La fiebre tifoidea, muy común entre nosotros…

Estimados amigos, comúnmente este cuadro se presenta con frecuencia en tiempos de calor, pero tampoco es infrecuente en invierno, por eso es que seleccionamos este cuadro, ya que está íntimamente ligado por la ingesta de alimentos contaminados y su expresión clínica en ocasiones es tan diversa que puede confundir a cualquier médico.

 

Recientemente, recibimos un paciente que presentaba como datos interesantes de esta enfermedad, únicamente dos manifestaciones; acentuada astenia  (sensación generalizada de cansancio, fatiga, debilidad física y psíquica) y en este caso especial se acompañó de manifestaciones de carácter psiquiátrico: ansiedad, nerviosismo, insomnio, irritabilidad, cambios en la conducta, agresividad, melancolía, etcétera. Razón por la cual cuando estos pacientes  acuden al médico con mucha facilidad puede existir confusión en el diagnostico, pero clínicamente el paciente está sufriendo.

 

Definición

La fiebre tifoidea o salmonelosis, es un proceso infecto contagioso  producido por enterobacterias del género salmonella, y que clásicamente su principal manifestación es una gastroenteritis aguda caracterizada por diarrea, nausea, vomito, dolor tipo cólico en abdomen, etcétera.

 

El término “Salmonelosis”, es una forma castellanizada del apellido Daniel Elmer Salmon (1850-1914), un veterinario de New Jersey, Estados Unidos, quien se caracterizó por ser estudioso de un grupo de bacterias conocidas como tífica y paratífica, denominándoseles Salmonella typhi, la denominación de Salmonella fue definida por el Bacteriólogo Francés Joseph León Marcel  Ligniéres, quien denominó así a estas bacterias, “Salmonelosis”.

 

Desde el punto de vista histórico, México ha tenido dos grandes epidemias de salmonelosis; una en 1972, y otra en 1983. La literatura mundial ha publicado que en el mundo se tiene alrededor de 6 millones de casos al año, y de estos ocurren 600,000 mil muertes. Según el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica,  en México se han presentado alrededor de 30,000 mil casos, lo que representa 10 casos por cada 100,000 habitantes, por lo que ha este padecimiento infeccioso se le considera endémico.

 

Por todo lo anterior, lo tanto debemos insistir en la promoción de la salud como medida preventiva con las siguientes recomendaciones:

 

  • Desinfectar el agua que se utiliza para beber (hirviéndola).
  • Cubrir los recipientes que almacenan agua.
  • Contar con un sistema de control y tratamiento de agua.
  • Manejar y procesar apropiadamente los alimentos (elaboración, conservación, transporte y venta).
  • Lavarse las  manos correctamente (principalmente todas aquellas personas que manejan, preparan o sirven alimentos).
  • Ingerir los alimentos cocidos y calientes.
  • Depositar la basura en recipientes cerrados.
  • Eliminar focos de atracción para moscas.
  • Disposición en lugares adecuados de excretas.

 

La Organización Mundial de la Salud, recomienda que deben vacunarse contra la salmonelosis, niños menores de dos años y adultos susceptibles de zonas endémicas, campos de refugiados o presidiarios, además de las personas que trabajan en los laboratorios clínicos y los trabajadores manejan sistemas de drenaje público.

 

El  diagnóstico

Debe ponerse mucha atención a aquellos pacientes que tengan fiebre persistente por varios días, astenia, adinamia, dolor de cabeza, etcétera, habiéndose descartado otros padecimientos.

 

El periodo de incubación de este padecimiento infeccioso es de 7 a 14 días, por lo que las pruebas de laboratorio esperadas como positivas serán en las primeras dos semanas.

 

Factores de riesgo.

