Ciudad

Atractivo turístico y “plus”, avistamientos de ballenas

SECUNDARIACientos de turistas se han deleitado con la presencia de varios ejemplares de la ballena jorobada, que a partir del pasado fin de semana han comenzado a registrar su presencia, la cual se complementa con apariciones esporádicas de delfines, tortugas marinas y otras especies de la fauna marina.

Chipol Guzmán, empresario de Mismaloya Dive Shop, reportó que “hoy fuimos a las ballenas y estaban donde siempre les gusta estar, enfrente de la Cruz de Huanacaxtle y hasta la playa de Cuchitan o más conocida como Destiladeras”.

Agregó que en el paseo realizado le tocó observar entre 10 o 12 apariciones de los enormes cetáceos.

Jorge Morales, biólogo de Explora Vallarta, refirió por su parte que también se han suscitado más de media docena de avistamientos en los paseos que realiza su embarcación a las islas Marietas.

Cuestionado respecto a comentarios en el sentido de que la bahía de Banderas y específicamente la zona de islas Marietas y los Arcos, en Puerto Vallarta, registran ciertos niveles de saturación de embarcaciones y turistas que acuden a divertirse sin tomar las debidas precauciones para hacerlo con sustentabilidad, y que eso puede provocar que las ballenas jorobadas dejen de acudir a la bahía de Banderas, descartó que eso pudiera ocurrir.

De hecho, afirmó, las ballenas no se alimentan aquí en la bahía de Banderas, porque aquí es su zona de reproducción y de crianza para las mamás que tienen a sus crías. Ocasionalmente podrían alimentarse, siempre y cuando haya alimento, pero eso es muy esporádico que se dé.

Las ballenas, puntualizó, están totalmente adaptadas a pasar su estadía en costas mexicanas sin alimentarse, debido a que durante el verano se alimentaron en aguas del Pacífico norte y han almacenado muchas toneladas de comida, la cual provee de energía a las ballenas para su recorrido por la Bahía de Banderas para dar a luz a sus ballenatos.

Con ello se descarta el temor que algunos abrigan, sobre su posible alejamiento, como consecuencia de la falta de comida.

Por lo pronto las ballenas están apareciendo con regularidad, y sus saltos, sus aleteos, coletazos y hasta sus cantos, son el deleite de cientos de visitantes nacionales y extranjeros que toman el paseo por el gusto de observarlas o que deciden viajar a las islas Marietas para contemplar la playa escondida y de paso, apreciar el majestuoso espectáculo de la ballena jorobada.

EL TIP:

Las ballenas están adaptadas a pasar su estadía en costas mexicanas sin alimentarse, debido a que durante el verano se alimentaron en aguas del Pacífico norte y han almacenado muchas toneladas de comida