ahora occiso a comer en el domicilio. Por esa razón la víctima  le permitió el acceso a su departamento, que se encuentra en la planta alta; se sentaron tanto el indiciado como el ofendido, en uno de los sillones de la sala del departamento en mención y comenzaron a consumir bebidas alcohólicas.

Posteriormente, el ofendido invitó a Marco Antonio Valenzuela Palacios a quedarse a dormir en su departamento, pero el sujeto activo le dijo que a cambio le debía dar $3 mil pesos, pero el ofendido creyó que se trataba de una broma y comenzó a abrazar al indiciado, el cual ya molesto le decía que ya lo dejara ir que ya estaba enfadado.

Fue así que en un momento dado el ofendido cerró la puerta del departamento y Marco Antonio se dirigió a la salida, y como la puerta de salida se encuentra a unos cuantos pasos del área de la cocina, vio el sujeto activo sobre la repisa al parecer de vidrio transparente, varios utensilios de cocina, entre ellos una base de madera la cual es un porta cuchillos.

El acusado agarró con su mano derecha uno de ellos de aproximadamente 12 centímetros de hoja tipo sierra, con mango color negro, diciéndole el occiso que no se pusiera difícil  y lo volvió a abrazar, encontrándose los dos de frente.

El occiso acarició al otro en su espalda con sus manos al mismo tiempo que lo abrazaba de frente y en esos momentos el activo aventó al ahora occiso y resbaló y cayó al suelo boca abajo;  encontrándose en el suelo caído boca abajo, Marco Antonio se paró con los pies abiertos viendo la nuca del otro, encontrándose el cuerpo en medio de los pies del indiciado quien se agachó, y con el cuchillo que sujetaba con su mano derecha se lo enterró en su cuello del lado derecho.

Inmediatamente sacó el cuchillo y se lo volvió a enterrar en el cuello del lado derecho, lo sacó y de inmediato se lo volvió a enterrar en diversas partes del cuerpo de la víctima, principalmente en el cuello y rostro, hasta que no se movía.

Inmediatamente salió del departamento, tomando las llaves del vehículo del occiso, el cual es de la marca Toyota RAV, dejando abierto el portón de la cochera, dándose a la figa a bordo del vehículo.

Fue así que el día 5 de junio a las 10:07 de la mañana, reportaron vecinos de la calle Ecuador, que en la finca número 1243 salían olores fétidos y a la persona que vivía en el lugar desde el sábado pasado no la veían.

Ante lo anterior, en el sitio se presentaron elementos de la Unidad PV-181, quienes por la ventana de la vivienda pudieron observar que en la sala, se encontraba tirada una persona, en estado de descomposición y sobre un enorme charco de sangre.

Al entrar notaron mucho desorden en las cosas, por lo que procedieron a acordonar el área y dar parte a las autoridades de la Fiscalía del Estado.

Al sitio se presentaron los agentes del Ministerio Público, René Ortega Roldan y Osvaldo Delgadillo, así como la Perito del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, Carmen Ramírez Cano para realizar las pesquisas

El tipo en su declaración aceptó ser el responsable y confesó que escondió la camioneta y luego huyó a Nayarit, donde permaneció algún tiempo, para luego regresar a esta ciudad. Las indagatorias continúan debido a que la camioneta marca Toyota, tipo RAV-4, en color plata, con las placas de circulación JFG-1594 de Jalisco, propiedad de la víctima, no apareció donde dijo el tipo que la había escondido.