Deben considerarse factores de riesgo tales como: el consumo individual o familiar de alimentos contaminados (alimentos de la calle), el mal saneamiento ambiental, la carencia de una buena vigilancia epidemiológica y la no capacitación del personal de salud, por lo que siempre debemos mantener medidas de control inmediato, como sería la cocción de alimentos, el lavado de las manos, el saneamiento del medio incluyendo una importante higienización de la vivienda  para evitar que lleguen a nuestro medio alimentos contaminados.

 

Desafortunadamente, es muy común en México que durante las campañas políticas, con la intención de hacer proselitismo, se han presentado casos agudos de intoxicación alimenticia masiva, como lo que sucedió en el mes de febrero del 2012: “Confirman en Guerrero a 660 personas que acudieron a un meeting político, los cuales presentaron diarrea y vomito intensos”, este hecho sucedió por consumir tortas de jamón y tacos de arroz con huevo luego de acompañar al alcalde de Chilapa a su registro como precandidato diputado. La Secretaria de Salud del estado de Gurrero confirmó que fueron 660 casos por Salmonelosis, haciéndose un tratamiento urgente y completo para rescatarlos de este cuadro agudo.

 

Tratamiento.

Está muy establecido que los antibióticos no modifican el curso clínico de la enfermedad, sin embargo la hidratación es el principal tratamiento de este cuadro infeccioso, utilizando soluciones intravenosas suficientes con electrolitos, los antibióticos solamente están indicados si existe el riesgo de expansión del proceso infeccioso y se convierta en septicemia, en caso de necesitarse lo antibióticos, podrán ser administrados por vía oral o vía intravenosa durante los primeros días hasta que la fiebre remita. Profilaxis y control para lograr la curación de estas enfermedades y prevenir que se desarrollen resistencias, es muy importante impedir el abuso de antibióticos, ya que pueden aparecer en algunos pacientes cepas de tipo multiresistentes, que después son difíciles de radicar.

 

La Organización Mundial de la Salud, ha dictado normas y directrices para impedir que las cepas resistentes a los antibióticos se expandan a través de medidas generales de higiene, control microbiológico de alimentos y agua, y atención importante a los animales (aves reproductoras, bovinos), que son reservorios de esta bacteria, por lo que también es importante hacer una vigilancia muy cercana de la industria de los alimentos, principalmente en todo lo que corresponde a la cadena productiva alimentaria, desde la manipulación de la materia prima, hasta el alimento o producto final.

 

Es importante reiterar que los productos lácteos deben siempre estar sometidos a pasteurización antes del consumo humano. La Secretaria de Salud debe tener una vigilancia epidemiológica, ya que esta enfermedad puede llegar a producir una declaración obligatoria al momento de detectar estos casos y a tiempo antes de que se presenten epidemias. Pueden existir infecciones localizadas en algunos órganos o tejidos a nivel de articulaciones (Artritis) produciéndose dolores articulares de las zonas afectadas, puede producirse también casos de meningitis en niños la cual puede ser muy peligrosa, osteomielitis la cual se presenta en pacientes que tiene enfermedades crónicas como la diabetes  o algunas cola genopatías, ya que estos pacientes tienen su sistema inmunológico afectado o disminuido, pueden desarrollarse también cuadros neumónicos principalmente por diseminación linfática.

 

Por todo lo anterior, de nueva cuenta recordamos al artículo de la semana pasada; que en términos sencillos y generales la respuesta está en educación en salud tanto para el público en general, como para aquellas industrias de la cadena alimentaria, y por supuesto para todos aquellos negocios de la calle que deben exagerar y aumentar sus medidas preventivas para evitar que sean ellos los que diseminen este padecimiento infeccioso favoreciendo epidemias.

 

Este artículo fue escrito con la colaboración de la Dra. Estela Serratos y otros distinguidos miembros de Biomédica Center de Occidente. Si tiene usted alguna duda o comentario puede consultarnos al teléfono                     (322) 293-6161 o al correo electrónico; dr.morales@iibmedicalcenter.com o drmorales1999@gmail.com.