La enfermedad de Alzheimer

Estimados amigos,  en el presente siglo es muy normal estar conscientes de que nuestra comunidad puede sufrir de enfermedades muy comunes como el dengue,  pero pueden presentarse padecimientos neurológicos muy incapacitantes como es el caso de la Enfermedad del Párkinson, o el famoso Alzheimer.

 

Este articulo se los dedicamos a una paciente que recientemente nos expresó sus dudas a través de una consulta en relación a esta enfermedad que es reconocible fácilmente, ya que es muy compleja y en su inicio cuesta trabajo confirmar que se es portador de este trastorno neurológico, sin embargo se pueden notar algunos indicios como las bromas referidas a la pérdida de memoria  porque se nos olvidan cosas muy simples que en una persona normal prácticamente sería imposible.

 

Sucesos de la vida diaria.

Un ejemplo de esto sucedió hace unas semanas, en un noticiero comunicaron un hecho realmente difícil de creer; un padre llevó al cine a su hija pequeña y la dejó cómodamente sentada en la butaca comiéndose sus palomitas, y por alguna razón personal recibió una llamada que le hizo salir del cine intempestivamente y se olvidó que dejó a su hija en el cine, por lo que alternar la función, la niña fue entregada a las autoridades para que a su vez la protegieran y buscaran a sus familiares para detectar si este señor tenía incipientes manifestaciones de Alzheimer, o de plano desde esa fecha se evidenció su alteración neurológica.

 

Desde el punto de vista clínico, todas las personas mayores de 55 años deberían ser valoradas inicialmente con una entrevista médica para una evaluación completa, ya que no existe una sola prueba que demuestre que esta persona es portadora de enfermedad de Alzheimer, únicamente cuando fallece y se practican cortes anatómicos del cerebro y son revisados por un anatonomopatólogo para que certifique el diagnostico Post Mortem en los cortes de sección de cerebro que se encuentran con alteraciones que confirman definitivamente la enfermedad de Alzheimer.

 

Diagnóstico.

El paciente al acudir al médico debe revisar todos los antecedentes, confirmando o descartando la presencia de otros padecimientos metabólicos o neurológicos decomitantes que pudieran confundirse con la enfermedad principal. Durante ese interrogatorio deberá incluirse el antecedente sobre qué medicamentos está tomando el paciente, y si existen algunos otros miembros de la familia que tengan o hayan padecido este cuadro.

 

El médico encargado de la revisión inicial de los pacientes que sospechen que sean portadores de este mal, le preguntará a ellos acerca de su condición nutricional, si son adictos al alcohol o alguna droga, les revisará su cavidad oral buscando que tengan o no, incrustaciones de amalgamas, por lo tanto lo que un examen clínico completo puede proporcionarnos en información y sustentado en pruebas de laboratorio muy especificas pueden ser muy útiles para identificar   todas las condiciones patológicas que pudieran precisarse y confirmar la enfermedad de Alzheimer como causa de una incipiente pérdida de memoria, confusión mental, incipiente signos de demencia, además de poder presentarse también manifestaciones de estado depresivo y otras muchas condiciones patológicas incluyendo anemia, y por supuesto estas personas mayores de edad pueden tener otras patologías concomitantes como daño en riñones o en hígado, así como padecimientos cardiovasculares intercurrentes e incluso alteraciones de la glándula tiroides; por fortuna para los pacientes que sufren de Alzheimer existen ya actualmente en Mexico diferentes organizaciones ciudadanas, redes sociales y otras facilidades para estar en comunicación y proporcionar la ayuda a estos pacientes.

 

Factores genéticos.

Como es bien conocido, existen muchos factores, principalmente genéticos que deben ser identificados, estos genes que hacen que esas personas tengan un mayor riesgo para desarrollar esta enfermedad.

 

El laboratorio de genética,  actualmente cuenta con un perfil de varias pruebas,  como ha sido el caso de la identificación de los genes de riesgo como son la APOE-e4 que se considera el riesgo más importante, el ser poseedor de una mutación genética no es  dato preciso de diagnóstico, simplemente es una señal inequívoca de tener un mayor riesgo.

 

Existen también  genes determinantes identificados como portadores de la Enfermedad de Alzheimer Autosómica Dominante. Existen casos de familias con este factor especifico genético que se presenta en ellas, y que da lugar a que este cuadro se presente en etapas más tempranas, en la mayoría de los casos a las personas no les importa hacerse pruebas, porque aparentemente viven más felices al ignorar que tienen ese riesgo.

