Gente PV

Vivo el legado de Pedro Bravo Ruiz

A 25 años de su muerte, se mantiene vivo el legado del profesor Pedro Bravo Ruiz en el plantel educativo que lleva su nombre en la agencia municipal de Las Mojoneras, donde cientos de estudiantes acuden diariamente a las aulas de la Telesecundaria “Pedro Bravo Ruiz”, donde este lunes 10 de febrero se efectuó una ceremonia para recordar al también ex delegado de El Pitillal al cumplirse su XXV Aniversario Luctuoso.

 

Tal y como se realiza desde la apertura de este plantel en esa agencia municipal, se efectuó el evento en que se reconoce la labor en apoyo a la educación que hizo en vida, Pedro Bravo Ruiz, con la participación del personal docente, administrativo y alumnos, con lo que se mantienen vida la memoria de una persona que dedicó su vida a la enseñanza.

 

Testimonios de este trabajo son la existencia de cuatro escuelas de las que fue promotor para abrirlas y habilitarlas: la Genaro Padilla Ponce, Rafael Ramírez, Santa Cruz de Quelitán y en Paso Ancho, así como el apoyo irrestricto que dio a la Misión Cultural Rural No.163 que beneficio a miles y miles de niños, jóvenes y adultos, con cursos desde alfabetización hasta la capacitación en artes y oficios.

 

Aspectos y logros que ameritaron que a 6 años de que falleciera en la ciudad de Guadalajara, las autoridades educativas le impusieron su nombre a la Telesecundaria en Las Mojoneras que abrió  sus puertas en octubre de 1995.

 

Recordando al maestro

Pedro Bravo Ruiz, nació en junio 1944, en el poblado de Las Guasimas en el municipio de Talpa de Allende, hijo de Anastasio Bravo Avalos e Ignacia Ruiz Aguilar, quienes queriendo un mejor futuro para él aceptan que a los seis años de edad se lleva a vivir con su padrino Cruz Villaseñor a Talpa, bajo cuyo amparo puede cursar sus primeros estudios en la Escuela Emiliano Zapata, donde tiene como mentor a Genaro Padilla Ponce.

 

En esa escuela es donde recordaba le forjaron los principios de ser alguien útil en la vida, pero sabía que para poder cumplir esa misión tenía que prepararse, así una vez que llega a Puerto Vallarta, es que continúa su educación formal, mientras trabajaba en sufragar sus estudios, antes de lograr titularse como maestro trabajo en la incipiente industria turística en la legendaria discoteque “Las Margaritas”.

 

Ese anhelo de prepararse fue el acicate para que ya casado con Eduviges Carbajal, continuara sus estudios, primero en la Escuela Normal de Jalisco, y después la licenciatura en Educación Cívica y Sociales en la Escuela Normal Superior en Nayarit.

 

Ingresa  primero en el área administrativa en la ETI 3, oportunidad que le abre su compañero Ramón Michel, donde después pasaría a las aulas para impartir clases, su vocación de vida.

 

La inquietud por servir a la comunidad la canalizó también con la política, lo que lo lleva a convertirse en delegado de El Pitillal en mayo de 1980, posición donde como todo cargo público no faltaron detractores, sin embargo en el balance prevalece los beneficios que logró llevar a los habitantes de esa demarcación.

 

Pedro Bravo Ruiz, muere en Guadalajara, el 10 de febrero de 1989. Recibe varios reconocimientos post mortem que ha recibido, son un aliciente para su familia, como las ocasiones que egresados de la ETI 3 hayan impuesto a su generación el nombre del profesor, que una escuela en la zona rural lleve su nombre, la Telesecundaria de Mojoneras, donde desde 1996 cada año se efectúa una ceremonia para honrar la memoria de un profesor que cumplió con esa tarea que se impuso como proyecto de vida: ser útil.

 

Lección de vida que se repasa cada año al acudir a la Telesecundaria Pedro Bravo Ruiz, donde este lunes también acudieron como lo hacen desde hace 18 años, la familia Bravo Carbajal, entre ellos el ex presidente Javier Bravo Carbajal,  para entregar en nombre del profesor Bravo Ruiz, diversos apoyos a los a los alumnos del plantel, manteniendo así vivo su legado.