El turismo puede ser el gran negocio para México

Las cifras nos entusiasman y las campanas se echan a vuelo. Proliferan los paladines que se arrogan los buenos resultados. Sin embargo, al igual que cuando no nos va tan bien, debieran analizarse las causas y los efectos de un fenómeno socio-económico global que es influido por innumerables factores; algunos controlables, otros no tanto. Sin embargo: sin datos no puede haber análisis.

En turismo le ha ido bien casi a todos los países que lo buscan, durante el 2013,  tanto en Europa como en Asía y hasta Suramérica. Entre todos ellos a México. El Secretario General de la Organización Mundial de Turismo (OMT) Taleb Rifai declaró en FITUR que el turismo mundial creció en 3.5% durante el 2013 mientras que España lo hizo en 8.7%.

Las declaraciones de la señora secretaria de Turismo Federal, así lo indican. “El año pasado fue el de mayor captación de divisas por concepto de turismo en la historia, aseguró la secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, quien precisó que no obstante aún no se tienen cifras oficiales finales, las cuales se darán a conocer en unas semanas, se puede afirmar ya que en 2013 la actividad turística del país superó ampliamente los 13 mil millones de dólares.

“Los principales indicadores del sector registraron un alza importante durante el año pasado. El turismo creció por encima del desempeño mostrado en otras ramas de la economía: captación de divisas, llegada de turistas vía aérea y en gasto promedio”, enfatizó.

En 2012, el ingreso por visitantes internacionales a México se ubicó en 12 mil 720 millones de dólares, y la barrera de los 13 mil mdd en años recientes solo se superó en 2008, cuando la cifra se ubicó en 13 mil 369 mdd”. Aun y todo México ocupará el lugar 15 en el ranking mundial ya que habría sido rebasado por nuevos jugadores como Ucrania y Tailandia, que como Turquía cuentas con fuertes atractivos para fortalecer su competitividad.

Omite mencionar la funcionaria que a algunos otros países competidores de México les ha ido mejor.  Ni por asomo sugiere que el remonte del turismo se debe en mucho a la economía mundial que ha mejorado. Es por ello que deberían analizarse las causas reales del cambio. Esto sin minimizar los esfuerzos y la gran actividad que ha desplegado el Consejo de Promoción Turística de México (CPTM).

El turismo es una actividad altamente vulnerable, al grado que un presidente de la republica la calificó de “Actividad frívola”, más sin embargo la afectan las condiciones económicas de los países emisores; el tipo de cambio de moneda entre los países emisores  y anfitriones, las condiciones de seguridad y de salubridad y a nivel local: la infraestructura y la calidad de sus servicios,  medida en su relación calidad-precio.

Lo  anterior es una de las razones,  de la caída del turismo <entre otras> o en nuestro país, que perdió competitividad  y en particular en nuestra región que representa un producto dual: dos destinos vacacionales flamantes como pueden ser Nuevo Vallarta y Punta Mita junto a una ciudad con características diferentes susceptibles de mejorarse en cuanto a su infraestructura y problemas sociales y urbanos. Cualquiera que analice el comportamiento del desarrollo en las tres grandes áreas que comprende la Bahía de Banderas: Puerto Vallarta, Nuevo Vallarta y Punta Mita, podrá advertir cómo el mayor crecimiento se va dando hacía el norte del río Ameca. Según la publicación del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) en su reporte de agosto a agosto del 2013, la ocupación promedio de Puerto Vallarta habría sido  de 61.3% Vs. 72.2% de Nuevo Vallarta.

Es de esperarse que la oferta de alojamiento turístico, gastronomía e infraestructura para el ocio se desarrolle con mayor calidad en  la Riviera Nayarit, al tiempo que los niveles de ocupación y tarifa hotelera rebasen los indicadores de Puerto Vallarta donde la hotelería se ha avejentado y la unidad del sector no se ha conseguido.

