Como revertir el envejecimiento en el ser humano…

Estimados amigos, siempre ha sido un sueño para todo ser humano evitar el envejecimiento; la historia nos ha señalado muchos ejemplos, como sucedió en el año 1575 cuando el español Juan Ponce de León llegó a la Florida en busca de la Fuentes de la Eterna Juventud, no se sabe qué tanto éxito tuvo, pero si lo logró, posiblemente fue debido a que fue muy cuidadoso con su salud, haciendo ejercicio, tomando hierbas medicinales, provenzales y aromáticas entre otras  buscando el bienestar y la detención del envejecimiento.

 

En 1890 el famoso autor irlandés Oscar Wilde, publicó su novela el Retrato de Dorian Gray con la única intención de entretener a sus fanáticos lectores que buscaban la fuente de la juventud.

 

El proceso de envejecimiento.

Como ustedes recordaran, el ser humano desde tiempos inmemoriales ha buscado de muchas formas de cómo no hacerse viejo, pero la fisiología celular de una persona normal es muy clara y convincente; cuando un bebé recién nacido llega al mundo, tiene la capacidad de producir 8 veces más células madre que una persona adulta, y es la razón por la que rápidamente crece y se desarrolla hasta cumplir 18 años, y es entonces que empieza a correr el tiempo, ya que su Medula Ósea empezará lentamente a producir menos células madre, y por lo tanto las células que se estarán produciendo van a ir primordialmente a los órganos más importantes como son el cerebro, los pulmones, el hígado, los riñones e incluso el intestino, y dejando para el último, por si llegaran a sobrar células madre, a la piel, razón por la cual va tornándose más áspera, más frágil, y por supuesto más arrugada, porque ya no existe la suficiente cantidad de células madre que reemplacen a la estructura anatómica  de la piel que se considera el mayor órgano del cuerpo humano, y que sirve como barrera protectora contra el medio externo.

 

La piel

Una piel que ha perdido su elasticidad y es más frágil, va fácilmente a permitir la entrada de microorganismos y otras agresiones que la van deteriorando, pudiendo fácilmente compararse la piel de un bebé recién nacido que es suave, tersa y bella, con la de una persona de más de 7 décadas que se encuentra muy deteriorada,  seca y con tendencia a las arrugas, porque van perdiéndose lentamente las estructuras anatómicas de la piel como son la epidermis,  la dermis y la hipodermis.

 

La piel tiene otros anexos como son el cabello, las uñas, las glándulas sebáceas y las glándulas sudoríparas. Las células madre adultas que produce la medula ósea son siempre indiferenciadas y se encuentran en constante multiplicación para remplazar a las células dañadas o deterioradas, lo que permite que las personas puedan permanecer muchos años en buena apariencia si tienen los cuidados necesarios como una buena nutrición y no estar expuesta a los agentes externos dañinos como el sol ni al estrés. Estos pequeños detalles son muy importantes en la lucha contra el envejecimiento y la extensión de la vida.

 

Por todo lo anterior, debemos mejorar la tecnología relacionada con las células madre para utilizarlas y poder lograr una mayor sobrevida con mejor apariencia, logrando revertir los efectos del envejecimiento, llamándosele a esto Virología del Desarrollo, pues si entendiéramos el desarrollo celular, entenderíamos el desarrollo del envejecimiento, incluyéndose todo lo relacionado con la telomerasa.

 

Los telomeros

Su cuerpo está compuesto por alrededor de 10 billones de células, cada una de ellas contienen los cromosomas que contienen los genes, llamándosele telomero a la extremidad de cada brazo del cromosoma,  y cuando este telomero es corto, la sobrevida no es muy larga, pero si el telomero es muy largo las posibilidades de vivir más de 100 años son muy altas.

 

Los telomeros se empiezan a cortar cada vez que una célula se divide hasta reducirse  de una longitud de 15 mil bases en el momento de la concepción del bebé en el seno materno, y ya en la edad adulta o la vejez, los telomeros se habrán reducido hasta unas 5 mil bases y se va muriendo por vejez, por lo tanto la telomerasa adquiere una gran importancia ya que es una enzima que está implicada en la reparación de los extremos de los cromosomas impidiendo el acortamiento de los telomeros.

 

Un novedoso programa antienvejecimiento

Nuestra institución ha desarrollado o modificado tecnologías con la única finalidad de extraer células madre de la medula ósea de la persona en un programa de antienvejecimiento, expandiendo estas células madre “invitro” en el laboratorio para posteriormente regresarlas en forma multiplicada y fortalecida al organismo de la persona en cuestión, utilizando para ella los canales naturales; las arterias para entregar grandes concentrados de células (millones) que tiene la finalidad de reemplazar a las células dañadas o deterioradas que hacen que un órgano tenga fallas, como es el caso del páncreas que ya no produce insulina, o del hígado que ya no es capaz de eliminar las sustancias toxicas, o del cerebro que pierde conectividad neurotransmisora apareciendo enfermedades propias de la vejez  como son la diabetes, la insuficiencia del hígado o de otros órganos, y por supuesto, las alteración neurológicas donde existe un gran deterioro de la función  de las células del sistema nervioso central como sería el caso de la enfermedad del Alzhéimer, la enfermedad del Parkinson u otras alteraciones como la esclerosis múltiple o la esclerosis lateral amiotrofica.

 

En el caso de la piel, las células madre autologas a medida que se envejece la piel, empieza adelgazarse y a perder elasticidad por que disminuyen las capas de colágeno, lo que produce tendencia a las arrugas, pero utilizando una fracción de células madre obtenidas de la medula  ósea de la persona y mezcladas al 50% con factores de crecimiento derivado de las plaquetas, se obtendrá una buena señalización entre las células implantadas con las células que van a reemplazarse, dando como resultado una mejoría en la elasticidad de la piel, un aumento  del colágeno necesario, resultando en un piel que recobra su tersura y elasticidad.

 

El papel de las células madre.

La utilización de las células madre y de los factores de crecimiento derivados de las plaquetas, obtenidos ambos de la propia persona, van a ser muy útiles y no tendrán ningún peligro de rechazo, ya que el sistema inmune de la persona reconoce como propias a estas células, y por lo tanto no son capaces de reaccionar como extrañas.

 

El tema para entender el envejecimiento  es muy amplio,  pero se debe tener siempre conocimiento de lo más elemental en fisiología, biología celular, bioquímica, etcétera para entender este maravilloso procedimiento de reemplazo celular, prácticamente en forma automática como sucede cuando por alguna razón alguien sufre una herida, en forma automática la medula ósea estará produciendo  suficiente cantidad de células madre para tratar de ayudar en la reparación de los tejidos dañados, dejando como consecuencia quizás una pequeña cicatriz que podrá tener tendencia a desaparecer con el tiempo.

 

Este artículo fue escrito en colaboración  de prestigiados especialistas y de la Dra. Estela Serratos y miembros distinguidos del Instituto de Investigaciones Biomédicas. Cualquier pregunta o comentario llámenos o escribanos al: 322-293-6161 O al correo: dr.morales@iibmedicalcenter.com.