¿Cómo intentamos posicionarnos?

El sábado comí con un político norteamericano reconocido por su activismo, que nos puso a pensar sobre el futuro de la ciudad. Senador por California, autor de varios textos, catedrático, apasionado por Irlanda y conferencista, Tom Hayden vino a Vallarta invitado por el grupo de demócratas en el exterior.

Tuve la suerte que mi amiga Pilar Pérez, curadora y antigua amiga del senador, nos invitara a una comida donde también estaría el rector del CUC, el Dr. Marco Antonio Cortés Guardado, y el Arq. Abel Villa.

La idea centrarse en la cátedra John Huston  inaugurada en noviembre con la firma del convenio con la universidad irlandesa de York. Del Batallón de San Patricio, el viaje de Tom en plena guerra a Vietnam del Norte y el amor de los mexicanos por Trotski, pasamos a temas tan actuales como la situación de Venezuela, el futuro del petróleo en México y la situación  de la ciudad.

Puerto Vallarta debe explotar su relación con el cine y volver a posicionarse como un gran destino para la producción y rodaje de películas, dijo el político. El clima y el entorno son maravillosos.

Vallarta debe volver los ojos a Hollywood. Necesitan una persona experta en cine, dedicada a promover el destino entre las productoras de Los Angeles. Que viva allá.

Antes tuvimos un comisionado de cine y aún viviendo aquí logró atraer a un par de producciones a la ciudad. Interesante la visión de alguien que ha estado cerca del cine.

Su actual esposa Barbara Williams es actriz y antes estuvo casado con Jane Fonda con quien tuvo un hijo que es también actor. Comentó que actualmente Troy trabaja en Miami porque la ciudad les ha brindado todo tipo de facilidades para que fueran a filmar allí una serie de televisión durante ocho meses.

La ciudad les paga hasta el hotel, les dan boletos para ir a ver a los Miami Heats y los Delfines de Miami, con tal de que estén allí.

Entonces viene la pregunta que algún día nos hiciera también un español experto en desarrollo sustentable y urbanismo que vino a impartir una conferencia hace más de un año. Vallarta qué tipo de destino es o quiere ser. Y la respuesta se atora porque no podría definir qué caracteriza a Vallarta.

Caccia, mi admirado columnista de El Norte dice que Nueva York quiere posicionarse como la capital mundial de los bienes raíces,  Puebla aspira a ser la ciudad del conocimiento, pero el resto del país, de las ciudades, a qué le tiran, se pregunta.

En Vallarta no sabemos bien qué tipo de destino queremos ser. Estamos un poco confundidos en la forma de posicionarnos, porque una cosa son las campañas de publicidad y otra la realidad que aquí se vive. Interesante las observaciones que hacen quienes desde el conocimiento ven nuestra ciudad con otros ojos.

Y si queremos promover el destino en el exterior, hay que pensar lo que ellos quieren y buscan y no lo que nosotros creemos ellos buscan.

Ojalá tengamos la capacidad de contemplar a Vallarta desde el mundo, con ideas que nos ayuden a concebir un concepto de ciudad a largo plazo, más allá de partidos y colores.

La ciudad está fragmentada en todos sentidos. Hay un Vallarta progresivo, otro recesivo, uno pujante como en la zona romántica y otro decadente como en el centro. Uno que vende y otro que se remata. Uno que se presume y otro que se esconde. Uno que gana dinero y otro que pierde.

Urge reconstruir los fragmentos para posicionarnos como un todo bajo un mismo concepto.

O usted ¿cómo lo ve?