Las maravillosas funciones del cerebro

Estimados amigos, hablar de las funciones del cerebro sin  mencionar a Leonardo Da vinci  es un gran error, este  personaje, de  los clásicos del renacimiento,  autor de obras tan famosas como la Mona Lisa, creador de múltiples inventos y otras tantas genialidades, fue un consumado anatomista quen dibujó con exactos y  finos detalles el cerebro humano,  describiendo en sus trazos cada parte de esta maravillosa estructura humana, mostrando cada región anatómica y lo que significaba para el control de nuestro cuerpo, llamándolo en esas épocas a el equivalente de un neurocientificos.

 

El vigilante sin descanso.

Nuestro cerebro está pendiente de todos los detalles de nuestra vida cotidiana, por ejemplo si usted se encuentra muy ocupado en una reunión de trabajo y simultáneamente su cerebro está pensando cómo resolver los pendientes de sus hijos, la reunión de padre de familia de las escuelas de sus hijos, está pendiente de todos los detalles, revisar el carro con el mecánico, comprar algunos encargos del mercado y resolver los cotidianos problemas, algunas veces el cerebro nos saca de quicio y envía señales a nuestra cara que se pone roja o pálida, nos hace a veces juguetear con  nuestras  manos algún objeto como una expresión de nerviosismo y a veces de plano se nos va la onda, debemos reconocer que el cerebro de la mujer es muy diferente al del hombre, la mujer puede ir manejando un carro estándar,  pintarse el ojo, hablar por el celular con la comadre y estar atenta al tráfico y prácticamente sin riesgo de provocar un accidente, gracias a las habilidades de su cerebro femenino, esto no sucede con el hombre que debe concentrarse cuando va manejando y que no quiere que lo interrumpa porque puede provocar un accidente, por lo tanto en esta vida moderna, siempre de prisa  permite que nuestro cerebro siempre este muy activo de día o de noche, ya que tiene la misión de controlar todo lo que hacemos, todo lo que sentimos y lo que pensamos.

 

El cerebro de un bebe recién nacido prácticamente es liso, es como un cuaderno en blanco, pero conforme va teniendo experiencias visuales, táctiles, olfatorias o auditivas, su cerebro empieza a crear circunvoluciones  en su estructura dejando de ser liso entre más se aprende y entonces poder comprender y reaccionar para cubrir todas nuestras necesidades, él nos dice a qué horas es la hora de comer, de defecar, de orinar o de descansar, ya que él controla nuestro reloj biológico, asimismo, el cerebro controla los ciclos circadianos, lo que permite que el ser humano pueda sincronizar todos sus ritmos en el medio ambiente por un periodo entre 20 y 30 horas, donde están íntimamente ligados los ciclos de la luz y de la temperatura.

 

La glándula hipófisis, es una estructura nerviosa que se encuentra en la base del cerebro, y está dedicada a producir múltiples tipos de hormonas que son las que regulan el crecimiento del ser humano, el metabolismo celular, la reproducción, etcétera, esta glándula es muy compleja y se encuentra situada exactamente en la silla turca del hueso esfenoides en la base del cráneo, se conecta con el hipotálamo a través del tallo hipofisario.

 

El hipotálamo  es la región del cerebro más importante, y es la encargada de la coordinación de todas las conductas, regulando la liberación de las hormonas de la  hipófisis, tiene la delicada misión de mantenernos en una temperatura de 36.5 °C, y nos guía con sus ordenes de las funciones  de todos nuestros órganos, regulando las funciones  viscerales autónomas y las funciones endocrinas, pudiendo regular también la liberación de endorfinas  que son péptidos que funcionan como neurotransmisores.

 

Su acción nos produce sensación de bienestar, alegría, optimismo así como las sensaciones gratas  del afecto y del amor, en cambio también regula las catecolaminas que tienen un efecto completamente contrario;  como es el caso de la adrenalina, la noradrenalina y la dopamina  estas son producidas por las glándulas suprarrenales y su efecto es a nivel de las terminación nerviosas o neurotrasmisores, al liberarse estos péptidos se asocia al efecto del estrés e incluso puede existir un deseo importante de comer y en consecuencia favorece la obesidad, en otras palabras,  podemos comparar al cerebro como un potente ordenador central que controla todas las funciones de nuestro cuerpo y que es capaz de enviar y recibir mensajes a cualquier parte de nuestros tejidos, órganos o sistemas con mucha precisión y perfectamente sincronizados.

 

 

Un ejemplo de esto si usted se encuentra plácidamente durmiendo y un mosco le pica en una de sus extremidades, el cerebro recibe esta agresión, se pone alerta e inmediatamente en forma automática emite una señal a la mano correspondiente  para que esa mano proceda  a eliminar lo que nos está haciendo molestia  (un manotazo). Por lo tanto, aun sin considerar otras importantes regiones anatómicas del cerebro como la corteza, que es el tejido que cubre la superficie de ambos cerebros cerebrales, y es en esta región donde ocurre la imaginación la percepción, el pensamiento, el juicio y las decisiones, claro el cerebro debe estar suficientemente informado para no confundirse y tomar decisiones erróneas.

 

El tamaño del cerebro.

Después de conocer todas sus maravillosas funciones  para su tamaño, que es relativamente pequeño ya que su peso es de 1.200 a 1.400 gramos, proporcionándole una superficie adicional gracias a la cantidad de importante de pliegues y surcos para poder almacenar toda la información. Una prolongación del cerebro o del sistema nervioso central es la medula espinal que mide en promedio 45 cm de largo y no más de 2 cm de grosor, está situada exactamente  a todo lo largo de la columna vertebral, emergiendo de esta medula espinal  los nervios y sus ramificaciones que van a todo el cuerpo humano y se le denomina sistema nervioso periférico.

 

El cerebro y la medula espinal siempre van a estar resguardados tanto por los huesos del cráneo como por las vertebras para que no sean fácilmente lastimados o lesionados, existen también capas membranosas llamadas meninges y el liquido céfalo raquídeo que ayudan hacer un sistema de amortización  y de protección a  este dedicado tejido.

 

Cuide su cerebro.

Con toda esta descripción de la importancia de las funciones del cerebro, debemos siempre ser muy cuidadosos para evitar dañarlo, ya que estas estructuras son muy frágiles y desafortunadamente un traumatismo cráneo encefálico puede dejar secuelas serias o incluso pueden causar la muerte por hemorragia en este delicado compartimento, asimismo,  un traumatismos a nivel de columna vertebral puede producir una importante sección medular que inactive todas las funciones de los miembros y órganos hacia debajo de la sección, tal como lo hemos visto en muchos atletas o personas que han sufrido accidentes y/o traumatismos que han dejado secuelas permanentes.

 

Este artículo fue escrito con la colaboración de la Dra. Estela Serratos y otros distinguidos miembros de Biomédica Center de Occidente. Si tiene usted alguna duda o comentario puede consultarnos al teléfono                     (322) 293-6161 o al correo electrónico; dr.morales@iibmedicalcenter.com o drmorales1999@gmail.com.