 

Consulte a su médico.

Si usted tiene una amistad o un familiar, con un cuadro clínico que pueda sugerir que se trate de una Enfermedad de Alzheimer, debe acudir con un especialista para que le haga un examen neurológico minucioso y poder hacer el diagnóstico diferencial con otros padecimientos del Sistema Nervioso Central, tales como tumores cerebrales, alteraciones cerebrovasculares, incipiente embolismo cerebral, acumulación de liquido cefalorraquídeo en forma patológica, entre otros. Todos estos cuadros pueden afectar la memoria o el pensamiento, o incluso pueden aparentar ser un estado depresivo.

 

En el examen clínico, el especialista revisará cuidadosamente todos los reflejos  miotaticos, la coordinación, el tono, la fuerza y la capacidad muscular, deben revisarse cuidadosamente el movimiento de los ojos, así como su expresión su lenguaje, la coordinación de sus palabras e ideas,  y por supuesto desde el punto de vista de imagenologia se le debe de solicitar al paciente un estudio de resonancia magnética, con la única finalidad de certificar qué tipo de daños se pueden encontrar en las estructuras cerebrales para estudiar las condiciones mentales de una persona (valoración del estado demencial) que son muy útiles para precisar el grado de deterioro o avance de esta enfermedad, existiendo siempre una relación muy estrecha entre el médico y el paciente para que esta persona tenga confianza y sea mejor evaluada en las pruebas para valorar el estado mental que tienen que ver con la  memoria, así como la capacidad para resolver problemas simples y otras habilidades de pensamiento tan sencillas como preguntarle si conoce el paciente la fecha, la hora y el lugar donde se encuentra, así como solicitarle que haga algunos cálculos sencillos para conocer cotidianamente sus habilidades mentales.

 

Examen de Estado Mini Mental.

El Examen de Estado Mini Mental (MMSE) por sus siglas en inglés, permite evaluar las habilidades mentales de una persona teniendo como máxima una calificación de 30 puntos, en el caso de una puntuación de 20 a 24 puede sugerir de una demencia leve de 13 a 20 puntos sugiere demencia moderada así como una puntuación de menos de 12 nos indica una demencia severa. También debe valorarse con mucho detalle las condiciones del estado de ánimo, ya que estos pacientes con mucha facilidad entran en estado de depresión importante.

 

El médico examinador  precisará con detalle las condiciones de ánimo del paciente que pueden variar, desde muy optimista con sensación de bienestar, hasta muy pesimista y con importante estado de depresión; puede también perderse el interés por la vida, ser más acentuado la perdida de la memoria  por lo que debe tener uno especial cuidado en la valoración clínica de estos pacientes.

 

Cuando a un paciente se le practican estudios de imagenología, tales como resonancia magnética o tomografía computarizada de cráneo; estos estudios son muy útiles principalmente para confirmar o descartar  otras patologías que tienen otro pronóstico y otro manejo terapéutico.

 

Es mejor prevenir.

Por lo tanto amigos, analicen en su entorno social o de trabajo, qué personas pudieran ser representativas de una incipiente presentación de manifestaciones de la Enfermedad de Alzheimer, y entonces recomendarles que acudan hacerse una revisión completa, sobre todo cuando son personas que en sus manos está la responsabilidad de tomar grandes decisiones, y ya que conozca quiénes serían los amigos, compañeros o familiares que pudieran presentar alguna de estas incipientes manifestaciones de Alzheimer, podrán ustedes orientarlos y dirigirlos a un tratamiento innovador y novedoso  que pueda revertir este padecimiento, y con esto lograr una mayor calidad de vida y una más larga sobrevida.

 

Actualmente, una famosa artista española sufre intensamente de la Enfermedad de Alzheimer, se trata de Carmen Sevilla, quien cantó a dúo con Pedro Infante y participó en películas mexicanas también con Jorge Negrete, hoy en día se encuentra en un asilo, pobre y sin recursos y con un avanzado Alzheimer.

 

Este artículo fue escrito en colaboración  de prestigiados especialistas, y de la Dra. Estela Serratos, miembros distinguidos del Instituto de Investigaciones Biomédicas. Cualquier pregunta o comentario llámenos o escribanos al: 322-293-6161 O al correo: dr.morales@iibmedicalcenter.com.