Tan importante como la recuperación de los niveles de ocupación hotelera y un tanto del gasto turístico y los ingresos por ese concepto al país, sería no “dormirse en sus laureles”.  La imagen de México en el concurso mundial – Marca País- aún debe mejorarse. MARCA PAÍS Y TURISMO: UN ESFUERZO SINCRONIZADO fue uno de los temas en FITUR.

Tenemos una ley federal de turismo sin reglamento, obsoleta aún sin estrenarse y el nuevo concepto del turismo global exige reglas, normas y aplicación de las mismas de manera que los beneficios del turismo se derramen en las comunidades anfitrionas; que el rendimiento se multiplique en las actividades comerciales de la comunidad y deje de centralizare en unos cuantos.

Una ojeada a la ley de turismo de las Islas Baleares en España comparándola con nuestra Ley General de Turismo (LGT)  nos muestra el rezago enorme en que nos encontramos en esa materia.  El turismo en México sigue siendo una actividad económica estratégica y de capital importancia social, pero sin un marco legal que fomente su desarrollo de una manera planeada y controlada. Depender, como se pretende en algunos centros vacacionales de la espontanea “amabilidad del mexicano”; de su “tradicional hospitalidad”  sería una dependencia pueril, sobre todo ante los cambios en el comportamiento social de las nuevas generaciones que han perdido mucho de la mística de nuestra hospitalidad   frente a  la sempiterna crisis económica que encuentra más víctimas en los estratos sociales que sostienen los servicios turísticos.

A tres años de promulgada y publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la Ley General de Turismo (LGT) -que le daría dientes a la Secretaría de Turismo (Sectur)- ha estado en el congelador, debido a que no hay recursos económicos para implementarla y porque la publicación de su reglamento está parada por un tema legal.

El reglamento de la ley que está listo desde el 4 de enero de 2011 no ha sido publicado por razones presupuestales dado que la Sectur ha informado a la Cámara de Diputados que su publicación depende de la reestructura administrativa de la dependencia, como lo marca el cuarto artículo transitorio de la Ley.

En el panel “Leyes para el Turismo ¿Qué sobra? ¿Qué falta?” del X Foro Nacional de Turismo, se resaltó la incongruencia de que se hayan invertido millones de pesos en campañas de promoción para revertir la mala imagen del país, mientras que  la autoridad no es capaz de regular el sector turístico y la falta de legalidad obstaculiza el sano desarrollo de la actividad. En el Congreso del estado de Jalisco se aprueban leyes sobre la actividad turística incompletas y de una utilidad cuestionable pues dejan fuera actividades claves del turismo como es la restauración a todos sus niveles. El turismo no solo son hoteles, los restaurantes y la gastronomía también son turismo. Los operadores de turismo receptivo, el comercio turístico,  la transportación pública, son todo parte de la industria del turismo. ¿Por qué entonces ignorarlos en las leyes que pretenden normar la actividad?

A nivel local sucede algo parecido; en el trienio anterior se aprobó un Reglamento Municipal de Turismo mismo que se encuentra en la congeladora por razones no expuestas por el gobierno municipal. Mientras tanto actividades como la hotelería informal alcanza ya números cercanos a la formal con el consabido daño no solo a la hotelería sino a la sociedad en su conjunto.

Son loables los esfuerzos coordinados que se han llevado a cabo entre los líderes de la industria a ambos lados del rio Ameca y el apoyo recibido de los entes federales y estatales. Ha sido un esfuerzo económico y organizativo ejemplar e histórico. Sin embargo   los resultados esperados no se han alcanzado en su totalidad sobre todo en la recuperación de asientos de avión, pero el plan camina.

 Algo que debería preocupar a las autoridades y a los inversionistas a todos los niveles es que los organismos promotores del turismo se actualicen. Se requieren estructuras institucionales que permanezcan más allá de los individuos o personas. Si queremos que el turismo siga siendo un buen negocio para México, debe ser bueno para todos.

