Escuchó Aristóteles a empresarios en su 4º aniversario

Con estricta invitación y con el nombre de los invitados en cada lugar, fue el 4º aniversario de los empresarios Puerto Vallarta y Bahía de Banderas, organismo que preside Enrique Tron. Estuvo en esta comida el gobernador Aristóteles Sandoval con funcionarios de su gabinete.

Esto fue el viernes, un día cargado de eventos, entre otros la entrega de Distintivos H, Distintivos M, Calidad Punto y Entrega de Registro de Turismo, además de la inauguración del hotel Holiday Inn Express.

Cubrir tantos eventos para quienes andamos tras la noticia, nos fue imposible. Además el detalle que no fuimos requeridos en el evento de los empresarios, “simplemente no hay lugar para informadores”, dijo claramente la señorita Miramontes, gerente de ese instituto.

Nos pudimos enterar, sin embargo que el gobernador escuchó a todos los que quisieron tomar el micrófono y se reiteró, entre otras cosas, las necesidades de Puerto Vallarta en infraestructura.

Terminar la carretera de Jala a la zona turística, seguridad para evitar casos como el de Ajijic y como los de Bahía de Banderas donde se dan con frecuencia secuestros, un hospital de zona con suficiente capacidad para atender a los cinco municipios colindantes con Puerto Vallarta.

Se dieron esperanzas, pero el gobernador no estaba preparado para dar respuestas que hicieran sentir seguridad a los habitantes de este municipio ni al resto de los municipios de Jalisco. Del de enfrente ya se encargará su gobernador Roberto Sandoval…Si llega a escucharlos.

La comida fue, sin embargo, de buenas formas. Aristóteles Sandoval, se llevó todas las inquietudes y resolverá de acuerdo a las posibilidades de su gobierno.

En lo que toca a la seguridad, el esfuerzo es conjunto con el gobierno federal, pero se descubren cada vez cosas peores. El crimen en Ajijic a una escritora y su compañero, se tiene ya al asesino confeso, pero hay otros casos en Jalisco y en Puerto Vallarta que son para alarmarse.

Tratándose de nuestro destino turístico la situación es verdaderamente grave. Secuestros, sobre todo a gente del campo y extorsiones son muy frecuentes y causan alarma en toda la población.

La tarea de seguridad es apremiante, lo que ocurre en Acapulco, Veracruz y en Michoacán hacen que los vallartenses tengan las barbas en remojo desde hace varios meses.

 

En Bahía de Banderas

 

El gobernador de Nayarit no es muy afecto a escuchar a los empresarios de la Riviera Nayarit y de Bahía de Banderas. Viene especialmente de vacaciones o a visitar al Canelo Álvarez cuando lo invita a descansar luego de una pelea.

Casualmente, ahora mismo debe estar preparando maletas para viajar a Las Vegas para estar, como la vez anterior, cerca del Canelo para apoyarlo en su pelea contra el Perro Angulo.

Su gran afición al boxeo es muy grande y apoya al Canelo y a otros peleadores nayaritas que destacan. No se ve mal que lo haga, pero de vez en cuando debe escuchar los problemas de esta región, que es la joya de la corona de todo Nayarit en materia de turismo.

Y por el sur de su estado, hay requerimientos para apoyar a los productores agrícolas y hasta a la Cruz Roja, que si bien no es su obligación sí es de su competencia, por supuesto, se debe tomar en cuenta que la benemérita institución carece de todo… Desde gasolina para las ambulancias, hasta asistencia de médico y medicinas.

Los empresarios deben buscar ser escuchados por el gobernador de Nayarit. O ya de perdida, acompañarlo a Las Vegas a ver la pelea del Canelo Álvarez contra el Perro Aguayo. Estar cerca del peleador para darle masajes en la espalda y estar en su esquina, pueden convencerlo para que haga algo en Bahía de Banderas.