Gente PV

Ícono de la modernidad turística vallartense

 

Al cumplirse un año de haberse concluido la construcción del hoy llamado Muelle Los Muertos, se realizó una espectacular celebración con juegos pirotécnicos que dejaron de manifiesto la majestuosidad de esta obra que representa un paso a la modernidad de Puerto Vallarta, que durante muchos años ha explotado una imagen de pueblito típico que poco a poco se va esfumando para seguir la tendencia de otros destinos turísticos.

 

El muelle construido a base de concreto y acero, con una longitud de 110 metros y una pasarela de 4 metros de ancho, se realizó como parte de los proyectos del rescate del centro histórico, en el que intervinieron los tres niveles de gobierno. Diseñado por el arquitecto Jesús Torres Vega, la obra se inició con la demolición el antiguo muelle en 2009  y  en el mes de Octubre de  2010 arrancó su construcción, con un diseño único en México.

 

Un poco de historia.

Hasta los años setentas la playa Los Muertos tenía un pequeño muelle en donde desembarcaban y embarcaban miles de turistas anualmente, en barcos de alto calado y dedicados a la actividad turística provenientes de los Estados Unidos como el Princesa Margarita, Italia y Farsea, los cuales lucían con majestuosidad e imponentes anclados a unos cuantos metros de la playa.

 

En aquellos años, los vallartenses disfrutaban al máximo la llegada de esos barcos enormes que reactivaban el puerto y dejaban una buena derrama económica en divisas, y además, algunos tripulantes, entre ellos italianos y griegos, enamoraron a las nativas de este lugar, se casaron y dejaron sus  descendientes.

 

El muelle

El muelle fue construido en los años sesentas para el embarque y desembarque de materiales y personas que trabajaron el Set de la Noche de la Iguana, película filmada en 1963, llevando como protagonistas a Richard Burton, Ava Garner, Debora Kerr y Sue Lyon bajo la dirección de John Houston en el poblado de Mismaloya.

 

En ese entonces, dicha población costeña carecía de comunicación terrestre, por lo cual ese muelle fue punto de partida y llegada; posteriormente, frente a él se anclaron los barcos turísticos provenientes de Estados Unidos, para lo cual se daba servicio a los cientos de pasajeros que venían a disfrutar de esta bella región.

 

Durante más de tres décadas, el muelle funcionó hasta que por el tiempo empezó a deteriorarse, motivo por el  cual en la década de los noventa y con el objetivo de rescatar la Zona Romántica, un grupo de ciudadanos organizados, autoridades portuarias y empresarios del medio turístico, próximos a la playa de Los Muertos crearon un patronato destinado a recaudar fondos que permitieran su reconstrucción.

 

El inicio de la obra.

Fue el 20 de marzo de 1990 cuando dicho patronato firmó el contrato con la empresa ERSON para los trabajos, y recibió el primer cheque el Director de la misma, el ingeniero Javier Cámara, especialista en estas obras. Un mes después, el 29 de abril, se puso la primera piedra de lo que en ese entonces sería llamado el muelle Solidaridad, cuyo costo en un principio fue cotizado en 500 mil pesos siendo 690 mil con los que se concluyó el 7 de diciembre de 1990.

 

Los objetivos del muelle

La finalidad de la obra era buscar el movimiento necesario para detonar dicha zona en la que se encontraban, hoteles, tiendas, restaurantes, bares, y un sinnúmero de prestadores de servicios turísticos con diferentes actividades que se quejaban por la falta de turistas, que muchos casos los llevó a la quiebra.

 

Por otro parte, también se buscó limpiar el lugar en donde peligraban las personas que nadaban la playa Los Muertos, pues muchos se cortaban por los restos del otrora muelle que se sostenía por unos cuantos pilares de acero ya en corrosión.

 

El muelle de Los Muertos

El muelle tenía una longitud de 77 metros y un ancho de 3 metros contando con su plataforma llamada “Duque de Alba”. Fue así que se promovió la idea el tener Taxis acuáticos que a la fecha operan, aunque el objetivo primordial era crear diferentes muelles en la bahía para facilitar el tránsito de personas debido a las complicaciones que hoy en día se dan a consecuencia de movimiento del transporte terrestre, y su raquítica infraestructura vial.

 

En aquella época se tenían contemplados muelles en el Hotel Rosita al inicio de malecón (los planos se encuentran ya hechos para su construcción,) Mismaloya, Las Ánimas, Yelapa en Jalisco, en Nuevo Vallarta y Punta Mita Nayarit, precisamente para dar este servicio.

 

Fue así que tras 21 años de servicio, el viejo muelle Solidaridad dio paso a un nuevo proyecto que le dio un nuevo semblante de modernidad y progreso a la Zona Romántica.

 

El nuevo ícono de Puerto Vallarta

A un año de su construcción, el hoy llamado Muelle Los Muertos es una muestra de la evolución y desarrollo de este destino turístico, ofreciendo a los visitantes una atractiva y estilizada vista de lo que en conjunto con el nuevo malecón y las torres que dominan la costa de un renovado Puerto Vallarta, que no por nuevo, es mejor, y que por el contrario muestra claros signos de descomposición y de muestra queda la creciente crisis del centro vallartense, el corazón de la ciudad.