El informe Cuevas

Es de todos sabido que en los partidos políticos existen graves fracturas hacia su interior provocadas por la ambición del poder público y por el intenso egoísmo de cada uno de sus miembros. El Partido Acción Nacional no escapa a esa problemática que tanto destruye el tejido de esa institución política y que daña severamente su ideología fundada en el pensamiento, acentuadamente humanista, de uno de los doctores más grandes de la Iglesia Católica: Santo Tomás de Aquino.

Lo anterior conduce a la creación y propagación, casi endémica, de grupos y subgrupos cual si fuesen células cancerosas que se nutren del odio fratricida y de la codicia por el poder. Ello hace forzoso un cambio de actitud individual de sus propios miembros que debe consistir en: a) se abandone el voto corporativo y se elijan a los más aptos para ser candidatos; b) que aquellos que ya hayan desempeñado puestos públicos les den la oportunidad a otros que quieran participar; c) que se sometan a los principios de doctrina del partido y d) abrir al partido al pueblo en general y que todos los que lo deseen puedan ingresar a él.

En el caso del panista Cuevas García, al margen de situaciones personales, debe reconocérsele su carácter de diputado y como tal representa, ante un Congreso, la postura de un Partido. Sus compañeros de partido deben apoyarlo sin cortapisa alguna, pues se trata de estar cohesionados alrededor de un representante popular y del partido azul. La disciplina juega un papel fundamental.

Involucrarse en la crítica destructiva en contra de un miembro panista, cualquiera que éste sea, es ir en contra del partido y sumarse a la acción corrosiva de los enemigos del partido índigo. Se debe hacer crítica constructiva de frente al miembro y en una tribuna para tomar la opinión de los demás.

Y siguiendo con ese contexto es necesario recomendarle al parlamentario Cuevas cuide mucho sus relaciones con los miembros de otros partidos y especialmente con el actual presidente municipal pues su sola presencia le genera conflictos con la membresía panista quien, en última instancia, sería la base para cualquier aspiración del diputado.

Haber invitado a su informe a tan problemático personaje le ha provocado fuertes rechazos de sus compañeros de partido. De igual manera, el hecho de haberle pedido un local para su informe a un priista también originó la misma consecuencia. Alternar con los declarados enemigos acérrimos del PAN  daña su imagen y rotura cualquier proyecto político que en mente tenga el diputado.

Los enemigos son los enemigos y jamás se podrá esperar, de ellos, otra cosa más que la enemistad y el odio que devasta. Sea prudente tribuno Cuevas.

 

AMIGOS

 

Un reconocimiento, como uno de los mejores médicos internistas de la región, al doctor Luis Suárez López, quien atiende en el IMSS y en su consultorio privado allá en la Versalles. Es un honor ser amigo de él y más ser su paciente de tan distinguido y acertado galeno.

El odio suscita más odio.