Cómo podemos reducir el riesgo de adquirir cancer…

Estimados amigos, en México el cáncer es un gran problema de salud pública,  todos los días nos enteramos que alguien de nuestros amigos es portador de la enfermedad y se encuentra bajo tratamiento, por supuesto, bajo muchas tensiones porque tiene la amenaza de que puede acabar con su vida a pesar de los tratamientos convencionales llevados a cabo correctamente.

 

Como ustedes saben, el cáncer es una enfermedad maligna en la que existen alteraciones morfológicas y funcionales por una proliferación descontrolada y anormal de células que por alguna razón han presentado mutaciones, desplazando a las células normales con gran destrucción de los tejidos involucrados, y con la posibilidad de hacer siembras de células malignas a distancia, afectando otros órganos del organismo  en los humanos.

 

El cáncer en cifras.

Según la Organización Mundial de la Salud, es la primera causa de muerte a nivel mundial a la que se le atribuyen cerca de 7 millones de defunciones, estimándose que para el año 2015 pudieran morir cerca de 100 millones por este proceso maligno en el mundo.

 

Habiéndose confirmado que la mortalidad más alta actualmente es la del cáncer de pulmón, seguido muy de cerca por tumoraciones del Hígado, Colon y Estomago. Ellos también publican que según el género, los hombres sufren de cáncer de Pulmón, Hígado, Colon-Recto, Estómago y Próstata; y las mujeres padecen de cáncer de Mama, Pulmón, Colon-Recto y Cuello Uterino.

 

Prevención.

Este artículo tiene la misión de orientar con conocimientos básicos para identificar los posibles riesgos para que se presente un cáncer y también para ser detectados en etapa temprana y poder proveerles de un tratamiento integral con el cual pudieran curarse muchos pacientes, y de no ser así, cuando menos intentar prolongar la sobrevida, y simultáneamente mejorar la calidad de la misma, ya que se ha comprobado que los tratamientos llamados tradicionales de la oncología; tales como la radioterapia, la quimioterapia y la cirugía, no han sido suficientes para retener o erradicar esta amenaza.

 

El día de ayer recibimos en consulta a una jovencita que fue referida por presentar Síndrome Infiltrativo (presencia de Ganglios Linfáticos aumentados de tamaño a nivel de área linfoportadoras de cabeza y cuello), y la gran angustia de su madre la cual refirió que ella fue tratada de un proceso maligno durante más de 3 años y a su vez también informó que varios de sus ancestros habían muerto de cancer.

 

Esta es una razón por la que debemos estar muy alertas para conocer nuestros orígenes genéticos, de los que nada podemos hacer, ya que son factores predisponentes que no pueden ser alterados o cambiados, sin embargo, sí podemos cambiar algunos hábitos que nos puedan beneficiar para no tener el riesgo del desarrollo del cancer; son muy sencillos y fáciles de llevar

 

Reglas de salud preventiva.

A continuación algunas reglas de salud preventiva:

1. No comer o consumir alimentos preparados a la parrilla, expuestos directamente al carbón, ya que se despiden múltiples partículas derivadas de los hidrocarburos utilizados. 2. Evite el comer o ingerir alimentos fritos con aceites, ya que quemarse estos aceites en las cacerolas, también se está ingiriendo componentes cancerígenos producto de la descomposición de estos aceites hidrocarbonados que favorecen importantes cambios a nivel celular.

3. Por favor no fume, ya que está perfectamente comprobada la relación íntima del tabaco no nada más con el cancer del pulmón, sino con otros cánceres a nivel de cavidad oral  o de vías digestivas.

4. No se exponga al sol en  periodos prolongados, porque también está comprobado el potente efecto de los rayos ultravioleta a nivel de la piel favoreciendo la aparición de diferente tipo de cancer de piel.

 

Factores de riesgo.

En forma selectiva podemos hablar sobre cuáles serían las medidas preventivas de los cánceres más frecuentemente observados en México, pero antes deberíamos hacernos las siguientes preguntas:

 

¿Cuántos años tiene usted?, ¿Tiene usted sobrepeso?, ¿Tiene algún familiar directo que haya fallecido o actualmente tenga cancer?, ¿Cuántas porciones de vegetales verdes comemos todos los días?, ¿Qué tanto nos alimentamos con frutas frescas?, ¿Qué tanta carne roja usted acostumbra comer?, ¿Qué productos cárnicos procesados con sustancias químicas para su conservación tales como Salami, jamones, chorizo, etcétera consume? Todas estas son preguntas que debemos hacernos todos los días, y en caso de tener malos hábitos debemos cambiarlos.

 

Por todo lo anterior tenemos muchas maneras de identificar estos hábitos para pensar si realmente estamos en riesgo de que se desarrolle un cáncer, y por supuesto tendremos la oportunidad de reducir este riesgo.

 

En el caso del cáncer de mama, que es más común que se presenta en las mujeres actualmente, puede afectar a una de cada 8 mujeres cuando se tienen más de 40 años, por lo tanto, como medida preventiva es recomendable se practique una mamografía cuando menos una vez al año, y simultáneamente todas las mujeres deben, en la intimidad de su recamara, revisarse minuciosamente delante de un espejo ambos senos divididos en cuadrantes superiores e inferiores, externos e internos, palpándose cuidadosamente ambos senos en búsqueda de detectar presencia de tumores onodolos que normalmente no deben de estar. Asimismo, debe tratar de exprimirse el pezón ligeramente para ver si sale alguna secreción o sangre que de la cual pudiera sospechar.

 

Finalmente debe observarse cuidadosamente la piel, que debe ser siempre tersa y suave, y no debe de tener una lesión como las que se presentan en el cáncer cuando la piel presenta alteraciones que semejan una cascara de naranja.

 

En relación a la incidencia de cáncer del sexo masculino, en Mexico las estadísticas indican que la población masculina tiene una gran incidencia de cáncer de próstata, pero además este núcleo de población sufre de otro tipo de tumores con una elevada frecuencia, como son los canceres de tráquea, bronquios y por supuesto el cancer de pulmón.

 

Cada año según las estadísticas, se ha ido incrementando la incidencia, por eso este articulo tiene la finalidad de orientar para que ya se tomen medidas amplias de tipo preventivo, lo que significa que se incrementen los hábitos en salud principalmente relacionados con nutrición adecuada, ejercicios físicos, eliminación del estrés y el no disponerse a los agentes tóxicos del medio ambiente; y por supuesto eliminar las amalgamas hechas con metales pesados.

 

De acuerdo a las estadísticas en Mexico se han identificado con certeza como factores de riesgo el sobrepeso y la  obesidad, ya que se ha considerado que esta conexión metabólica favorece al aumento de la incidencia o del riesgo de conducir a un proceso maligno, se ha demostrado también que la obesidad también está asociada a un aumento de la mortalidad por cancer principalmente el de origen Hepático y Pancreático, por lo tanto está demostrado que debemos inculcar una cultura  de educación y responsabilidad en salud para evitar estos factores de riesgos.

 

Este artículo fue escrito en colaboración de prestigiados especialistas y de la Dra. Estela Serratos miembros distinguidos del Instituto de Investigaciones Biomédicas. Cualquier pregunta o comentario llámenos o escribanos al: 322-293-6161 o al correo: dr.morales@iibmedicalcenter.com.