Ciudad

Siguen las negociaciones por “afectación” en una propiedad

COLECTORCon escrituras en mano, aseguran ser dueños de dos de los cuatro carriles de un tramo de la avenida México

Este lunes se volvieron a reunir para tratar de negociar por tercera ocasión el conflicto originado el pasado jueves, donde la familia Ibarría reclama les reconozcan su propiedad privada, ya que con escrituras demuestran ser los dueños de dos de los cuatro carriles de un tramo de la avenida México.

El conflicto se derivó porque actualmente Seapal está en plena obra de introducción del nuevo colector de aguas residuales, a lo cual la familia se negó por sentirse afectados por las obras y que no los han indemnizado.

En las negociaciones, la Familia Ibarría se declara a favor del desarrollo de la ciudad, pero piden que se les indemnice por la afectación a su predio o bien se les rente la parte por donde pasará el colector de aguas negras del Seapal, solicitando a la vez las obras correspondientes a un canal para que el agua fluya en el predio cercano a la avenida del Centro de Convenciones a manera de desfogue.
Es el abogado Jorge Santana Ibarría quien representa a la familia Ibarría, quien pide se respeten los convenios de compra-venta, que ya existen sobre predios propiedad de la familia y que no han sido cumplidos en años recientes, por lo que precisó el abogado que hace más de 20 años se les permitió hacer el colector al Seapal que hoy van a reponer, pero como se trata de una obra nueva se deben refrendar los compromisos ya existentes.

Por su parte, en el Seapal aseguran que tienen los permisos de construcción para realizar la obra, aunque no tiene facultades para darlos la autoridad en un terreno que es propiedad privada, por lo que seguirán las negociaciones en la búsqueda de acuerdos, sin que se haya logrado el viernes, como se había dicho, un convenio entre las partes.
La familia Ibarría pagó este año casi 250 mil pesos por concepto de impuesto predial, por lo que dentro de las negociaciones buscarán que los indemnicen o que les renten por el uso de la superficie por donde pasa el colector de aguas negras, reiterando el abogado que la familia tiene los documentos que acreditan la propiedad y aclarando que no cederán en las negociaciones con el Seapal.

 

EL DATO:

El conflicto se derivó porque actualmente el Seapal Vallarta está en plena obra de introducción del nuevo colector de aguas residuales, a lo cual la familia se negó por sentirse afectados por las obras y que no los han indemnizado