Regalos desde el Cielo

Una de las cosas que más apreciamos los seres humanos, son los regalos, ¿a quién no le gusta recibir un obsequio?, de hecho un regalo es una pequeña puerta para las relaciones interpersonales.

 

¿Qué es un regalo? Es una cosa dada a alguien como señal de afecto, un regalo de cumpleaños, placer cosa que provoca deleite. Dádiva hecha voluntariamente o por costumbre. Conveniencia, comodidad, descanso que se procura en orden a la persona.   Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009

 

La Navidad es una de las mejores épocas del año, para demostrar amor y afecto con algún detalle.

 

El escritor Enrique Chaij, asegura que las cosas más valiosas de la vida son abundantes y gratuitas para todos.

 

Por lo tanto, bien podría afirmarse que todos somos ricos, aunque andemos escasos de dinero. Por ejemplo, el sol, el aire y el agua, tan abundantes como gratuitos, valen más que cualquier dinero del mundo.

 

Desde la majestuosa luz solar que alumbra y hace fructificar el suelo, hasta la chispa matinal que nos despierta por la mañana; desde la atmósfera que rodea a la tierra, hasta la porción de aire que llena nuestros pulmones; desde los inmensos mares que contiene el planeta, hasta el pequeño sorbo de agua que apaga nuestra sed, todo, absolutamente todo lo que mantiene nuestra vida es un regalo de Dios, por el cual no debemos efectuar pago alguno.

 

Sin embargo, ¡cuántos se empobrecen por no saber aprovechar estos regalos del Creador! Algunos viven tan concentrados en su mundo laboral o encerrado en su pequeño espacio vital, que no tienen tiempo ni ganas de tomar un poco de sol en el fondo de su casa o en la plaza cercana. Otros, arruinan su salud con el aire contaminado que respiran, porque, siempre afanosos en el taller o en la oficina, no aprecian el aire puro que la naturaleza les ofrece con tanta generosidad.

 

¿Y qué decir del regalo más grande que Dios haya dado a la humanidad?, aquel pequeñito que nació en un pesebre, despojado de su reino celestial, no escatimó su linaje para venir a salvar al mundo de las miserias del pecado, del conflicto entre el bien y el mal y cuyo nacimiento la gente lo llama “La Navidad”.

 

Por tal motivo, hoy es un día especial para que reconstruyas el puente quebrantado entre tú y Dios. Porque solo Jesucristo es nuestro Sumo Pontífice,  el puente máximo entre Dios y los hombres.

 

Ya lo sabes, el mejor regalo de Dios a la humanidad, Su Hijo Jesucristo.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en El, no se pierda, mas tenga vida eterna”. (Juan: 3:16)

 

Lic. Livier Nazareth. Psic./Tanatóloga, Especialista en Crisis Familiar y de Pareja, Terapía por la pérdida de un ser querido. Citas 22 5 82 63.

livier590@hotmail.com