Con básculas alteradas 7 de cada 10 tortillerías

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) inició un operativo de vigilancia a las tortillerías, debido a alteraciones en las básculas que quitan hasta 20 gramos por cada kilo que las personas compran.

Hasta las 12.30 de la tarde de ayer (martes), 200 tortillerías fueron verificadas, de las cuales 31 fueron sancionadas con la suspensión de sus básculas, 28 recibieron medidas precautorias y 9 quedaron inmovilizadas.

De acuerdo con datos del organismo, el precio promedio del kilo de tortilla es de 12 pesos, aunque la falta más común es que las básculas están alteradas y los consumidores no reciben completo el kilo de tortillas.

Las multas para los establecimientos que no cumplan con lo establecido y reincidan en la falta, van de 5 mil a 25 mil pesos, así como la clausura parcial o definitiva de los comercios.

Las tortillerías no son sólo el blanco de vigilancia de la Profeco, sino que desde el 2013 este organismo intensificó sus operativos al sancionar a grandes marcas como Mc Donalds, Coca-Cola, Genomma Lab, Cinépolis y Six Flags, entre otras. Los motivos van desde publicidad engañosa hasta la falta de registro de sus contratos de adhesión.

En conferencia de prensa, Pedro Luis Benítez Vélez, encargado del despacho de la Profeco, informó que en 2013 las multas alcanzaron un monto por 600 millones 767 mil 462 pesos, cifra superior a la del 2012 de 599 millones 317 mil 492 pesos.

El especialista destacó que el aumento en el monto de multas, que a su vez muestra el incremento en el número de sanciones, se debió a un cambio en los lineamientos a vigilar que fuera intensificado en beneficio de los consumidores.

En este sentido detalló que previo al 2013 las autoridades no contemplaban la falta de difusión de precios a la vista de los establecimientos, lo que le ha costado multas a hoteles, restaurantes, bares y otros comercios.

Los giros de empresas más sancionadas en 2013 fueron telefonía, servicios de construcción, cocinas, restaurantes, bares y gasolineras.

Durante 2013, la Profeco realizó 745 procesos administrativos en gasolineras, de los cuales 349 recibieron sanciones e inmovilizaciones en sus bombas que dan abasto del producto a los automóviles.