NOTICIAS DE ESPAÑA

La Organización Mundial del Turismo ha afirmado recientemente que, sea cual sea el ajuste final entre ingresos y gastos, el balance turístico de España es el mejor del mundo, y lo cifra en más de 30.000 millones de euros.

No se equivoca este organismo internacional cuando afirma que España posee, en el Turismo, una de las industrias más fuertes y capaces para convertirse en ariete de la recuperación económica.

Acabamos de cerrar un año récord en el que hemos rozado los 58 millones de turistas, que gastaron más de 55.000 millones de euros, y nuestras expectativas para 2013 son positivas. Pero esto no quiere decir que el Turismo lo pueda aguantar todo o que las cifras de éxito de temporadas anteriores nos aseguren el éxito futuro. Todo lo contrario. Hay que esforzarse aún más.

UN LECTOR ESCRIBE SOBRE VAIL

“EL PUEBLO ESTÁ HERMOSO, todos los edificios viejos los derrumban y sobre esos predios se construyen los nuevos edificios con instalaciones modernas, pero guardando las fachadas típicas de VAIL, que no son nada fuera de lo normal, comparándolas con los pueblos de los países europeos que si tienen un valor histórico, restaurantes y bares, de primera calidad, renovándose cada año: boutiques y tiendas con todo tipo de artículos de venta, pieles, joyas, ropa de marca, etc. (porque el centro comercial está en otro sitio fuera del pueblo) el trasporte de primera, porque todo el pueblo es peatonal, todo está impecable, limpio, seguro e higiénico y en orden, a pesar de la nieve y el lodazal que queda después de que se derrite.
El servicio que le brindan los hoteles, condominios y los restaurantes o cafeterías en la montaña, normal, por no decir que la mayoría de los servicios son autoservicio, no hay botones que le ayuden a subir las maletas o las bolsas de súper mercado, etc. etc. (el súper mercado más cerca del pueblo ya lo movieron más lejos y allí construyeron unos condominios) les importa mucho cuidar la imagen, y la belleza del lugar y no lo dejan crecer. El pueblo esta como fue construido originalmente. Se apegan mucho a su plan de desarrollo.

Pero lo a que voy, y en esto quiero puntualizar, en las líneas áreas, hay tanta demanda de los tapatíos por ir esquiar, que una agencia de viajes renta aviones de AEROMEXICO, como chárter para llevar y traer a los tapatíos a VAIL.

En la única junta que tuvimos con el secretario de turismo, se le recalcó la urgencia de traer líneas áreas a este destino al costo que fuera, y Ud. sabe que si hay demanda por un lugar automáticamente habrá aviones para servir ese destino, pero como la mayoría de los que estuvieron en la junta son gerentes del hoteles de todo incluido, lo único que les interesa es llenar su hotel, Y NO LES IMPORTA PUERTO VALLARTA, y son aves de paso. Ahí está el resultado del híbrido del centro de convenciones, los gerentes que lo apoyaron a morir, ya no están en PV, y tenemos el elefante blanco, en la peor ubicación… igualmente los desarrolladores de condominios y casas, ya vendieron y ya se fueron con grandes capitales, dejando un gran problema de infraestructura a esta ciudad, ES UNA TERRIBLE PESADILLA, PORQUE AUNQUE LA CIUDAD DE CANCUN, ESTE LLENA DE TURISMO DE LO QUE FUE A LO QUE ES ACTUALMENTE, NO QUEDA NADA, TURISMO DE QUINTA, CUANDO OTROS PAÍSES VAN POR EL TURISMO DE LOS RICOS Y MILLONARIOS, que dejan una gran derrama económica a todos los sectores , está como ejemplo RUSIA, LOS PAÍSES BÁLTICOS, CROACIA, PRAGA. LA INDIA…”.

(*) El autor es analista turístico, presidente de la Asociación Mexicana de Expresidentes Empresariales de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas A.C., expresidente de Canirac, exdirector de Hoteles Camino Real, miembro de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística y fundador del capítulo Puerto Vallarta de la Chaine des Rotisseurs.