Hasta no ver

Unas declaraciones del Fiscal de Jalisco, Luis Carlos Nájera, dan cuenta de que las denuncias penales presentadas contra la gente de la corrupta administración de Taylor, Emilio y los más de cuarenta ladrones, están en marcha.

Las declaraciones sorprenden, porque tanto el contralor Bañuelos Guardado como el gobernador Aristóteles Sandoval habían sido muy cautos en especificar sobre quiénes iban, “para no entorpecer las investigaciones”.

Ahora el Fiscal señaló al de construcción de escuelas, al de la promotora de vivienda, al del seguro popular y a un agente ministerial.

Peces gordos, pero chicos. Y ya peces advertidos. Si todavía no los tienen detenidos, ya volaron esos “angelitos azules”.

¿Y el de los Juegos Panamericanos? ¿Y Emilio y sus familiares? ¿Y Herbert Taylor?

Si tienen en la cárcel a Rodolfo Ocampo por cifras gruesas, pero ni cuándo de los miles de millones que andan bailando -nada más del último año, de lo estatal, le hacen cargos por más de siete mil millones de pesos- ¿van a quedar impunes el mientamadres Emilio González Márquez y su jefe, socio e instructor Herbert Taylor?

Claro que los sinvergüenzas que lucraron desde el gobierno panista, hasta pagando por “embarazos” de un señor a un elegante hospital de la Zona Metropolitana de Guadalajara, aun con el tiempo que han tenido para, como los gatos, tapar toda su suciedad, merece y deben estar tras las rejas, aparte de regresar lo que se llevaron. Pero, comparado con los peces gordos, esos fueron sinvergüenzas menores.

Pero además, para poder hacer lo que hicieron y llevarse lo que se llevaron, debieron contar si no con la complicidad, a lo menos con el disimulo del Gobernador y del patrón del Gobernador que era Taylor, como fue público y notorio. No robaban solos, ni en despoblado, ni por su cuenta.

Suponemos que han estado investigando las líneas ascendentes de esas corrupciones. Por mucho menos traen al mar traer a ex gobernadores en Aguascalientes, Tabasco y otros Estados.

¿Se animarán, por fin, a meterlos a la cárcel y a obligarlos a restituir? Hasta no ver.