La Reforma Energética y su cuantiosa inversión en publicidad

A pesar de los tiempos difíciles y de que existen tiempos oficiales de transmisión gratuita para que el Estado emita sus mensajes en los medios de comunicación (30 minutos diarios, sin costo, en todas las estaciones de radio y canales de televisión abierta), la Secretaría de Energía (SENER) firmó contratos con 18 medios de comunicación que en total engloban $353.5 millones de pesos para la promoción y difusión de la aprobación de la Reforma Energética.

Dicho de otra manera, durante la campaña de 36 días que se realizó del 27 de Diciembre de 2013 al 31 de Enero de 2014, se invirtieron $9.8 millones de pesos diarios por concepto de servicio de inserciones en medios impresos, spots de radio y televisión, banners en diversos home pages y medios complementarios que difundieron los beneficios de la Reforma Energética.

De acuerdo con el Portal de Obligaciones de Transparencia de la SENER, la Organización Editorial Mexicana (OEM) fue la empresa más beneficiada al recibir $189.2 millones de pesos por difundir esta campaña. Haciendo cuentas, básicamente recibieron la nada despreciable cantidad de $5.2 millones de pesos diarios por parte del Gobierno Federal.

El diario El Universal fue la segunda empresa más beneficiada con un contrato firmado por $96.5 millones de pesos (equivalente a $2.6 millones de pesos diarios) y posteriormente aparece Grupo Imagen con $39.6 millones de pesos, es decir, $1.1 millones de pesos diarios. Los demás medios involucrados se repartieron el 8.2% restante de esa inversión.

Y ya que estamos hablando de altas cantidades de dinero invertidas en publicidad, PEMEX también firmó un contrato millonario con The Mates Contents por $11.4 millones de pesos para la producción de spots que se comenzaron a transmitir una vez que fue aprobada.

Esta Reforma Energética, que le abre las puertas a la inversión privada para abordar el sector petrolero, eléctrico y gas de México, fue promulgada por Enrique Peña Nieto el viernes 20 de diciembre de 2013 y entró en vigor al día siguiente. En un plazo de 10 días fue aprobada por la Cámara de Senadores, la de Diputados y 18 Congresos Locales.

Hacia finales del 2012, durante el período de transición, Peña Nieto prometió una iniciativa de ley para regular la asignación de publicidad en México, no obstante, oficialmente nunca se presentó ante el Congreso de la Unión.

Y es que este presupuesto, como muchos otros que han salido a la luz, es moralmente cuestionable. Mientras que nuestro país está sumido en una crisis económica y social que poco a poco va empujándonos hacia el abismo, la clase política se empeña en invertir cantidades estratosféricas en publicidad que bien se habrían podido aprovechar en tantas otras cosas más que a lo largo del tiempo hemos estado exigiendo como población.

Así pues, mientras no exista una ley que regule la forma en que nuestros gobernantes invierten en publicidad, seguiremos viendo casos tan ridículamente tristes como el del Gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, a quién tuvimos que ver hasta en la sopa cuando estuvo promocionando su Primer Informe de Gobierno.